Arzobispo australiano, culpable de encubrir pederastia | El Mundo | DW | 22.05.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Arzobispo australiano, culpable de encubrir pederastia

Philip Wilson podría ser condenado hasta a dos años de presidio por no haber informado de al menos cuatro casos de abusos en los setenta.

Los casos de abusos contra menores siguen copando la agenda noticiosa relacionada con la Iglesia católica. Este martes (22.05.2018), un tribunal de Australia declaró culpable al arzobispo de Adelaida, Philip Wilson (en la foto), de encubrir casos de pederastia durante la década de 1970. La sentencia contra el religioso, el miembro de mayor rango en ser acusado de este delito de esta iglesia, se conocerá el próximo 19 de junio.

La decisión contra Wilson fue adoptada por el juez Robert Stone. Wilson podría ser condenado hasta a dos años de prisión por haber encubierto al menos cuatro casos de abusos cometidos por otro sacerdote, el ya fallecido James Fletcher, luego de ser notificado de las denuncias cuando él trabajaba como asistencia de Fletcher en Nueva Gales del Sur.

La causa principal contra Wilson es por no informar de los abusos contra un niño de diez años, identificado como Peter Creigh, en la región de Hunter Valley, cerca de Newcastle, en 1971, cuando tuvo conocimiento de ellos. El magistrado dijo haber considerado creíble el testimonio de Creigh. "Estoy satisfecho y creo que el señor Creigh describió al acusado, cómo realizó una felación a Fletcher y masturbó al señor Fletcher", dijo el juez.

Ahora tiene "problemas congnitivos”

Stone añadió que no admite que Wilson, arzobispo de Adelaida desde 2001 e imputado en 2015, no recuerde una conversación que tuvo con Creigh en 1976 cuando la víctima, que tenía unos 15 años en esa fecha, le describió el abuso perpetrado por Fletcher. También remarcó que Creigh "no tenía motivo o interés en engañar o inventar la conversación" sobre los abusos de Fletcher, quien fue condenado en 2004 de nueve cargos por abusos sexuales y murió en prisión 13 meses después.

Durante el proceso la defensa argumentó que Wilson, quien lleva un marcapasos y se le diagnosticó recientemente Alzheimer, no estaba en condiciones de comparecer porque la enfermedad impactaba en sus "funciones cognitivas". Aun así, emitió un comunicado donde declaró estar "obviamente contrariado por la decisión divulgada”, y aclaró que ahora consultará con sus abogados para "determinar los próximos pasos”.

DZC (EFE, Reuters)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda

Publicidad