Aplazan juicio contra Mursi | El Mundo | DW | 28.01.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Aplazan juicio contra Mursi

El expresidente de Egipto anunció el sorpresivo nombramiento de un abogado defensor, en el proceso que se reanudará el 22 de febrero. Emisoras estatales no emitieron en directo la señal de la audiencia.

El segundo juicio contra el expresidente egipcio Mohamed Mursi, en el que se lo acusa de fugarse de prisión, fue aplazado al 22 de febrero poco después de su inicio en El Cairo, informó la televisión estatal.

Se trata del segundo proceso judicial abierto contra el expresidente islamista, en el que la Fiscalía lo acusa junto a otros 130 imputados de fugarse de la cárcel el 28 de enero de 2011 aprovechando el caos desatado por la revolución egipcia contra su predecesor Hosni Mubarak.

A la vista acudieron Mursi y unos 20 acusados más, mientras el resto, entre ellos muchos palestinos y libaneses, están fugados.

"Soy el presidente"

Las "jaulas", que sustituyen en Egipto al banco de los acusados, tenían por primera los barrotes reforzados con cristal para impedir interrupciones y se apagaron los micrófonos para no oír comentarios no deseados de los acusados.

Mursi fue colocado en una separada del resto, también reforzada con cristal y vestía el uniforme blanco de prisión en lugar del traje con el que se vistió en otro juicio que comenzó en noviembre.

Pese al cristal, Mursi increpó al juez: "¿Quién es usted? No lo conozco". Y éste respondió: "Soy el presidente del Tribunal Penal de El Cairo". A lo que Mursi respondió: "Yo soy el presidente legítimo del país".

Además, se quejó de que desde su jaula de cristal no podía escuchar bien lo que se decía en la vista, informó el diario "Al Ahram" en su edición online. También denunció que lo mantuvieron encerrado y aislado desde la tarde del lunes, sin permitirle ver a nadie.

Cargos de "conspiración"

Y a continuación, la Fiscalía estatal leyó la acusación, según la cual Mursi y el resto de los acusados conspiraron con miembros del movimiento palestino Hamas y de la milicia chiita libanesa Hizbolá para escapar de la prisión de Wadi Natrun, en el delta del Nilo, donde habían sido encerrados en enero de 2011 sin cargos.

Manifestación en El Cairo.

Manifestación en El Cairo.

Entre los acusados se encuentran funcionarios de alto rango del grupo ahora ilegalizado de los Hermanos Musulmanes como Saad al Katatni, Essam al Arian o Mohammed al Beltagi.

Durante la vista, Mursi anunció sorpresivamente que el renombrado conocedor del derecho islámico Selim al Awa se encargará de su defensa, después de negarse hasta ahora a nombrar a un abogado que lo representara al no reconocer la legitimidad del tribunal. Al Awa, doctorado en Londres, es cercano a los Hermanos Musulmanes, pero recientemente criticó su pensamiento dogmático.

La televisión estatal no emitió en directo la sesión, como había anunciado previamente, y sólo mostró un breve extracto de Mursi gritando y gesticulando antes de mostrar la lectura de la acusación.

¿Pena de muerte?

Mursi, apartado del poder por los militares en un golpe de Estado en julio tras protestas masivas en su contra, está siendo procesado desde noviembre por su implicación en la muerte de manifestantes y se están preparando otros procesos en su contra, entre ellos por acusaciones de espionaje y terrorismo. Algunos de los delitos que se le atribuyen están castigados con la pena de muerte.

Los analistas consideran que la mayoría de las acusaciones están políticamente motivadas.

Mientras tanto, la policía dispersó a unos 300 seguidores de Mursi que se habían reunido cerca de la principal estación de tren de la capital egipcia, informó la televisión estatal.

Por otro lado, atacantes desconocidos asesinaron hoy en El Cairo a un oficial de la policía de alto rango: el general Mohamed Said, director de la oficina técnica del Ministerio del Interior, murió cerca de su casa en un ataque de hombres armados desde una motocicleta, informaron fuentes de la seguridad egipcias.

EL(dpa, EFE)

Publicidad