Aterrizaje forzoso en Bielorrusia: ¿un caso con precedentes? | Europa | DW | 26.05.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa

Aterrizaje forzoso en Bielorrusia: ¿un caso con precedentes?

La UE y la OTAN están indignadas por el aterrizaje forzoso de un avión civil en Minsk. Rusia, por su parte, apunta a un incidente ocurrido en 2013 cuando Estados Unidos quiso detener a Edward Snowden.

¿Qué pasó?

La UE ha anunciado el endurecimiento de las sanciones contra Bielorrusia: entre otras cosas, el país quedará aislado del tráfico aéreo europeo. Los Estados de la UE y la alianza militar OTAN también piden una investigación internacional sobre el aterrizaje forzoso de un avión de Ryanair el domingo (23.05.2021), durante el cual fueron detenidos el bloguero disidente Roman Protasevich y su pareja.

Bielorrusia presionó al avión de pasajeros con un avión caza para que hiciera una escala en Minsk mientras se dirigía de Atenas a Vilnius en el espacio aéreo bielorruso, con Protasevich, que vive exiliado en Lituania, a bordo. Las autoridades bielorrusas afirman que el motivo fue una amenaza de bomba de la organización terrorista radical islámica Hamás, una explicación que ha suscitado el escepticismo internacional en vista de la detención de Protasevich.

Roman Protashevich, que vive en el exilio, se encuentra ahora detenido en Bielorrusia. (Foto de archivo).

Roman Protashevich, que vive en el exilio, se encuentra ahora detenido en Bielorrusia. (Foto de archivo).

¿Ha habido ya un caso similar?

Refiriéndose al incidente, el Secretario General de la OTAN, Jens Stoltenberg, habló de un incidente peligroso e inaceptable y de un secuestro por parte del Estado. La Presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, calificó el incidente en Twitter de "ataque a la democracia".

Por su parte, Rusia calificó de hipócritas las reacciones occidentales y estableció una comparación con la escala que hizo un avión de Evo Morales en 2013. A día de hoy, el curso exacto de esos acontecimientos no está del todo claro debido a las declaraciones contradictorias de las personas implicadas. Entonces, un avión del entonces presidente boliviano tuvo que hacer un aterrizaje no programado en Austria cuando volvía de Moscú para repostar, porque Francia, España y otros países de la UE habían cerrado su espacio aéreo al avión de Morales de forma precipitada.

La razón: según informaciones de Estados Unidos, se sospecha que el informante Edward Snowden, acusado de "traidor" en su país y buscado por este, estaba a bordo. Después de que no se encontrara al ex agente de inteligencia estadounidense durante un registro del avión, probablemente aprobado por Morales, el presidente de Bolivia continuó su viaje. La naturaleza legal del incidente también fue discutida en su momento con la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Organización de Estados Americanos (OEA), criticando la parada forzada. Los políticos europeos, en cambio, se mantuvieron reticentes en cuanto a críticas.

Edward Snowden reveló las prácticas de espionaje de EE. UU. en 2013. Actualmente vive en el exilio ruso.

Edward Snowden reveló las prácticas de espionaje de EE. UU. en 2013. Actualmente vive en el exilio ruso.

¿Violación de los acuerdos internacionales?

En principio, según el Convenio de Chicago sobre Aviación Civil Internacional, los Estados pueden ordenar aterrizajes. Pero estos deben estar justificados y servir para evitar un riesgo de seguridad aún mayor que el que supone un aterrizaje no programado.

"Según los informes, sí, un avión militar se acercó al avión comercial. Eso es siempre algo peligroso, porque hay dos aviones que vuelan muy cerca el uno del otro y se comunican entre sí", dice Truxal, que es profesor de Derecho Aeroespacial en la Universidad de Leiden (Países Bajos).

La parada en Viena del avión de Evo Morales en 2013 es jurídicamente diferente, según el experto, "en el sentido de que no había ninguna amenaza para la seguridad del vuelo, ni imaginaria ni real". Según sus conocimientos, el avión había hecho escala en Viena para repostar porque no había recibido autorización de algunos países europeos para sobrevolar su territorio. "Eso es muy diferente a aterrizar un avión en situación de emergencia por una supuesta amenaza de bomba".

Francia, España y otros países tampoco habrían violado el Convenio de Chicago al cerrar su espacio aéreo al avión de Morales, dice Truxal. Eso se debe a que los aviones gubernamentales no están cubiertos por el Convenio de Chicago y siempre deben pedir autorización para sobrevolar el territorio de otro país.

¿Aplica la UE un doble rasero?

El aterrizaje forzoso del avión de Ryanair en Bielorrusia es solo hasta cierto punto legalmente comparable con la escala del avión de Morales en Viena en 2013. Sin embargo, en ambos casos puede haber habido violaciones de acuerdos internacionales, y la indignación actual en Occidente parece incomparablemente mayor que la de entonces.

La diversidad de reacciones europeas está, por un lado, ciertamente relacionada con el contexto geográfico del suceso: al fin y al cabo, el avión que aterrizó en Bielorrusia pertenece a una compañía aérea irlandesa que viajaba de un país Schengen a otro, con muchos pasajeros europeos a bordo.

Por otro lado, esta vez hubo mayores consecuencias en la práctica porque, efectivamente, se llevó a cabo un arresto, mientras que Edward Snowden no fue encontrado en el avión de Morales. Pero, ¿y si hubiera estado en él? Entonces, el escándalo probablemente habría sido mucho mayor, y los estados de la UE se habrían visto obligados a posicionarse con mayor claridad al respecto.

(gg/cp)

DW recomienda