Anna Netrebko: en la trampa de la propaganda | Cultura | DW | 10.12.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Cultura

Anna Netrebko: en la trampa de la propaganda

La estrella de ópera Anna Netrebko donó dinero al teatro de Donetsk y posó junto a un líder separatista del este de Ucrania, sosteniendo la bandera de “Nueva Rusia”. ¿Se trata de una acción de propaganda prorrusa?

La soprano titubea por un momento antes de tomar la bandera roja con la cruz azul de San Andrés, la bandera de la región separatista de Nueva Rusia. Oleg Zarjow, un líder separatista de la zona en conflicto en el este de Ucrania, muestra la bandera ante las cámaras. Más tarde, afirmaría en Twitter que Anna Netrebko izó la bandera de Nueva Rusia. El encuentro tuvo lugar el domingo (7.12.2014) durante una conferencia de prensa en un hotel de lujo en San Petersburgo.

Anna Netrebko canta en los grandes teatros de ópera.

Anna Netrebko canta en los grandes teatros de ópera.

En la conferencia, la artista de 43 años le entregó al líder separatista un cheque de más de un millón de rublos, unos 15.000 euros. El dinero está destinado al teatro de la ciudad de Donetsk, dijo. Sin embargo, el hecho de que se lo haya entregado a Zarjow, quien es perseguido en Ucrania como terrorista, y no a artistas ucranianos, convierte su acción en un asunto político.

Netrebko: “No es una acción política”

Su mánager Michael van Almsick trató de calmar los ánimos y difundió una declaración de la cantante: “Quería ayudar y apoyar a mis amigos artistas con una donación, porque creo en la fuerza del arte en tiempos de conflicto y crisis. La donación le fue entregada a un representante oficial para asegurar que llegue a su destino, el teatro de Donetsk. Sin embargo, también quiero aclarar que esta donación no es un acción política”. Más tarde, a través de su cuenta de Facebook, la cantante informó que no había estado planeado que le entregarían la bandera. No se habría dado cuenta sino hasta después de qué bandera era la que sostenía en manos.

El violinista Gidon Kremer.

El violinista Gidon Kremer.

El renombrado violinista Gidon Kremer dijo a DW que esta acción refleja “una actitud completamente consciente y política”. “Los artistas deberían promover y difundir la armonía y la paz. Es una pena que una mujer con una de las voces más hermosas del mundo perpetre tales desatinos”, afirma el músico letón. Preocupado por el actual conflicto entre Rusia y Ucrania, Kremer había cambiado su programa. Para expresar su “aprecio por la cultura y música rusas”, tocó “Mi Rusia” en vez de una biografía musical.

¿Una acción sin consecuencias?

Anna Netrebko es famosa en todo el mundo y canta en los grandes teatros de ópera. Para ello, cobra honorarios de hasta 15.000 euros por noche. El año entrante cantará tanto en la Ópera Estatal de Baviera como en la de Viena. Aún no está claro si esta acción tendrá consecuencias para la artista, que gana su dinero sobre todo con conciertos que ofrece en Occidente.

En su página de Facebook, la cantante fue duramente criticada, pero también elogiada. El periódico ruso Moskowski Komsomolez comentó al respecto: “Bien hecho Anna, esperemos que Occidente no imponga sanciones en contra tuya”. Por su parte, la página web ucraniana Obosrewatel.com critica que la soprano no haya mencionado que el sufrimiento de los músicos de Donetsk es el resultado de las “acciones” de la autonombrada República Popular de Donetsk. Puesto que los separatistas prorrusos en el este de Ucrania luchan contra el Ejército del país, el gobierno en Kiev dejó de apoyar financieramente a la ópera de esa ciudad.

No hay razones para cambios

Pese a las críticas, el 28 de diciembre de 2014, la cadena alemana de televisión ZDF transmitirá el concierto de fin de año con Anna Netrebko desde la Ópera Semper en Dresde. “La ZDF no ve ninguna razón para hacer cambios en el reparto de ‘La princesa gitana' en Dresde”, respondió la cadena de televisión a DW al respecto.

En el pasado, Netrebko siempre dejó claro que es una patriota rusa y que apoya al presidente ruso, Vladimir Putin. Sin embargo, la cantante no es la única en la escena artística alemana que piensa de esa forma. Cuando las fuerzas rusas ocuparon la península de Crimea, el influyente director ruso Valery Gergiev firmó una carta de apoyo que publicó el Ministerio de Cultura ruso. También la firmaron renombrados músicos como el pianista Denis Matsuev, el violinista y director Vladimir Spivakov, la soprano Chibla Gerzmava y la leyenda de la ópera Elena Obraszova. A partir de 2015, Gergiev dirigirá la Filarmónica de Múnich.