Argentina en la Feria del Libro de Fráncfort: ″Una gran oportunidad″ | Cultura | DW | 04.10.2010
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Cultura

Argentina en la Feria del Libro de Fráncfort: "Una gran oportunidad"

Sobre las ediciones de autores argentinos y la difusión de literatura argentina en Alemania habló con Deutsche Welle Jürgen Dormagen, lector para América Latina de la editorial Suhrkamp & Insel.

Sittenlehre (Ciencias morales) y Zweimal Juni (Dos veces junio), de Martín Kohan. (Editorial Suhrkamp & Insel).

Sittenlehre (Ciencias morales) y Zweimal Juni (Dos veces junio), de Martín Kohan. (Editorial Suhrkamp & Insel).

Con el trasfondo de la Feria del Libro de Fráncfort y la presencia de Argentina como país invitado de honor, Deutsche Welle habló con Jürgen Dormagen, lector responsable para América Latina, España y Portugal de la editorial Suhrkamp & Insel sobre las nuevas ediciones de autores argentinos en alemán.

Deutsche Welle: ¿Cómo es el intercambio entre Argentina y Alemania en lo que respecta a las ediciones de autores argentinos? ¿Cómo es el contacto entre las editoriales alemanas y los escritores?

Jürgen Dormagen: Argentina es conocida en Alemania y en toda Europa Central como un país productor de literatura. El lector culto e interesado conoce como mínimo a Borges y a Cortázar, y muchos conocen las novelas y los cuentos de Adolfo Bioy Casares. En los últimos años se han dado a conocer jóvenes

Jürgen Dormagen Suhrkamp Verlag

Jürgen Dormagen es lector responsable para América Latina de la editorial alemana Suhrkamp & Inseln.

escritores a través de traducciones al alemán. No se trata de autores de best-sellers con ventas en todo el mundo, pero tanto el público interesado como aquellos que gustan de las novelas policiales con finales poco predecibles conocen a los autores argentinos. En cuanto al intercambio literario internacional entre Alemania y Argentina, las editoriales argentinas tratan de dar a conocer a sus autores en las editoriales europeas y, en este caso, alemanas. A menudo son las agencias literarias las que también juegan un papel importante, en su mayoría con sede en Buenos Aires. Claro que aquellos escritores que publican en España tienen más oportunidades de ser conocidos en Europa. Pero la presencia de Argentina como invitado de honor en la Feria del Libro de Frankfurt es una gran oportunidad de que ambas partes se conozcan mejor. También para que la crítica literaria, el mercado del libro y el lector en general conozcan en la feria a los escritores a través de debates e informes que se podrán leer y ver por televisión en Alemania, en Austria y en Suiza. Pienso que Argentina tiene un papel central y que es una gran oportunidad.

¿Cómo llegan los nuevos autores argentinos al público alemán? ¿Cómo son recibidos por los lectores?

El camino va desde las editoriales argentinas y, muchas veces, a través de editoriales españolas que publican a escritores argentinos y, en parte, a través de las agencias literarias localizadas en Barcelona, Madrid o Buenos Aires, o también aquí en Berlín o en Fráncfort. Esta es la vía más normal. A partir del boom latinoamericano, y más tarde, a partir de Isabel Allende y de Carlos Ruiz Zafón, tanto las editoriales grandes como las pequeñas notaron que la literatura hispanoamericana tiene gran aceptación. Por eso hay, tanto en las grandes empresas editoras como en las pequeñas editoriales, personas que leen a los autores en castellano y scouts y consultores que recaban informaciones sobre los libros. En cuanto a la recepción de los escritores en el público lector alemán, qué libros se venden más, eso muy diverso y se verá después de la Feria del Libro.

¿Qué autores argentinos y qué títulos publica la editorial Suhrkamp?

Suhrkamp viene publicando a autores argentinos desde hace tres décadas. Algunos grandes escritores son Silvina Ocampo, Cortázar ("Rayuela"), Manuel Puig, Osvaldo Soriano, los grandes autores argentinos clásicos. Hace algunos años hemos incorporado a otros autores de la nueva narrativa de escritores vivos: Martín Kohan, con tres títulos editados en Suhrkamp, mucho antes de que Argentina fuera invitado de honor de la Feria de Libro de Frankfurt, lo que habla de nuestro fuerte compromiso con la literatura argentina. Publicamos también a Sergio Olguín, a Elsa Osorio, y este año hemos publicado además a otros escritores nuevos con sus primeros libros en alemán: Laura Alcoba con "La casa de los conejos" ("Das Kaninchenhaus", en alemán), Samanta Schweblin con su libro de relatos "Pájaros en la boca" ("Die Wahrheit über die Zukunft"), la gran novela épica de Leopoldo Brizuela, "Lisboa" ("Die Nacht über Lissabon”, que se publica en estos días y seguramente tendrá una fuerte repercusión en el público alemán. Sin olvidar al gran autor Carlos María Domínguez, con una maravillosa novela, "La casa de papel" ("Das Papierhaus").

¿En qué se diferencian, en su opinión, los nuevos narradores argentinos, en cuanto a la elección de temas, por ejemplo, de los clásicos argentinos?

Está claro que, en comparación con los grandes autores argentinos citados, entre otros que no nombramos, el presente político y social es un factor importante en la literatura actual que se integra o se refleja con otra intensidad y de modo distinto en la producción literaria de los nuevos narradores, de otro modo que en un habitante de las bibliotecas como fue Borges. Es inevitable que la realidad sociopolítica del presente y del pasado reciente, con los años de la dictadura militar, deje su impronta en la forma más diversa en la escritura de la joven generación de escritores argentinos vivos. Y eso es algo que impresiona sobremanera y que es muy revelador para los lectores alemanes: cómo estos autores abordan el pasado argentino, de manera tan diversa y con tanto énfasis. Pero no en plan de acusación ni con la pretensión de saberlo todo, sino desde el relato interno de los personajes. Eso es algo muy interesante, algo de lo que no escapa ningún autor joven. Otra cosa que no se daba en la época de los autores clásicos son los diferentes géneros. Adolfo Bioy Casares y Borges sí coquetearon con la novela policial, pero el género como tal fue tomado por la nueva generación. También hay una escritura joven y conscientemente femenina que es una nueva característica de la literatura actual, si bien ya Silvina Ocampo o Alejandra Pizarnik escribían así. No hay nada demasiado nuevo en la literatura, pero sí lo hay en las nuevas pautas y en los matices que la diferencian. En Argentina hay toda una gama de posibilidades literarias, con los cuentos tan particulares, austeros y sumamente interesantes de Samanta Schweblin, y con la novela extensa, épica y de largo aliento de Leopoldo Brizuela sobre el pasado argentino que sigue influyendo en el presente. El marco adecuado ayuda a que los libros alcancen al público de forma duradera y con el énfasis necesario a través de la crítica y del mercado.

¿Cómo es el programa de Suhrkamp & Insel en cuanto a las publicaciones para la Feria del Libro de Frankfurt 2010?

En Suhrkamp & Insel tenemos una gran backlist, o lista de libros publicados en años anteriores que están disponibles para la venta. Contamos con los autores argentinos clásicos citados, y por eso nos decidimos a concientizar acerca de que, junto a esos autores clásicos, también están los nuevos narradores a los que vale la pena conocer, y decidimos ponerlos en primer plano. Algunos son Laura Alcoba, Leopoldo Brizuela, Carlos María Domínguez, Martín Kohan, Sergio Olguín, Elsa Osorio y Samanta Schweblin. Confeccionamos un prospecto justamente para acercarlos al público y para que los lectores sepan que no sólo se los puede leer teniendo en cuenta a los clásicos argentinos, sino como a autores actuales con un estilo propio.

¿Qué opina sobre el mercado del libro en Argentina con Buenos Aires como Capital del Libro 2011?

Para todos los que tenemos que ver con la literatura hispana y, especialmente, con la literatura latinoamericana está claro que en los últimos años ha habido mucho movimiento en Buenos Aires. Por un lado, debido a la aparición de gran cantidad de editoriales independientes con programas propios muy interesantes y, por el otro lado, por las grandes editoriales que están conectadas con editoras españolas (como Plaza y Janés, Planeta, Anaya y otras). Esto significa que allí está disponible todo el abanico de posibilidades literarias. También sabemos que para la mayoría de los lectores argentinos no es fácil pagar el precio de los libros, por no hablar de los libros importados de Europa. Pero creo que desde Fráncfort, Berlín, París o Amsterdam se considera a Buenos Aires un centro importante del libro y de la nueva literatura. En Alemania hay siempre gran curiosidad por las novedades literarias de América Latina. Y no sólo de Argentina, sino también de México y de otros países. Buenos Aires tiene una conexión cultural muy rica con Europa, un vínculo intelectual, y es un destino favorito de los viajeros europeos que quieren conocer una gran ciudad con tesoros culturales y con un universo literario propio.

Entrevista de Cristina Papaleo

Edición: Pablo Kummetz

DW recomienda

Enlaces externos