Atentado en Kabul durante marcha conmemorativa de líder muyahidín | El Mundo | DW | 09.09.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Atentado en Kabul durante marcha conmemorativa de líder muyahidín

Al menos dos personas murieron y otras nueve resultaron heridas en una marcha de seguidores del guerrillero muyahidín afgano Ahmad Sha Masud, en conmemoración del XVII aniversario de su asesinato.

El atentado se produjo hacia las 15.00, hora local (10.30 GMT), en la plaza de Taimani, en el noroeste de la capital afgana, cuando un atacante suicida en motocicleta "se inmoló cerca del convoy de seguidores del héroe nacional Masud", afirmó el portavoz del Ministerio de Interior afgano, Najib Danish.

En el atentado murieron dos personas que formaban parte del convoy y otros nueve seguidores resultaron heridos, aseguró el portavoz de la Policía de Kabul, Hashmat Stanikzai.

Hoy se conmemoraban en Kabul los 17 años del asesinato del conocido como "León del Panjshir", en referencia al valle al norte de Kabul del que era originario, ocurrido en la provincia nororiental de Tajar, solo dos días antes de los atentados contra las Torres Gemelas en Nueva York.

Atentado suicida en Kabul durante marcha conmemorativa en honor a líder muyahidín. (Reuters/O. Sobhani)

Atentado suicida en Kabul durante marcha conmemorativa en honor a líder antitalibán.

Muyahidín asesinado

Ahmad Sha Masud empezó a forjar su leyenda durante la resistencia de los "muyahidines" afganos contra los soviéticos, que tuvieron en este auténtico experto en la guerra de guerrillas a su más duro adversario, pero la figura del legendario comandante empezó a enturbiarse a ojos de los afganos por su participación en el gobierno del país durante la década de 1990.

Masud, muyahidín afgano, asesinado dos días antes de los atentados contra las Torres Gemelas en Nueva York. (AP)

Masud, muyahidín afgano, asesinado dos días antes de los atentados contra las Torres Gemelas en Nueva York.

Además de los claroscuros de esta etapa en el Ejecutivo, derrocados por los talibanes en 1996, despiertan recelos sus relaciones con potencias occidentales que vieron en él un aliado para luchar contra los talibanes y capturar a Osama bin Laden.

Masud fue asesinado por dos supuestos periodistas de origen árabe que hicieron explotar una carga explosiva escondida en una cámara falsa, una acción que se ha relacionado con Al Qaeda aunque no hay pruebas definitivas de ese vínculo.

Tras la caída del régimen talibán dos meses después de su muerte, Masud fue elevado al altar de los héroes afganos por los nuevos gobernantes, en gran parte procedentes de la Alianza del Norte que lideraba el militar.

rml (efe, reuters, afp)

Publicidad