Australia pide a China unirse a condena global de invasión rusa a Ucrania | El Mundo | DW | 07.03.2022
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Australia pide a China unirse a condena global de invasión rusa a Ucrania

"Ningún país tiene un mayor impacto en Rusia que China", recordó el primer ministro australiano, Scott Morrison.

El primer ministro australiano, Scott Morrison, pidió a China este lunes (07.03.2022) que honre su compromiso con la paz mundial y use su gran influencia sobre Moscú para condenar la invasión rusa a Ucrania e imponer sanciones en línea con la comunidad internacional.

"El mundo lleva mucho tiempo escuchando las palabras de China sobre su compromiso con la paz mundial y el respeto a la soberanía y la integridad territorial. Le corresponde a China, en este punto bisagra de la historia, demostrar que son más que palabras", dijo Morrison en un discurso virtual en el Instituto Lowy de Sídney.

"Ningún país tiene un mayor impacto en Rusia que China", recalcó Morrison al elogiar, en contraste, los esfuerzos "concertados" de países europeos como Alemania, Suecia y Finlandia para hacer frente al "aventurarismo autócrata" del presidente ruso, Vladimir Putin.

Hasta la fecha, China se ha abstenido de pronunciarse en las recientes votaciones del Consejo de Seguridad y la Asamblea General de la ONU para condenar la invasión rusa de Ucrania, así como ha expresado su oposición a los castigos unilaterales de sanciones impuestos por Estados Unidos, Europa y otros países de occidente.

Morrison también volvió a criticar a China por "lanzar un salvavidas a Rusia" al relajar todas las restricciones comerciales al trigo ruso tras la invasión y por pretender que existe "una equivalencia de intereses" y una causa "legítima" detrás de la invasión ordenada por Putin.

Las declaraciones del mandatario australiano ocurren después de que este fin de semana el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, presionara en una llamada telefónica a su homólogo chino, Wang Yi, para que Pekín, que tradicionalmente defiende la soberanía territorial de las naciones, sea más crítico frente a Moscú.

Morrison, quien habló el fin de semana con el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, para reiterar el apoyo de su gobierno, anunció el martes pasado unos 70 millones de dólares australianos (unos 50,8 millones de dólares estadounidenses o 45,4 millones de euros) para financiar la capacidad militar ucraniana frente a la agresión rusa.

Asimismo destinará unos 35 millones de dólares australianos (unos 25,4 millones de dólares estadounidenses o 27,7 millones de euros) en ayuda humanitaria, así como ha tramitado unos 1.700 visados y prevé brindar otras del tipo temporal o permanente a los más de 1,7 millones de ucranianos que han huido del conflicto, según Morrison.

gs (efe, reuters, afp)

Corredores humanitarios aún cerrados

DW recomienda