Ataques coordinados dejan más de 60 muertos en Irak | El Mundo | DW | 10.08.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Ataques coordinados dejan más de 60 muertos en Irak

Serie de atentados afectaron a cafeterías y restaurantes de barrios chiíes. La policía había incrementado su presencia en las calles para evitar muertes.

Nueve explosiones distintas contra mercados y zonas comerciales ubicadas en barrios chiíes, en Bagdad y otras ciudades de Irak, han causado este sábado (10.08.2013) la muerte de al menos 60 personas y dejado heridas a más de 200, de acuerdo a información proporcionada por fuerzas de seguridad y médicos en la capital iraquí.

La jornada era especialmente agitada, pues muchas familias estaban fuera de sus casas disfrutando el fin del mes sagrado del Ramadán. El ataque más sangriento ocurrió cuando un atacante suicida condujo su vehículo cargado de explosivos a un área residencial en Tuz Khormato, una ciudad a 200 kilómetros al norte de Bagdad, asesinando a ocho personas e hiriendo a docenas.

Se vivió una jornada de terror en Irak este sábado.

Se vivió una jornada de terror en Irak este sábado.

Poco antes del ocaso, otro autobomba explotó en un mercado en el suburbio de Jisr Diyala, en Bagdad, matando a siete personas. Otro carro detonó en un estacionamiento en un barrio chiíta, dejando tres fallecidos. “Las ventanas de mi tienda quedaron destruidas y todo se llenó de humo. Fue un final horrible para un día que se suponía hermoso”, dijo Saif Mouse, dueño de una tienda de zapatos.

Julio, el peor mes en años

La lista suma y sigue, casi interminable. Otro autobomba explotó en el barrio chiíta de Amil, matando a tres personas. En la ciudad sagrada chiíta de Karbala, la policía informó que cuatro personas perdieron la vida en un ataque cerca de una cafetería, en la noche. Asimismo, otro café fue atacado en Bagdad, matando a cuatro clientes.

Otras bombas estallaron en un restaurante, un café en el sur de Bagdad y en un barrio comercial en el noreste de la ciudad. Fuentes policiales informaron que todos estos ataques ocurrieron en una hora, lo que lleva a sospechar que fueron meticulosamente orquestados por los insurgentes. La cadena de atentados es similar a otra ocurrida el martes 6 de agosto, donde murieron 50 personas.

Las fuerzas de seguridad habían incrementado su presencia en las calles, en un esfuerzo por evitar atentados. La violencia se incrementó a partir de abril, cuando el gobierno desalojó un campamento de protesta suní. El país ha entrado en un espiral de violencia similar al que sufrió durante la cuasi guerra civil de 2006-2007. La ONU informó que solamente en julio, 1.067 personas murieron por actos violentos, la mayor cifra en cinco años.

DZC (Europa Press, Reuters, AP)

DW recomienda

ADVERTISEMENT