Argentina reinicia debate parlamentario sobre aborto legal en año electoral | América Latina | DW | 28.05.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

América Latina

Argentina reinicia debate parlamentario sobre aborto legal en año electoral

Organizaciones en favor del aborto legal buscan instalar el tema en la campaña electoral para los comicios generales del 27 de octubre.

Quienes abogan por legalizar el aborto en Argentina buscan revertir el revés sufrido en 2018. (picture-alliance/AP Photo/M. Brindicci)

Quienes abogan por legalizar el aborto en Argentina buscan revertir el revés sufrido en 2018.

El Proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) vuelve a debatirse por octavo año consecutivo en el Congreso, la Cámara Baja del Parlamento argentino.

Una marea de pañuelos verdes, símbolo de la lucha feminista en favor de la norma, apoya en las calles la presentación del proyecto, con respaldo de 15 legisladores.

Desde las tres y media de la tarde (18.30 GMT) se suceden diferentes acciones simultáneas en más de cien ciudades del país, acompañadas por "pañuelazos" y concentraciones en diversas capitales del mundo, que tendrán su epicentro en la plaza del Congreso argentino, de la mano de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito.

Quienes abogan por legalizar el aborto en Argentina sufrieron su último revés en 2018, cuando el proyecto obtuvo una histórica aprobación en Diputados pero fue rechazado en el Senado.

"La nueva presentación no es solamente volver con la ofensiva por el reclamo del derecho al aborto, sino presionar en el armado de listas de los partidos y lograr que todo candidato y candidata se pronuncie claramente", explica Victoria Tesoriero, dirigente de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito.

Marea verde ante el Congreso de Argentina (picture-alliance/AP Photo/M. Brindicci)

Marea verde ante el Congreso de Argentina.

Clandestinidad pese a excepciones desde 1921

En Argentina, según la ley que rige desde 1921, el aborto es permitido cuando está en peligro la vida de la mujer y cuando es producto de una violación, sin precisar las semanas de gestación.

Pero muchos médicos y algunos gobiernos provinciales se resisten a aplicar la ley y ha habido casos de niñas de 11 años obligadas a continuar con el embarazo o sometidas a cesáreas por la judicialización de sus casos.

Un informe del privado Centro de Estudios de Población (Cedes), basado en proyecciones estadísticas, estimó que en Argentina se practican unos 450.000 abortos clandestinos cada año que dejan un centenar de mujeres muertas.

"Los abortos se siguen practicando en pésimas condiciones y las mujeres mueren en contextos de clandestinidad", señaló Mariela Bielski, directora de Amnistía Internacional Argentina. Según remarcó, corresponde al "Estado saldar su deuda y brindar acceso a servicios de aborto sin restricciones indebidas, sin discriminación y sin castigo".

Las activistas y ciudadanas defienden también el acceso a educación sexual integral y la anticoncepción. (picture-alliance/AP Photo/M. Brindicci)

Las activistas y ciudadanas defienden también el acceso a educación sexual integral y la anticoncepción.

El proyecto

Hasta Buenos Aires se desplazan también 190 representantes regionales de diferentes organizaciones afines para participar en talleres e incluso un festival con el que darán a conocer este proyecto que defiende que las personas gestantes puedan acceder a un aborto voluntario legal y seguro hasta la semana catorce de gestación en los tres sectores del sistema de salud: de forma gratuita en hospitales y centros públicos, y con una cobertura total en obras sociales, mutuas o en la medicina privada.

La iniciativa incorpora también un sistema de plazos y causales para los casos de violación o si corre riesgo la vida o salud integral de la madre -hasta ahora únicas situaciones no punibles-, así como la completa despenalización para las personas que deciden abortar hasta la semana 14.

Tampoco se admite en el proyecto la objeción de conciencia, polémica tras sonados casos de menores embarazadas como consecuencia de una violación en los que varios médicos se negaron a practicar abortos no punibles, incumpliendo la ley vigente. Desde la Campaña entienden que el aborto es "un derecho, cuyo ejercicio no puede negarse ni vulnerarse por creencias religiosas, valores personales o morales".

Capítulo especial tiene también el acceso a educación sexual integral y la anticoncepción, para "garantizar" que se cumpla lo que consideran derechos ya adquiridos. 

Una victoria y una derrota en 2018

En 2018 la Cámara de Diputados respaldó la ley para legalizar el aborto hasta la decimocuarta semana de gestación, pero el Senado, más conservador, la rechazó por 38 votos a 31.

Organizaciones feministas creen ver en la renovación de 24 de las 72 bancas del Senado, prevista en las elecciones de octubre, una oportunidad para remover posiciones conservadoras. También se renovará la mitad de la Cámara Baja.

"Esta vez el tema, ya está instalado en la sociedad, será una pregunta más natural para los candidatos que tendrán que decir qué posición llevarán al Congreso", afirma Tesoriero.

También la diputada de izquierda Victoria Donda, una de las que rubrica la presentación del proyecto, considera necesario exigirle a los candidatos que aclaren su postura: "El aborto no es 'piantavotos' (espanta votantes), es una cuestión de salud pública", afirma.

Sin embargo, se presume difícil el tratamiento este año de una norma políticamente incómoda. En Argentina, país natal del papa Francisco y con fuerte influencia de la Iglesia Católica, el tema ha dividido a la ciudadanía. Al pañuelo verde se enfrentó con fuerza al pañuelo celeste, el símbolo antiabortista.

Pañuelos celestes contra verdes. (picture alliance/AP Photo)

Pañuelos celestes contra verdes.

Macri, ambiguo. Kirchnerismo, tibio

El presidente liberal Mauricio Macri, que buscará su reelección, se ha mantenido ambiguo. El año pasado, en medio del debate parlamentario, se había declarado "a favor de la vida", aunque había anunciado que si la ley era aprobada, no la vetaría.

La exmandataria y senadora Cristina Kirchner, principal opositora y candidata a la vicepresidencia, que fue renuente a apoyar la ley durante sus dos mandatos de gobierno (2007-2015), votó a favor de aprobarla en 2018.

Su compañero de fórmula Alberto Fernández, candidato a la presidencia por el peronismo, se ha declarado en favor de la despenalización, aunque sin avanzar en la legalización.

"Creo que no debe ser delito y que esto podríamos empezar a trabajarlo sin necesidad de avanzar tan rápidamente en la legalización, porque la legalización divide mucho a los argentinos", dijo en una reciente entrevista.

rml (afp, efe)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda