Así son los funerales en Alemania | Alemania Hoy | DW | 06.12.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania Hoy

Así son los funerales en Alemania

La muerte de una persona en Alemania exige un largo ritual, que va de dos días a dos semanas de espera para el entierro, e incluye tarjetas de invitación para la ceremonia y el "banquete del cadáver" tras la sepultura.

La muerte en Alemania exige un largo ritual de preparación. Dependiendo del estado federado, hay un mínimo de 24 horas y un máximo de diez días para realizar el entierro y, en caso de cremación, la espera puede llegar hasta cuatro semanas.

El entierro no es inmediato, ni se organiza con prisa. Las familias suelen enviar una tarjeta de aviso sobre la muerte de la persona, informando el lugar de la ceremonia, y del entierro o de la cremación.

La despedida es un proceso largo en Alemania, y para muchos, solitario. Las familias también reciben tarjetas de condolencias enviadas por amigos, colegas y familiares, algunos acompañados de dinero para ayudar con los gastos del funeral.

En la sección de tarjetas en las tiendas, siempre está presente, entre los mensajes de cumpleaños o declaraciones de amor, la Beileidskarte o Trauerkarte, una tarjeta con imágenes grises o una rosa negra expresando los pésame por la pérdida de un ser querido.

La ceremonia de despedida es silenciosa, y los llantos en general son más bien contenidos. Hay una música triste de fondo, y la gente suele vestir de negro. El ataúd puede estar abierto o cerrado.

Un sacerdote o un pastor sólo oficiará una ceremonia religiosa si la persona está al día con el impuesto de la iglesia, el Kirchensteuer. Por eso, algunas personas mayores que se quedaron mucho tiempo sin frecuentar la iglesia suelen pagar el impuesto para garantizar una ceremonia religiosa.

La brecha entre la muerte y la despedida final es una forma de prepararse para ese día y minimizar el choque de la pérdida. Después del entierro, todos acostumbran a reunirse en un café, restaurante, o en la casa de quien organizó el funeral, para un café con pastel. Es una tradición para que todos se reúnan y tengan tiempo de conversar, dar el pésame y hablar sobre los recuerdos de la persona que se fue. El nombre de este encuentro es Leichenschmaus, el "banquete del cadáver".

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda