Argentina se impone a Alemania por 3-1 y gol de Messi en amistoso | Deportes | DW | 15.08.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Deportes

Argentina se impone a Alemania por 3-1 y gol de Messi en amistoso

La selección de Argentina se impuso por 3-0 a la de Alemania en un partido amistoso que incluyó expulsión, penal errado y gol en contra.

Es el primer encuentro entre ambos equipos desde que la albiceleste fue eliminada por los germanos en cuartos de final del Mundial de 2010. Un autogol de Sami Khedira en el descuento del primer tiempo y tantos de Lionel Messi, a los 52', y de Ángel di María, a los 73', dieron el triunfo al equipo dirigido desde hace un año por Alejandro Sabella sobre los alemanes, que quedaron en inferioridad numérica tras la expulsión del arquero Ron Robert Zieler a la media hora. Messi compensó con su gol un penal errado a los 32 minutos. Benedikt Höwedes descontó para los anfitriones a los 82 minutos. Un estadio Commerzbank Arena agotado con 48.800 espectadores sirvió de marco para un choque pródigo de emociones que empezó a un ritmo vertiginoso y poco frecuente en un amistoso. Los dueños de casa se mostraron determinados a atacar, buscando la complicidad del público después de las críticas que les llovieron tras la eliminación en semifinales de la Eurocopa a manos de Italia.

Gol en contra de Khedira para los alemanes.

Gol en contra de Khedira para los alemanes.

Fuerte defensa argentina

Los alemanes buscaron sus chances por la banda izquierda a través de un veloz Reus y del veterano Miroslav Klose, pero sin llegar al gol. Del lado argentino, Javier Mascherano, Gonzalo Higuaín y Di María no dieron tregua a la zaga germana. Messi, por su parte, entró de a poco en el juego, y fue creciendo conforme la defensa alemana abría espacios. Un pequeño accidente generó revuelo en el minuto 22. El madridista Higuaín chocó con Mats Hummels y tuvo que ser vendado en la cabeza, pero poco después continuó jugando. Hummels quedó con una molestia en las cervicales y fue reemplazado poco después por Benedikt Höwedes. Cerca de la media hora llegó el primer shock para Alemania. Javier Mascherano envió un pase de manual a Sosa, pero el arquero Ron Robert Zieler lo derribó en el área chica y recibió la roja. Thomas Müller abandonó el campo para dar paso al guardameta suplente Marc-André ter Stegen. Cuando todos veían cantado el gol argentino, Messi pateó flojo hacia el ángulo inferior derecho, el recién ingresado ter Stegen adivinó la dirección y atajó luciéndose al inicio de su segundo partido internacional. Ter Stegen no tuvo tiempo de aclimatarse y mostró buenos reflejos con atajadas a tiros sucesivos de Di María y Messi. El alivio de los germanos fue de corta duración. Casi al filo del entretiempo, llegó un gol en contra que puso en ventaja a los de Sabella. Ángel di María envió un tiro de esquina y en el intento de despejar, el centrocampista del Real Madrid Sami Khedira envió la pelota a las redes de ter Stegen. Tras la pausa, los argentinos con Sergio Agüero en lugar de Sosa se volcaron más hacia adelante y recibieron su recompensa. Higuaín se impuso por la banda izquierda y habilitó a Messi, que disparó raso en el ángulo izquierdo para el 2-0.

El 3-0 no se hizo esperar. Di María estrelló un balón soberbio desde los 30 metros en las redes germanas sin dar chance a ter Stegen. Con la ventaja asegurada, Sabella aprovechó para hacer cambios, al igual que su contraparte alemán, Joachim Löw. Hugo Campagnaro entró por Zabaleta, Guiñazú por di María y Rodrigo Braña por Mascherano. Del lado germano, Ilkay Gündogan sustituyó a Khedira, Toni Kroos por Mesut Özil y Mario Götze por Lars Bender. Justamente Götze, el talentoso juvenil del Dortmund, se lució con un centro que Höwedes cabeceó para salvar el honor de los germanos.

Fuente: dpa

Editora: Cristina Papaleo

DW recomienda