Aprueban servicio militar obligatorio para judíos ultraortodoxos | El Mundo | DW | 12.03.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Aprueban servicio militar obligatorio para judíos ultraortodoxos

En lo que es considerado como una decisión histórica, el Parlamento de Israel aprobó la implementación gradual del servicio militar obligatorio para la población masculina judía ortodoxa.

Judíos ultraortodoxos deberán cumplir el servicio militar obligatorio en Israel. El Parlamento aprobó las reformas en una tercera y última lectura, con solo un voto en contra. Los 52 diputados de los ocho partidos de oposición boicotearon la votación al ausentarse del pleno.

La reforma al respecto fue pactada por la coalición de centro-derecha formada hace un año, y en la cual no está integrada ninguna reresentación política ultraortodoxa. El ministro de Finanzas, Jair Lapid, impulsó la idea de que “las cargas deben ser repartidas por igual” y se pronunció por el fin de las exenciones por motivos religiosos.

Desde la fundación del Estado de Israel, en 1949, la población masculina ultraortodoxa cuyo tiempo está dedicado en su totalidad al estudio religioso estaba exenta de tal obligación.

Debate y manifestaciones

En Israel es desde hace años motivo de debate si los jóvenes judíos que se dedican por completo al estudio religioso deben ir o no al ejército. La polémica ha llegado a causar la caída de algunos gobiernos en el país.

La reforma contempla una cuota mínima de reclutas ultraortodoxos, que será vigente a partir del año 2017. Actualmente, los hombres israelíes realizan un servicio miitar de tres años, y las mujeres, de dos. Tales periodos serán reducidos varios meses en el marco de las reformas aprobadas.

La incorporación de judíos ultraortodoxos en el servicio militar tambien les permitirá una mejor integración al mercado de trabajo, argumenta la coalición de gobierno, toda vez que en la educación judía ultraortodoxa no incluye materias más alla de la religión.

La reforma contempla penas, incluso privativas de la libertad, para los estudiantes religiosos que rechacen realizar el servicio militar. Esto ha desatado protestas masivas.

A principios de marzo, cerca de 300.000 personas se manifestaron en Jerusalén contra las reformas que finalmente fueron aprobadas este miércoles en el Parlamento.

EL(dpa, afp)

Publicidad