Artefactos precolombinos regresan a Guatemala y México | Las noticias y análisis más importantes en América Latina | DW | 05.11.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

América Latina

Artefactos precolombinos regresan a Guatemala y México

La devolución por parte de Alemania de 13 objetos culturales precolombinos también refleja una tendencia reciente de coleccionistas privados que devuelven lo que no es suyo.

Comprados en un mercadillo en 2003, estos antiguos artefactos mayas se devuelven ahora a Guatemala y México.

Comprados en un mercadillo en 2003, estos antiguos artefactos mayas se devuelven ahora a Guatemala y México.

El descubrimiento y la devolución de artefactos mayas y de otras culturas precolombinas han sido noticia últimamente: algunos coleccionistas privados, tanto en Alemania como en otros países, han entregado voluntariamente los objetos en disputa.

A finales de 2020, un hombre de la ciudad de Klötze, en el estado de Sajonia-Anhalt, al este de Alemania, se puso en contacto con la policía para entregar unas armas de la época de la Segunda Guerra Mundial que habían pertenecido a su padre.

Sin embargo, su sótano albergaba también una colección de 13 objetos, entre los que se encontraban figuras, platos y tazas que databan de entre el 250 y el 850 d.C. Afirmando desconocer su origen, dijo que habían sido adquiridos por menos de 100 euros (116 dólares) en un mercadillo de Leipzig en 2003.

Más tarde, un experto confirmó la autenticidad de los objetos y declaró que 11 de las piezas se produjeron en la actual Guatemala y otras dos procedían de Teotihuacán, situada a unos 40 kilómetros (25 millas) al noreste de la actual Ciudad de México.

Una figura de arcilla que se cree que tiene 1.500 años de antigüedad y que sirve de portavelas, representa a Huehueteotl, el dios del fuego de Teotihuacán.

Una figura de arcilla que se cree que tiene 1.500 años de antigüedad y que sirve de portavelas, representa a Huehueteotl, el dios del fuego de Teotihuacán.

La antigua ciudad mesoamericana de Teotihuacán fue la mayor ciudad de la América precolombina. La policía sospecha que estos objetos fueron robados por saqueadores de tumbas.

Este viernes 5 de noviembre de 2011, el primer ministro del estado federado alemán de Sajonia-Anhalt, Reiner Haseloff, entregará estos valiosos objetos culturales mayas al embajador de Guatemala, Jorge Lemcke, y al de México, Francisco Quiroga, en una ceremonia en Berlín.

La buena voluntad: un modelo a seguir

Esta entrega se produce una semana después de que otro coleccionista privado de Francia devolviera a Guatemala un artefacto maya que inicialmente estaba previsto subastar en 2019.

El fragmento de piedra, que se cree que fue saqueado de un sitio arqueológico maya en la década de 1960, representa la cabeza de un gobernante de Piedras Negras, con un tocado en forma de ave de rapiña. Piedras Negras fue la capital de un reino maya que existió entre el siglo IV a.C. y el IX d.C., y estaba situada en lo que hoy es el noroeste de Guatemala.

Salvado de la reventa: el fragmento maya del sitio arqueológico de Piedras Negras en Guatemala.

Salvado de la reventa: el fragmento maya del sitio arqueológico de Piedras Negras en Guatemala.

El diario Los Angeles Times informó de cómo el objeto cambió de manos varias veces antes de ser adquirido finalmente por los coleccionistas privados Manichak y Jean Aurance en París. Posteriormente, se incluyó en una colección de artefactos precolombinos que se subastaría en París en 2019. Se había estimado que su precio oscilaría entre los 23.325 euros (27.000 dólares) y los 33.692 euros (39.000 dólares).

Sin embargo, Guatemala se opuso y presentó pruebas de su procedencia con dibujos y fotografías que databan de su descubrimiento en 1899, y la talla fue entonces retirada de la subasta.

A continuación se produjeron negociaciones entre Manichak Aurance, los Gobiernos francés y guatemalteco, y la UNESCO, que posteriormente emitió un comunicado en el que afirmaba que Aurance había optado por devolver voluntariamente el objeto.

"La entrega voluntaria de este fragmento de estela maya a su tierra natal en Guatemala muestra la evolución del entorno internacional, a favor del retorno de objetos y artefactos culturales emblemáticos a su tierra de origen, bajo la orientación de la UNESCO, en los últimos 50 años", declaró la Directora General de la UNESCO, Audrey Azoulay, en un comunicado.

Una vasija cilíndrica de arcilla con una antigüedad estimada de 1.500 años es una de las 13 piezas que se devuelven este viernes.

Una vasija cilíndrica de arcilla con una antigüedad estimada de 1.500 años es una de las 13 piezas que se devuelven este viernes.

"También muestra la importancia de la Convención de la UNESCO de 1970, en la lucha contra el tráfico ilícito de objetos culturales. Esta historia de éxito ha sido posible gracias a la cooperación internacional y a la buena voluntad de un coleccionista privado; es un modelo a seguir por otros".

Sensibilidad creciente

Asimismo, en mayo de este año, dos coleccionistas privados alemanes devolvieron voluntariamente a México 34 objetos precolombinos. 28 de los objetos estaban en la ciudad de Monheim am Rhein, en el oeste de Alemania, y los seis restantes en Recklinghausen, a unos 70 kilómetros de distancia.

El director del Instituto Nacional de Antropología e Historia de México, Diego Prieto, destacó la "creciente sensibilidad" de la comunidad mundial sobre la necesidad de respetar el patrimonio cultural y devolver los objetos.

InsightCrime.org informó, en febrero de 2020, que en Guatemala siguen existiendo mercados ilegales que venden artefactos mayas. Citando a un experto de la Fundación La Ruta Maya, el informe explicaba cómo los yacimientos mayas fueron saqueados entre los años 60 y 80, cuando una tendencia de exposiciones precolombinas en Estados Unidos hizo que aumentara la demanda de objetos culturales por parte de museos y coleccionistas privados.

¿Quiénes son los dueños legítimos?

La guerra civil de Guatemala también obligó a algunos arqueólogos a abandonar los sitios de excavación, dejándolos expuestos a las comunidades rurales empobrecidas, que buscaban fuentes de ingresos adicionales, recordaba Nikolai Grube, catedrático de Estudios de la América Antigua de la Universidad de Bonn, en una entrevista concedida a DW en mayo de este año.

Y, al referirse a cómo algunos pueblos indígenas empobrecidos tuvieron que recurrir al saqueo y la venta de objetos de sus propios sitios culturales para ganarse la vida, Grube insistió, además, en que los pueblos indígenas de América Latina son en realidad los legítimos dueños de estos artefactos.

"Sus antepasados crearon estos bienes culturales. Pero hoy en día, ni siquiera se les permite hablar su lengua; no se les enseña en la escuela, su cultura no forma parte de la vida nacional. Reina una especie de apartheid. Los miembros de la población indígena viven en la pobreza en el campo, o en las favelas de las grandes ciudades", resumió el experto. Y criticó que muchas instituciones culturales como los museos suelen maniobrar sin su participación.

(gg/rml)

DW recomienda