Argentina: ¿cuán peligroso es el sindicalista Hugo Moyano para Macri? | Argentina | DW | 22.02.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

América Latina

Argentina: ¿cuán peligroso es el sindicalista Hugo Moyano para Macri?

La relación del líder del Sindicato de Camioneros de Argentina, Hugo Moyano, con el gobierno de Mauricio Macri es altamente conflictiva. ¿Cuán poderoso es el sindicalista peronista en alianza con el kirchnerismo?

Manifestación en Buenos Aires convocada por el sindicalista Hugo Moyano.

Manifestación en Buenos Aires convocada por el sindicalista Hugo Moyano.

En una demostración de fuerza y apoyado por el kirchnerismo, el líder del Sindicato de Camioneros de Argentina, Hugo Moyano, paralizó Buenos Aires este miércoles (21.02.2018) para expresar su rechazo a la política económica de Mauricio Macri.

El actual gobierno argentino le ha declarado la guerra al sindicalismo peronista. Desde que Macri asumió la presidencia, varios sindicalistas han sido llevados ante la Justicia por casos de corrupción.

Lea también:

-Nepotismo: el "sueño argentino"

-Sindicatos reclaman cambio de modelo económico en Argentina

-Macri exalta el diálogo en jornada de huelga en Argentina

También Moyano está siendo investigado por presunta malversación de fondos. Durante su alocución en la manifestación del 21 de febrero, el sindicalista camionero se defendió sobre todo de las acusaciones en su contra. De ahí que muchos interpretaran la concentración como una venganza personal de Moyano contra Macri.     

Sin embargo, la relación del sindicalista con el presidente no siempre fue de confrontación: "Su acercamiento a Macri fue coyuntural, por el rechazo a Cristina Fernández de Kirchner. Fueron aliados circunstanciales, no programáticos. Los unió la necesidad de sacarse de encima el kirchnerismo", dice Marcos Novaro, de la Universidad de Buenos Aires, en entrevista con DW. El sociólogo explica que Moyano acumuló mucho poder durante la presidencia de Néstor Kirchner (2003-2007), "que lo convirtió en jefe indiscutido de la CGT (Confederación General del Trabajo)". La ruptura con Cristina Fernández de Kirchner se dio cuando Moyano pretendió tomar el control del Partido Justicialista (PJ).

"Estilo extorsivo, voraz y matón"

Carlos Fara, Director del Consejo Consultivo del Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina (CADAL), describe a Hugo Moyano como "un clásico líder de camioneros, como Jimmy Hoffa en Estados Unidos, con su estilo extorsivo, voraz y matón. Especuló con pasar a la política activa -de hecho creó un partido-. Nunca gozó de buena imagen, ni en la política ni mucho menos en la sociedad. Siempre fue un personaje respetado y temido, no querido, ni admirado".

Hugo Moyano en la concentración del 21 de febrero.

Hugo Moyano en la concentración del 21 de febrero.

Paula Lenguita, investigadora del Centro de Estudios e Investigaciones Laborales (CONICET), señala que Moyano se opuso abiertamente al neoliberalismo adoptado en la década del menemismo. Pese a su meteórica carrera ascendente, "es un dirigente gremial muy polémico", dice, y agrega que "gran parte de su poder lo consiguió fortaleciendo la capacidad disruptiva del sindicato de transporte, que cuenta con el recurso estratégico de bloquear los accesos a la Capital Federal". Carlos Fara recuerda que Moyano además tiene negocios empresariales y que su yerno controla la poderosa Asociación del Fútbol Argentino.

Hugo Moyano lleva 30 años al frente del Sindicato de Camioneros. No obstante, en opinión de Marcos Novaro, tiene cada vez menos poder en Argentina: "Empezó a declinar en 2011 porque Cristina Fernández favoreció a otros sindicalistas y dividió la CGT. El Sindicato de Camioneros está en crisis. Los demás gremios buscarán aprovechar su caída en desgracia para recuperar autonomía e influencia". 

Regreso al kirchnerismo

Con la manifestación en Buenos Aires se hizo patente su acercamiento al kirchnerismo. ¿Cuán poderosa puede llegar a ser esta alianza? "Es una relación nueva de conveniencia luego de años de estar enfrentados. Es la manera en que Moyano puede evitar su aislamiento político y sindical, mientras que para los Kirchner es una forma de engrosar un frente anti-gobierno", dice el experto de CADAL a DW.

Paula Lenguita resalta el poder movilizador de Moyano: "La política económica del macrismo está determinado un nuevo acercamiento a los sectores kirchneristas e incluso a ciertos sectores de izquierda partidaria. La demostración de este nuevo movimiento político, aún con serias diferencias ideológicas, hizo posible una manifestación en la jornada de ayer que aglutinó a todas esas corrientes políticas en un mismo grito, en contra del macrismo". 

Por su parte, Marcos Novaro duda del éxito a largo plazo de la alianza con el kirchnerismo. Según el sociólogo, a Cristina Fernández de Kirchner y Moyano "los une la desgracia. No hay un acuerdo programático y su relación va a durar menos que el entendimiento con Macri".

Viola Träder (ERS)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema