Ataque incendia la única central eléctrica de la Franja de Gaza | El Mundo | DW | 29.07.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Ataque incendia la única central eléctrica de la Franja de Gaza

La única central eléctrica de la Franja de Gaza se encuentra en llamas tras ser alcanzada hoy por al menos un disparo de artillería israelí, según fuentes palestinas.

Fathi Jalil, vicejefe de la oficina de Energía del enclave, señaló que las llamas causadas por el disparo se extendieron a los tanques de combustible. Grandes columnas de humo negro se elevan sobre las instalaciones mientras se intenta apagar el fuego.

Jalil habló de consecuencias "desastrosas" para la región, en la que gran parte de los 1,8 millones de habitantes dependen del funcionamiento de la planta, y pidió ayuda internacional.

La central da electricidad a viviendas, empresas, hospitales y bombas de agua en el enclave, donde los residentes llevan años sufriendo cortes de luz. Desde el inicio de la ofensiva hace tres semanas los apagones se intensificaron.

Israel intensificó ataques en Gaza

Israel intensificó hoy sus bombardeos en la Franja de Gaza tras la muerte de otros diez de sus soldados y bombardeó desde la pasada noche unos 150 objetivos en el enclave palestino. Testigos palestinos relataron que hubo disparos de artillería, desde barcos de guerra y desde el aire y aseguraron que fue la peor noche desde el inicio de la ofensiva israelí hace tres semanas, "llena de horror, angustia y pánico".

Por primera vez sonaron en mitad de la noche las sirenas de alarma en Tel Aviv y despertaron a sus habitantes. Dos cohetes cayeron cerca de Rishon Lezion, al sudeste de la ciudad, informó el Ejército. En uno de los ataques israelíes fue alcanzada la casa del líder de Hamás en la Franja, Ismail Haniya, quien no se encontraba en la vivienda, ni tampoco otros familiares. La casa del que fuera primer ministro en 2006 quedó completamente destruida, informó la televisión Al Aksa. El edificio de la emisora también fue atacado esta mañana.

Los bombardeos causaron la muerte de al menos 16 personas, señalaron fuentes palestinas. Además, 50 resultaron heridas, informaron médicos y testigos. Desde el inicio de la ofensiva el 8 de julio han muerto 1.100 personas y resultaron heridas más de 6.500. La mayoría de los muertos son civiles, muchos de ellos mujeres y niños, señalan los equipos sanitarios locales.

Fuentes militares israelíes indicaron que han perdido a 53 soldados. Los cohetes palestinos mataron además a tres civiles. Hoy se espera que una delegación palestina de alto rango analice en Egipto una propuesta de tregua. Sin embargo, pese a todos los llamados a la calma el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, anunció el lunes que la ofensiva contra el grupo islamista Hamás continuará.

Fuerzas israelíes bombardearon la casa del líder de Hamás, Ismail Haniya.

Fuerzas israelíes bombardearon la casa del líder de Hamás, Ismail Haniya.


Netanyahu advirtió sobre una prolongación del conflicto en Gaza

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, advirtió el lunes de una "larga campaña" en Gaza, truncando cualquier esperanza de un rápido fin al conflicto. "Ha sido un día

difícil, doloroso", dijo Benjamín Netanyahu el lunes en un discurso televisado al país. "Necesitamos estar preparados para una campaña larga. Vamos a seguir actuando con fuerza y prudencia hasta cumplir con nuestra misión", agregó. "No terminaremos la operación hasta que hayamos destruido todos los túneles" de Hamás, indicó Netanyahu.
El Ejército israelí había llamado a la población de la Franja a evacuar sus hogares de inmediato y a reunirse en el centro del enclave. El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, subrayó en ese contexto que su organización no tiene más medios para recibir o ayudar a nuevas oleadas de refugiados.

Durante la jornada y la noche del lunes murieron en total diez soldados israelíes en los combates. Cinco de ellos cayeron cerca del kibutz de Nahal Oz en un enfrentamiento con unos siete milicianos palestinos que se infiltraron en territorio israelí a través de un túnel. La radio israelí señaló que se abortó además un intento de secuestro. Uno de los milicianos fue abatido y el resto logró escapar.

Cuatro soldados murieron en un ataque de mortero y otro cuando su buldócer fue alcanzado por una granada antitanque. El lunes, Israel y Hamás habían iniciado el día respetando un alto del fuego parcial e inoficial luego de los pedidos emitidos por Estados Unidos y el Consejo de Seguridad de la ONU para que se acordara una tregua humanitaria. Pero la violencia se reanudó durante la jornada.

Por otra parte, Estados Unidos reaccionó indignado a las críticas israelíes a los esfuerzos del secretario de Estado, John Kerry, para conseguir una tregua. En Washington la portavoz Jen Psaki habló de una "campaña de desinformación" intencional por parte israelí. "Desde nuestro punto de vista esta no es la forma en que se tratan socios y aliados", dijo Psaki durante la rueda de prensa diaria con los medios.

CP (rtr, dpa)

ADVERTISEMENT