Arte indígena: México presenta cargos contra una subasta | Cultura | DW | 21.09.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Cultura

Arte indígena: México presenta cargos contra una subasta

Los objetos precolombinos se subastaron este martes en Múnich. México declara que es el legítimo propietario de 74 piezas.

Estatuilla arcaica de barro de Tlatilco, en México.

Estatuilla arcaica de barro de Tlatilco, en México.

A pesar de la denuncia presentada ante la Procuraduría General de la República y de una carta del secretario de Cultura de México, la subasta se llevó a cabo este martes, 21 de septiembre de 2021. En la casa de subastas Gerhard Hirsch Nachfolger, en Múnich, se subastaron 324 objetos de arte, entre ellos, figurillas, máscaras y vasijas de la época anterior a la conquista española.

La ministra de Cultura de México, Alejandra Frausto, informó a la casa de subastas en una carta que 74 artículos del catálogo de la subasta habían sido identificados como propiedad de México.

Gerhard Hirsch Nachfolger ha respondido con un comunicado en el que afirma que todas las piezas ofrecidas tienen "certificados de procedencia que prueban que los objetos se encuentran legalmente en Alemania". Y añadió que todos los bienes habían sido verificados por el Registro de Arte Perdido (ALR).

Esta pequeña máscara olmeca se parece a una que se subastó en Múnich, y se encuentra en el Museo Nacional de Antropología de México.

Esta pequeña máscara olmeca se parece a una que se subastó en Múnich, y se encuentra en el Museo Nacional de Antropología de México.

Comercio "manchado de ilegalidad"

El Registro de Arte Perdido es la mayor base de datos privada del mundo de obras de arte robadas, perdidas o saqueadas. El ALR fue creado en 1991 por la Fundación Internacional para la Investigación del Arte, asociaciones comerciales de arte y casas de subastas. Los comerciantes pueden consultar allí los objetos, por ejemplo, antes de una subasta.

Si el objeto respectivo no se encuentra en la lista, el registro confirma con un certificado que no fue denunciado como robado o perdido en el momento de la búsqueda. Sin embargo, eso no excluye por completo la posibilidad de robo o pérdida, ya que el registro no está vinculado a otras bases de datos.

El embajador de México en Alemania, Francisco Quiroga, tuiteó el lunes (20.09.2021), antes de la fecha de la subasta: "A los posibles compradores les decimos: este comercio está manchado de ilegalidad e insensibilidad".

Refiriéndose a los valores estimados, a veces de solo unos cientos de euros, para obras de arte de más de 500 años, comentó además: "Si algo parece demasiado bueno para ser verdad, no se sorprenda si resulta ser falso".

La casa de subastas no estaba disponible para responder a más consultas. No está claro qué demandas concretas ha hecho el Ministerio de Cultura de México, más allá de la cancelación de la subasta. Desde el punto de vista de México, la venta de los objetos es un delito según la legislación mexicana, y la venta contribuye al contrabando y al crimen organizado.

¿Política simbólica o protección del patrimonio cultural? La ministra mexicana de Cultura, Alejandra Frausto, protesta contra la subasta.

¿Política simbólica o protección del patrimonio cultural? La ministra mexicana de Cultura, Alejandra Frausto, protesta contra la subasta.

Marcas de ropa también en la mira

El Ministerio de Cultura mexicano lleva ya varios meses apareciendo en los titulares con demandas similares, incluso más allá del mundo del arte. En junio, acusó a tres empresas internacionales de vestimenta, incluida la cadena de moda española Zara, de apropiación cultural. Las empresas han utilizado diseños de los pueblos indígenas en sus colecciones, sin beneficiarlos.

Los diseños se basarían en la vestimenta tradicional del estado suroccidental de Oaxaca. Alejandra Frausto ya había anunciado el año pasado que México no toleraría más la apropiación cultural sin compensación.

Con ello se pretende proteger el patrimonio cultural del país. México ya había protestado varias veces contra las subastas de objetos de arte precolombino, entre otras, en Francia y Estados Unidos. En la emisora Deutschlandfunk Kultur, el historiador especializado en América Latina Stefan Rinke describió el procedimiento  como una política simbólica con la que el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador quiere asegurarse los votos de la población indígena.

Los objetos que se ofrecen en Múnich, en su mayoría vasijas, monedas y joyas, datan aproximadamente del año 1500 a.C. al 1460 d.C. La máscara facial de piedra de un noble olmeca fue el objeto más valioso de la subasta, con un valor estimado de 100.000 euros.

(gg/cp)

DW recomienda