Armas: más víctimas civiles que militares | El Mundo | DW | 18.03.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Armas: más víctimas civiles que militares

Las masacres perpetradas con armas de fuego son cada vez más frecuentes. Episodios recientes han ocurrido en los Países Bajos y Nueva Zelanda. En el centro del debate público están las leyes de control de armas.

Según un estudio de la Universidad de Seattle, entre 1996 y 2016 murieron más personas a causa de heridas con armas de fuego en el contexto civil que en el marco de conflictos militares. Debido a estas cifras dramáticas, se plantea cada vez más la necesidad de endurecer las leyes de control de armas.

Nueva Zelanda: conmoción tras atentados en Christchurch

También el gobierno de Nueva Zelanda se mostró en los últimos días a favor de robustecer las leyes de armas. La Primer Ministra Jacinda Ardern anunció este lunes un acuerdo al respecto  en el gabinete. A pesar de que en Nueva Zelanda ya existen normativas más estrictas –en comparación, por ejemplo, con Estados Unidos– en la mayoría de los casos no se exige un registro obligatorio. Iniciativas en esta dirección han sido impedidas hasta ahora por el populista socio de coalición New Zealand First (NZF), del cual depende el gobierno de Ardern.

Pero en el seno de NZF hay indicios de un cambio de curso. "Nuestro mundo ha cambiado para siempre. Por esta razón, nuestras leyes van a cambiar”, dijo el viceprimer ministro Winston Peters. Esto, sin embargo, "no ocurrirá de hoy a mañana". En medio de la desolación, el gobierno neozelandés se tomará diez días para aclarar detalles. "Queremos tomarnos el tiempo necesario, para hacer las cosas correctas”, puntualizó Ardern. Un irónico efecto contrario a estos anuncios ya es visible. Según reportan medios neozelandeses, la venda de armas aumentó el fin de semana llamativamente.

Estados Unidos encabeza la lista negra

En ningún lugar en el mundo mueren más personas a causa de la violencia con armas que en Estados Unidos. Solo en el año 2018, 14.717 personas murieron producto de heridas con arma de fuego, según la organización "Gun Violence Archive”. Como reacción, a finales de febrero, la Cámara de Representantes del país aprobó un endurecimiento de la ley de armas. La entidad legislativa, controlada por los opositores demócratas, condicionó la venta de prácticamente todos los tipos de armas a un análisis de antecedentes del comprador. Hasta ahora los clientes solo debían certificar no haber sido condenados penalmente. Quienes se decidiesen por una compra a través de internet o durante eventos, no tenían esta restricción. Es improbable sin embargo, que la ley sea aprobada en el Senado, el cual es controlado por una mayoría republicana. Muchos políticos republicanos y organizaciones allegadas al lobby armamentístico, como la Asociación Nacional del Rifle (NRA, por sus siglas en inglés), apelan a la segunda enmienda de la Constitución, la cual garantiza el derecho a poseer armas.

USA Schülerprotest gegen Waffengewalt | Wisconsin (picture-alliance/AP Images/Wisconsin State Journal/A. Arnold)

Protesta de alumnos contra las armas en Wisconsin, 2018.

Alemania: cambio de rumbo después de la masacre de Winnenden

Después de la masacre de Winnenden en marzo de 2009, en la que un joven de 17 años asesinó a 15 personas antes de suicidarse, las leyes de armas en Alemania han sido endurecidas en reiteradas ocasiones. Desde julio de 2019, los dueños de armas deben someterse a controles esporádicos que no se anuncian con anticipación. En caso de anormalidades, los responsables pueden ser castigados con penas de hasta tres años de prisión. En el año 2013 se implementó un "registro nacional de armas”, en el que se listan los tipos de armas y accesorios en circulación y sus propietarios. Entre otras medidas, y como reacción a los atentados en París en noviembre de 2015, la Unión Europea prohibió a personas naturales la posesión de armas semiautomáticas.

Australia: ejemplo para el mundo

Australia ha sido hasta ahora un ejemplo de cómo se puede convencer a la población acerca de los beneficios de leyes de control de armas más estrictas. Desde hace 20 años no solo se han implementado restricciones a la posesión y al uso de estos artefactos, sino que se han comprado hasta 650.000 armas a sus propietarios. Otros miles más han sido entregadas voluntariamente y convertidas en chatarra. El número de muertos por heridas de armas de fuego en Australia ha disminuido a la mitad.

(mov/er)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda