Aung San Suu Kyi, transferida a una prisión de la capital birmana | El Mundo | DW | 23.06.2022
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Aung San Suu Kyi, transferida a una prisión de la capital birmana

La derrocada líder del país estaba en arresto domiciliario desde 2021, pero fue trasladada a un complejo penitenciario de Naipyidó en régimen de aislamiento, anunció el jueves la junta militar en el poder.

Un manifestante porta una imagen de Aung San Suu Kyi durante las manifestaciones que siguieron al golpe de estado en febrero del año pasado.

Un manifestante porta una imagen de Aung San Suu Kyi durante las manifestaciones que siguieron al golpe de estado en febrero del año pasado.

"Conforme a las leyes penales (...) se la mantiene en régimen de aislamiento en la cárcel", anunció este jueves (23.06.2022) sobre la derrocada presidenta de Birmania, Aung San Suu Kyi el portavoz de la junta militar en el poder, Zaw Min Tun, a través de un comunicado. Los procesos judiciales pendientes serán juzgados en una nueva instalación construida en el recinto de la prisión.

Desde que fuera apartada del poder con un golpe de Estado el año pasado, Suu Kyi estaba en arresto domiciliario en un lugar secreto de Naipyidó, acompañada por varias personas que trabajan en la casa y su perro, según fuentes cercanas. La ganadora del premio Nobel de la Paz, de 77 años, solo salió de este lugar para asistir a audiencias de su juicio, en el que cada uno de los 11 cargos de corrupción a los que se enfrenta se castiga con hasta 15 años de prisión. También ha sido acusada de fraude electoral y de violar la Ley de Secretos Oficiales.

Sus abogados no pueden dirigirse a los medios y los periodistas no están autorizados a asistir a su juicio. Bajo el régimen de otra junta militar precedente, la líder birmana pasó largos años en arresto domiciliario en su casa familiar en Rangún, la ciudad más importante del país. Desde que fue derrocada el año pasado, sus relaciones con el mundo exterior se limitan a breves encuentros con sus abogados antes de las audiencias. Activistas de derechos humanos tildan el juicio de mero espectáculo.

En los últimos meses, la líder ya fue condenada a 11 años de cárcel tras ser declarada culpable de corrupción, incitación a la violencia y violación de las reglas sanitarias decretadas con motivo de la pandemia de coronavirus, así como de no respetar la ley sobre las telecomunicaciones. Un funcionario que adelantó la noticia bajo condición de anonimato dijo que la intención del gobierno era ponerla en aislamiento desde que recibió su primera condena el año pasado, pero que hubo que esperar hasta que las nuevas instalaciones en la prisión principal de la capital estuvieran terminadas.

lgc (afp/dpa/ap)

El general Min Aung Hlaing, jefe de la junta militar, durante un desfile el pasado 27 de marzo.

El general Min Aung Hlaing, jefe de la junta militar, durante un desfile el pasado 27 de marzo, Día de las Fuerzas Armadas en Birmania.

DW recomienda