Argentina: hermano de Messi detenido por porte ilegal de arma de fuego | América Latina | DW | 02.12.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Argentina: hermano de Messi detenido por porte ilegal de arma de fuego

El hermano del futbolista fue encontrado en una lancha a la deriva en la que se encontraron manchas de sangre y una pistola calibre 380

El hermano mayor del futbolista argentino Lionel Messi, Matías Messi, quedó detenido este viernes (01.12.2017) en una clínica de la ciudad de Rosario por portar ilegítimamente un arma de fuego .

Messi se recupera en el centro médico luego de que un sufriera un supuesto accidente en una lancha en el río Paraná, a la altura de la localidad de Fighiera. Un pescador lo habría encontrado dentro de una bolsa de dormir en la embarcación a la deriva.

La lancha presentó numerosas manchas de sangre, algo que levantó sospechas de la policía. Sin embargo, Messi es inicialmente detenido por portar el arma.

El fiscal José Luis Caterina informó que la pistola calibre 380 fue hallada en la lancha en la que estaba Messi por personal del gabinete criminalístico de la Policía de Investigaciones (PDI) en un operativo que consideró "transparente". La pistola estaba "apta para ser disparada" y contaba con seis proyectiles.

El delito por el que quedó detenido Messi, de 35 años, podría ser penado con una condena mínima de tres años y seis meses de prisión.

Prefectura Naval informó hoy al fiscal que la embarcación no está registrada, mientras que el abogado de la familia, Ignacio Carbone, sostuvo que "en principio no es de Matías". Hasta el momento no se pudo determinar la existencia de otra persona en la embarcación. 

El abogado dijo que el hermano del futbolista sufrió un accidente el jueves mientras conducía la lancha al chocar contra un banco de arena.

"La familia niega la existencia de un arma en la embarcación, siendo totalmente falsas las informaciones al respecto", indicó la familia en un comunicado. 

Messi sufrió fracturas en la mandíbula, la nariz y otras heridas faciales, detalló el director del centro de salud, Carlos Lovesio. Según el fiscal Caterina, el hombre "está lúcido, estable y en condiciones de declarar, aunque con alguna dificultad en el habla”.

No es la primera vez que el hermano del futbolista tiene problemas con la ley. En 2015, se encontró un arma calibre 22 en un automóvil de su propiedad. Hace dos meses, Messi cumplió con tareas comunitarias a cambio de una condena.

Messi permanecerá internado y detenido, con custodia policial, informó el fiscal en declaraciones citadas por la agencia estatal Télam. Cuando reciba el alta podría disponerse una prisión preventiva "entendiendo que puede tener recursos para fugar o entorpecer el proceso", indicó Caterina.

RRR (Dpa, El Clarín).

DW recomienda

Enlaces externos