Aspirante oficialista se registra como candidato en México | América Latina | DW | 03.12.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Aspirante oficialista se registra como candidato en México

José Antonio Meade, exministro de Finanzas y de Asuntos Exteriores de México, tiene la candidatura del PRI asegurada al no haber rivales. Promete "combate definitivo" a la corrupción.

En una apuesta inédita para revertir su baja popularidad, el partido del presidente de México, Enrique Peña Nieto, recibió hoy de manera formal el registro de José Antonio Meade para ser su primer candidato sin militancia a la Presidencia en 2018. Meade, de 48 años, es el único que se inscribió ante el Partido Revolucionario Institucional (PRI, centro) para la candidatura y al no tener rivales internos ya la tiene asegurada.

El PRI decidió apostar por un externo y le despejó el camino para competir en los comicios del 1 de julio contra el favorito, el centroizquierdista Andrés Manuel López Obrador, que ya fue candidato presidencial dos veces. "Unidos iremos a la victoria con los ciudadanos", dijo Meade en su discurso, en el que reivindicó la agenda reformista del cuestionado Peña Nieto, pero prometió actuar con "autocrítica" y abierto al diálogo para transformar lo que haga falta.

Apuesta por la continuidad

"Necesitamos seguridad y Justicia", dijo. "Combate frontal y definitivo a la corrupción". Sin embargo, "no hay que demolerlo todo, no hay que cambiarlo todo", agregó. Miles de personas esperaban a Meade en la sede del PRI agitando banderas rojas, blancas y verdes como si fuera un militante de toda la vida, al grito de "Pepe presidente" y "Vamos a ganar". Meade, economista y abogado, fue ministro en dos gobiernos de diferente partido.

Con AMLO en la mira

Su apartidismo podría atraer a sectores conservadores que no se identifican con el PRI, pero darían su "voto útil" contra López Obrador, que ya fue candidato en 2006 y 2012.

"Apostamos por la experiencia y no por la ocurrencia, por el conocimiento y no por el enfrentamiento", dijo Meade en alusión a López Obrador, que ya lo había tildado de "pelele" y "señoritingo". El PRI, que gobernó de 1929 a 2000 y regresó al poder en 2012, es asociado por muchos mexicanos con corrupción, impunidad y autoritarismo. Meade prometió trabajar por la seguridad y la Justicia y dar un "combate frontal y definitivo a la corrupción".

EL(dpa, efe)

DW recomienda