Assange y Pérez Reverte se enzarzan en Twitter por Cataluña | Europa al día | DW | 10.09.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa al día

Assange y Pérez Reverte se enzarzan en Twitter por Cataluña

El activista australiano Julian Assange y el novelista español Arturo Pérez Reverte cruzaron este domingo (10.09.2017) varios agravios, al discutir sobre el referéndum independentista que Cataluña quiere celebrar el 1 de octubre. El debate comenzó esta madrugada cuando Assange sorprendió publicando en Twitter la célebre foto de un hombre frenando un tanque durante las protestas de Tiananmen, China, en 1989, junto a un mensaje de apoyo a la consulta soberanista en Cataluña. Una comparación extrema. "España, esto no funcionará en Cataluña. El pueblo catalán tiene derecho a la autodeterminación. Los arrestos solo los unirán y reforzarán", escribió el fundador de la web Wikileaks, entrando de lleno en el tema que domina por completo la actualidad en España.

A juzgar por otros artículos colgados también esta madrugada por Assange, su comentario alude a los registros realizados en los últimos días por la Policía española en una imprenta y un semanario en Cataluña en busca de material para la organización del referéndum, aunque entonces no se llevó a cabo ningún arresto.

Su mensaje desató varias respuestas, incluyendo una de Pérez Reverte. Famoso por su estilo directo y contundente, el autor de la popular saga "El capitán Alatriste" comentó: "La foto de los tanques muestra que, además de ser un ignorante sobre España y Cataluña, es usted un perfecto idiota, Sr. Assange". La discusión continuó con otros dos ataques personales. "Hasta sus insultos son un plagio de las paredes de un baño", escribió Assange, en alusión a la condena por plagio que recibió Pérez Reverte en 2011.

El novelista y miembro de la Real Academia Española replicó: "No todos tenemos la experiencia de vivir en lavabos, embajadas y sitios cerrados, como usted, señor Assange, aludiendo a la estancia que el activista sufre como refugiado en la Embajada de Ecuador en Londres.(dpa)

 

DW recomienda

Publicidad