Armisticio en Corea: una guerra que perdura | El Mundo | DW | 27.07.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Internacional

Armisticio en Corea: una guerra que perdura

En el aniversario 65 del armisticio de la Guerra de Corea, Pyongyang entrega a Washington los restos mortales de soldados caídos. Sin embargo, un acuerdo de paz aún parece lejos de concretarse.

Exactamente 65 años tras la firma del armisticio en la península coreana, un avión militar estadounidense voló de la ciudad norcoreana de Wonsan a Osan, en Corea del Sur. Allí aterrizó en la recién inaugurada base militar, para los cerca de 28.500 soldados estadounidenses estacionados en el país, con un cargamento especial compuesto por 55 féretros envueltos en banderas azules de las Naciones Unidas. Dentro se encontraban supuestamente los restos mortales de soldados estadounidenses caídos en la Guerra de Corea (1950-1953).

Ya en la cumbre entre Estados Unidos y Corea del Norte en Singapur, el pasado 12 de junio, el líder norcoreano Kim Jong-un había mencionado la posibilidad de entregar alrededor de 200 soldados a Washington.

Trump celebra un "gran momento"

Este viernes (27.07.2018) el presidente estadounidense, Donald Trump, se mostró optimista vía Twitter. "Después de tantos años ha llegado un momento grandioso para tantas familias. Gracias Kim Jong-un", escribió. La entrega de los restos mortales de los soldados es calificada como un éxito que Trump necesitaba urgentemente para legitimar su acercamiento a Corea del Norte.

Los restos mortales de soldados estadounidenses caídos llegan a Corea del Sur.

Los restos mortales de soldados estadounidenses caídos llegan a Corea del Sur.

Sin embargo, hasta ahora no está claro de cuántos soldados han sido entregados los restos mortales. Estos serán analizados en los próximos días en Hawái y sometidos a pruebas de ADN. Tampoco se sabe cuánto se pagó por su repatriación. Según informaciones de Washington, en Corea del Norte todavía se encuentran los restos de más de 5.000 soldados. En total, cayeron 33.000 en la Guerra de Corea.

Restos mortales como modelo de negocios

Steve Tharpe, quien durante 26 años sirvió como oficial estadounidense en Corea del Sur, se acuerda de las difíciles negociaciones, en los años 90 del siglo pasado, con los líderes del Ejército norcoreano en el "pueblo de paz" Panmunjom. En aquel entonces hubo varias sorpresas desagradables, dice. "Entre los restos de los soldados, a veces había pedazos de cráneos de norcoreanos. O los restos mortales de una persona habían sido repartidos para hacer creer que se trataba de varios cuerpos".

Los norcoreanos habrían intentado obtener la mayor cantidad de dinero posible a cambio de la entrega de soldados estadounidenses muertos. Según Tharpe, se habrían pagado hasta decenas de miles de euros por persona. Entre 1996 y 2005, equipos estadounidenses ya habían excavado los restos de más de 220 soldados en el país aislado. Sin embargo, su labor fue interrumpida en 2005 por parte de Estados Unidos por razones de seguridad.

Ahora le toca a EE.UU.

Sin embargo, muchos expertos califican la reciente entrega por parte de Pyongyang como un paso positivo. Apenas hace pocos días, imágenes satelitales mostraron que el régimen había comenzado a desmantelar una instalación de misiles en la costa occidental de Corea del Norte.

Prisioneros surcoreanos en un campamento de Corea del Norte durante la Guerra de Corea.

Prisioneros surcoreanos en un campamento de Corea del Norte durante la Guerra de Corea.

Según Dave Kang, de la Universidad del Sur de California, es poco probable que Corea del Norte haga más concesiones si Estados Unidos no da el siguiente paso. Hasta ahora, la única concesión importante de Washington había sido suspender las maniobras militares que suele realizar conjuntamente con Corea del Sur.

¿Y dónde quedó el acuerdo de paz?

Después de que ambas Coreas se pronunciaran a favor de declarar por terminada formalmente la Guerra de Corea en la cumbre entre Moon Jae-in y Kim Jong-un en abril de este año, crecieron las esperanzas de que en la simbólica fecha de los 65 años de la firma del armisticio se anunciase un acuerdo de paz.

No obstante, este viernes ninguno de los dos líderes coreanos se pronunció al respecto. Un acuerdo de paz probablemente solo sea posible con la participación de Estados Unidos, puesto que el acuerdo del armisticio del 27 de julio de 1953 se logró con ayuda de este país. Sin embargo, actualmente Trump concede prioridad a obtener resultados en materia de la desnuclearización de Corea del Norte. El gobierno surcoreano, en cambio, ha mencionado la posibilidad de llegar a un acuerdo de paz incluso antes de una desnuclearización de la península.

Fabian Kretschmer (VT/CP)    

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema