Atlantis: “Fin de una era, pero no de los viajes espaciales” | Ciencia y Ecología | DW | 21.07.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Ciencia y Ecología

Atlantis: “Fin de una era, pero no de los viajes espaciales”

El último regreso a la Tierra del transbordador espacial Atlantis no es el fin de la navegación espacial estadounidense, dice Gerd Gruppe, experto del Centro Aeroespacial Alemán, en entrevista con Deutsche Welle.

default

Transbordador espacial Altantis. El fin de una era.

El transbordador espacial "Atlantis" aterrizó por última vez hoy (21.07.2011), con cuatro astronautas a bordo, en la estación de Cabo Cañaveral en Florida, lo que supone el fin de la era de los transbordadores estadounidenses tripulados.

El paracaídas del transbordador ralentizó la marcha hasta parar en una pista iluminada antes del amanecer, ante la mirada de cientos de empleados de la NASA e invitados en el centro espacial de Florida y en el centro de control en Houston. Sobre este tema, Deutsche Welle consultó al Dr. Gerd Gruppe, experto del Centro Aeroespacial Alemán.
Deutsche Welle: ¿Cuál fue su pensamiento al ver el último lanzamiento de un transbordador espacial?
Gerd Gruppe: Estaba emocionado, aunque generalmente -como muchos ingenieros- tengo mis reservas. Pero la precisión técnica y la fuerza de este tipo de lanzamientos me impresionaron. Incluso a cuatro kilómetros de distancia se puede sentir la presión del sonido del cohete. Y, sobre todo, el entusiasmo compartido de la gente. En total, tengo a mi haber cinco pruebas de lanzamiento y dos lanzamientos. La última vez estuve presente en el 2008 cuando despegó el laboratorio aeroespacial Columbus hacia la Estación Espacial Internacional (EEI).
¿Qué significa para la navegación espacial estadounidense que ya no haya un programa de transbordadores espaciales, y que no esté decidido su reemplazo?
Astronaut Thomas Reiter Flash-Galerie

Naves espaciales y astronautas seguirán viajando al espacio, dice experto alemán. (Archivo)

Es un gran hito. El transbordador siempre fue un símbolo de la superioridad tecnológica y conceptual de los estadounidenses. El ex jefe de la NASA Daniel S. Goldin dijo una vez que "lo que hace grandes a los estadounidenses son las visiones y los héroes". Creo que en este aspecto son superiores a los europeos. El transbordador tenía estos dos elementos. Por eso se puede hablar del fin de una era.

¿Tienen los alemanes y otros europeos una oportunidad para igualar esta superioridad de los estadounidenses?
No se puede copiar el origen de la historia del transbordador espacial sin tener en cuenta otros sucesos. En esto siempre hubo de trasfondo una competencia de los sistemas políticos. El transbordador espacial contribuyó a que los viajes espaciales tripulados se volvieran cotidianos. En este sentido, el último vuelo del Atlantis es un gran hito. Por ahora no veo ninguna otra nación que pueda levantar un proyecto similar; en principio por razones financieras.
¿Qué significa el fin de este programa para los viajes alemanes espaciales tripulados, teniendo en cuenta que también hubo astronautas germanos?
Es un tema complicado, pero no se ha dejado de lado. Alexander Gerst es un astronauta alemán plenamente capacitado. La EEI seguirá funcionando hasta el 2020. Así como todavía están asegurados los viajes tripulados de los rusos, y los no tripulados por parte de los europeos con el transportador espacial automático (ATV por sus siglas en alemán). Es decir, que sigue habiendo astronautas, lo que conlleva a la fantasía de los jóvenes y a que se interesen por las ciencias naturales.
¿Serán ahora los viajes espaciales más internacionales?
Dr. Gerd Gruppe

Dr. Gerd Gruppe, miembro de la Junta Directiva del Centro Aerospacial Alemán.

El programa de transbordadores es específicamente estadounidense, así como la EEI es otro gran logro de ellos. Pero esto no reduce la importancia de los grandes logros de los rusos en su construcción y abastecimiento. Los japoneses y los europeos también aportaron a su éxito, incluyendo a los alemanes con el módulo Columbus, que fue construido en Bremen y es controlado desde tierra germana. Por razones financieras muchos países tendrán que hacer grandes esfuerzos conjuntos si se quiere poner en marcha algo parecido después del 2020.

También cabe destacar que Alemania realiza muchos otros proyectos que no implican tripulación, como la navegacón satelital, la observación de la tierra desde el espacio en temas de clima y mares, o la implementación de sondas espaciales que buscan galaxias desconocidas. Así mismo, existe una tradición de muchos años de cooperación entre Alemania y Estados Unidos. El DLR y la NASA llevan a cabo más de cien proyectos conjuntos.
¿Presupone el fin del programa de transbordadores el fin de los viajes espaciales?
Ni el fin de los viajes espaciales, ni tampoco el de los viajes tripulados al espacio. Es cierto que se ha originado un vacío. Pero los viajes espaciales -también los estadounidenses- tienen una historia que va más allá de los transbordadores. Sin duda, los astronautas estadounidenses viajarán pronto de nuevo al espacio en naves espaciales más modernas, y seguro llegarán aún más lejos.
Autora: Christina Bergmann / Cristina Mendoza Weber
Editor: Enrique López

DW recomienda

Publicidad