Arrestan nuevamente en Filipinas a conocida periodista opositora | El Mundo | DW | 29.03.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Arrestan nuevamente en Filipinas a conocida periodista opositora

La periodista filipina Maria Ressa es una de la principales voces opositoras al gobierno de Rodrigo Duterte. Ya la habían detenido en febrero de este año.

La periodista filipina Maria Ressa, una de las mayores críticas del presidente de su país, Rodrigo Duterte, fue detenida por segunda vez a su llegada al aeropuerto de Manila. Como integrante del consejo directivo del medio digital Rappler, junto a otros seis imputados es acusada de violar el requisito constitucional que exige que los medios de comunicación sean cien por cien filipinos.

"Me gustaría pagar la fianza, me han entregado la orden de arresto", señaló Ressa a la prensa en el aeropuerto mientras dos agentes de policía la escoltaban hasta el furgón policial.

Ressa, elegida persona del año por la revista Time en 2018, dijo que quería ir al juzgado de Pasig -distrito de Manila donde se ubica la redacción de Rappler- para pagar la fianza fijada en 90.000 pesos (1.500 euros o 1.700 dólares), por lo que previsiblemente quedará en libertad en las próximas horas.

El fiscal del tribunal de Pasig presentó cargos esta semana contra los siete filipinos que integraban el consejo de dirección del medio en 2016. Todos ellos pagaron el miércoles la fianza para evitar su detención a la espera del juicio, cuya primera vista oral será el 10 de abril, excepto Ressa que se encontraba de viaje fuera de Filipinas.

La anterior detención

Ressa ya pasó una noche detenida en febrero por un caso de difamación cibernética y afronta desde el año pasado cinco demandas por evasión de impuestos: cuatro como titular del medio y una a nivel personal.

Con esta, sería la séptima fianza que Ressa paga para quedar en libertad a la espera de ser juzgada por todos esos delitos. Según la periodista, esto se debe a una persecución política para silenciar el medio que dirige y castigarlos por sus reportajes críticos con Duterte, en particular su guerra contra las drogas.

En este nuevo caso Ressa y los otros seis imputados son acusados de violar el requisito constitucional de que los medios de comunicación sean cien por cien filipinos y el Código de Regulación de Valores (CRV), que prohíbe a extranjeros intervenir en la administración de actividades nacionalizadas, como la prensa.

Los cargos están relacionados con la decisión tomada por la Comisión de Valores y Cambio (SEC en siglas en inglés) en enero de 2018 de revocar la licencia de Rappler por violar esa norma.

Financiamiento externo

El medio recibió financiación de Omidyar Network, un fondo creado por el empresario estadounidense Pierre Omidyar, fundador y presidente del sitio de subastas eBay.

Rappler recurrió al Tribunal de Apelaciones, que le permitió seguir operando y le dio un "tiempo razonable" para solucionar esa situación, aunque dio la razón al SEC.

Omidyar renunció entonces a sus participaciones en la empresa, valoradas en 1,5 millones de dólares, y las donó a los 14 directivos filipinos del medio, con lo que Rappler consideró el asunto zanjado.

Desde el portal han reiterado que, a pesar de haber recibido financiación extranjera, "el control y la propiedad del medio siempre fueron cien por cien filipinos", como establece la Constitución. 

Dg (efe, afp)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda