Australia extiende confinamiento en Brisbane por COVID-19 | El Mundo | DW | 02.08.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Australia extiende confinamiento en Brisbane por COVID-19

Las autoridades reportan 13 nuevos casos de la variante delta, lo que mantiene preocupación en ese país.

Las autoridades australianas extendieron desde este lunes (02.08.2021) el confinamiento de Brisbane, la tercera ciudad más poblada del país, junto a otras diez comunidades aledañas, hasta el domingo 8 de agosto, tras reportar 13 nuevos casos de la variante delta.

Unos 3,8 millones de habitantes del sureste del estado de Queensland, a la que pertenece Brisbane así como los turísticos balnearios de Gold Coast y Sunshine Coast, se encuentran confinados desde el sábado por un brote con la variante delta que totaliza 31 contagios comunitarios.

Las autoridades sanitarias, que esperan que los ocho días de confinamiento permitan rastrear todos los contactos para ponerlos en cuarentena, desconocen cómo saltó el virus desde dos viajeros que llegaron a Brisbane procedentes de Indonesia y Reino Unido.

Siete semanas de crisis por variante delta

"No sé dónde está el eslabón perdido. Solo sé que tenemos a dos personas que llegaron del extranjero al aeropuerto de Brisbane el 29 de junio y posteriormente detectamos que otras dos que se habían contagiado con la variante delta", explicó Jeannette Young, jefa de Salud de Queensland.

Australia afronta desde hace unas siete semanas una crisis por la irrupción de la variante delta que fue detectada a mediados de junio pasado en Sídney, y que se filtró a otras partes del territorio, aunque las propagaciones fueron controladas por confinamientos rápidos y estrictos. 

Las autoridades del estado de Nueva Gales del Sur reportaron este lunes 207 casos y un fallecido por este brote de Sídney, la ciudad más poblada de Australia y que está confinada, junto a otras comunidades aledañas, entre el 26 de junio al 27 de agosto.

El país oceánico, que mantiene sus fronteras cerradas desde marzo de 2020, acumula casi 34.500 contagios de COVID-19 y 925 fallecidos desde el inicio de la pandemia y ha administrado la primera dosis de vacunas contra COVID-19 a un 40 por ciento de su población adulta, de un total de más de 25 millones, y la pauta completa a un 19 por ciento.

mg (efe, Reuters)

Ver el video 02:54

Australia: la cuarentena desata auge inmobiliario en el campo

DW recomienda