Artista colombiano vende ″cocaína digital″ en NFT y es censurado en redes sociales | Cultura | DW | 22.09.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Criptococaína

Artista colombiano vende "cocaína digital" en NFT y es censurado en redes sociales

A pesar de ser completamente legales, las piezas de arte de "a ToN oF coke" han sido difíciles de comercializar en redes sociales. El proyecto es una crítica a la guerra contra las drogas en Colombia.

El proyecto artístico llamado a ToN oF coke está formado por 1.000 paquetes coleccionables de un kilo de cocaína que pueden poseerse legalmente.

El proyecto artístico llamado "a ToN oF coke" está formado por "1.000 paquetes coleccionables de un kilo de cocaína que pueden poseerse legalmente".

El artista colombiano Camilo Restrepo está vendiendo NFT de "cocaína" como crítica a la guerra contra las drogas en su país. Ahora, el polémico proyecto, que pretende vender "una tonelada de cocaína" digitalmente, fue censurado en las redes sociales.

Los NFT permiten comprar y vender la propiedad de artículos digitales únicos y realizar un seguimiento de quién los posee utilizando Blockchain. Hoy, esta modalidad ha crecido tanto que se ha convertido en una de las principales formas conocidas de vender arte en línea. La facilidad para acuñar estos NFT ha dado lugar a que la gente venda fotos de cualquier cosa. 

Rectángulo tridimensional: representación de paquetes de cocaína

Según Input, el artista afincado en Medellín lleva vendiendo sus NFT en OpenSea desde el 17 de junio. En concreto, el proyecto artístico llamado "a ToN oF coke", que está formado por "1.000 paquetes coleccionables de un kilo de cocaína que pueden poseerse legalmente", no es más que un rectángulo blanco y tridimensional sobre un fondo gris que representan paquetes de cocaína de un kilo.

Restrepo acuñó unos 1.000 de estos NFT, que debían venderse como parte de la misma serie. El primer kilo de la serie cuesta 0,001 Ethereum (ETH), y los precios aumentan a medida que avanza la serie, hasta llegar a 1 ETH (actualmente 3.450 dólares). La excepción es el kilo 666/1.000. 

"Es una broma que hago: 666 como el demonio de la coca", dice Restrepo a Input. "Así que en lugar de 0,666 ETH, cuesta 6,66 ETH. Creo que, si alguien se obsesiona con el tema de la demonización de las drogas, y es una especie de cripto millonario, probablemente lo comprará", agregó.

Censura en redes sociales

El artista de 48 años planeó publicar en las redes sociales cada "bolsa" que vendiera. Pero las plataformas de redes sociales mostraron resistencia: sus publicaciones en Twitter fueron retiradas poco después de publicar la venta de NFT de cocaína. Además, su cuenta habría sido cerrada, según medios. 

El artista se encontró con el mismo problema en Instagram. A Restrepo le informaron de que, si le retiraban un tercer post, su cuenta sería cerrada por completo, por lo que ha dejado de publicar sobre el tema.

"Supongo que el algoritmo no entiende la diferencia entre la criptococaína y la real", dijo Restrepo a Input.

Círculo de lavado de cocaína

Muchos apuntan a que la gran popularidad de los NFT tiene que ver con su uso como modo de blanqueo de dinero. Y es que las criptodivisas se han asociado a la venta de drogas ilegales. 

Por ello, los bancos colombianos han bloqueado las formas de obtener criptodivisas en el país. Sin embargo, Restrepo parece haber encontrado una interesante solución: transferir los Ethereum pagados por sus NFT de regreso a sus compradores, que a su vez enviaban pesos colombianos a su cuenta bancaria como pago por las criptodivisas.

"Esto realmente imita el círculo de lavado de cocaína", dijo Restrepo a Input. "Ya que muchos envíos [de droga] hoy en día se pagan con cripto que luego se cambian por dinero en efectivo".

Editado por Felipe Espinosa Wang. 

DW recomienda