Arabia Saudita: posibilidad de reformas | Política | DW | 06.08.2005
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Política

Arabia Saudita: posibilidad de reformas

El nuevo monarca saudí estará dispuesto a introducir reformas políticas y sociales en la conservadora sociedad nacional siempre que no choquen con la Sharía o ley islámica, aplicada estrictamente en la cuna del Islám.

Pasados los días de luto por la muerte del rey Fahd, tanto responsables como comentaristas e incluso religiosos saudíes subrayan ahora los retos que deberá afrontar el nuevo guardián de los lugares sagrados. Entre otros, destacan la seguridad en el reino -que lucha desde hace años contra el terrorismo y el extremismo religioso- las reformas y el desempleo que los expertos atribuyen a la abundancia de mano de obra extranjera y a la falta de cualificación de muchos jóvenes saudíes. Sin embargo, nadie menciona posibles cambios en lo que se refiere a algunos puntos de la Sharía, como los que atribuyen sólo al marido el derecho al divorcio o conceden al varón el doble que a la mujer en caso de la herencia, asuntos que en otros países islámicos, como Líbano, Egipto e Irak, son ahora discutibles.

Entre otros desafíos, la mujer saudí tendrá que luchar por conseguir el derecho a viajar sin que esté acompañada por su marido o por un varón de la familia, conducir vehículos, además del de poder ocupar cargos ministeriales y participar en las elecciones. A las mujeres saudíes no se les permitió votar o presentarse como candidatas en las primeras elecciones municipales de la historia del reino, celebradas entre febrero y abril pasados. "Está claro que la tolerante ley islámica seguirá siendo la base sobre la que serán fundamentadas las futuras estrategias para la reforma", explicó Aed Al Radadi, subsecretario del Ministerio de Información. Cualquier cambio se realizará en conformidad con las enseñanzas islámicas y "dependerá de los requerimientos de desarrollo" del país, el mayor productor y exportador de petróleo del mundo. Por su parte, el príncipe Salman, gobernador de Riad y hermanastro del rey Abdala, ha insistido en que Arabia Saudita aplica su propio programa de reforma que los sucesivos soberanos saudíes "continúan desarrollando desde la fundación del reino en 1902".