Australia decreta estado de emergencia por incendios forestales | El Mundo | DW | 19.12.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Australia decreta estado de emergencia por incendios forestales

El fuego consume los bosques de Nueva Gales del Sur desde hace semanas, por lo que varios equipos de bomberos y otras instituciones trabajan para sofocarlo.

Las autoridades australianas declararon este jueves (19.12.2019) emergencia durante siete días en el estado de Nueva Gales del Sur, cuya capital es Sídney, después de que se registraran temperaturas récord que favorecen los incendios gigantescos.

La primera ministra de ese estado del sudeste de la isla continente, Gladys Berejiklian, justificó la decisión por "condiciones meteorológicas catastróficas". Es la segunda vez que se declara el estado de emergencia en Nueva Gales del Sur desde el comienzo de la temporada de incendios en septiembre.

 Un centenar de fuegos forestales asolan Nueva Gales del Sur desde hace semanas, de los cuales la mitad siguen sin control, provocando nubes de humo tóxico que alcanzaron Sídney, la ciudad más grande de Australia.

El martes fue, según la Oficina Meteorológica Nacional, el día más caluroso en Australia desde que se dispone de datos, con un promedio nacional de las temperaturas máximas de 40,9 °C. El récord anterior se remonta a enero de 2013 y fue de 40,3 °C, recuerda la oficina.  

Buschbrände in Australien

El fuego se registra desde hace varias semanas, provocado por las altas temperaturas que se reportan en ese país.

Varios equipos luchan contra el fuego

Más de 2.000 bomberos luchan contra el fuego con la ayuda de militares y de equipos de otras partes del país y de Canadá. Un equipo de intervención rápida de un centenar de hombres está en alerta, listo para desplegarse en los focos más peligrosos "dada la magnitud y complejidad de algunos de estos incendios, y las condiciones climáticas extremas previstas para el día ", afirmó Shane Fitzsimmons, jefe del servicio rural de incendios de Nueva Gales del Sur.

 En la zona de Sídney se esperan las peores condiciones, con temperaturas abrasadoras y un índice de riesgo de incendio muy alto, precisó Fitzsimmons. Las organizaciones médicas advirtieron el lunes de que Sídney se enfrenta a una "emergencia de salud pública" por los gases tóxicos que envuelven la ciudad desde hace semanas.

Los hospitales han constatado un aumento significativo de pacientes en el servicio de urgencias con problemas respiratorios, y un incremento del 80% en los ingresos el 10 de diciembre, cuando la calidad del aire fue la peor de los últimos días.

mg (afp, The Sidney Morning Herald)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

 

DW recomienda