Angelique Kerber: El principio del fin | Deportes | DW | 28.08.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Deportes

Angelique Kerber: El principio del fin

La primera ronda de la tenista alemana Angelique Kerber en el Abierto de EE.UU. marca el final de un año pésimo de Grand Slam para la campeona de Wimbledon de 2018. ¿Es un indicio del fin de su carrera?

Angelique Kerber en el Abierto de EE. UU.

Angelique Kerber en el Abierto de EE. UU.

"Este año no fue el mejor para mí en los Grand Slams”, dijo Angelique Kerber después de ser derrotada por la tenista francesa Kristina Mladenovic en Flushing Meadows, el lunes 26 de agosto de 2019. En realidad esta jugadora -que ganó el torneo de Wimbledon y que logró llegar a cuartos de final y a la semifinal del Abierto de Australia y Francia el año pasado- se quedó corta al decir eso. Y tampoco sorprende que haya fallado este año, en la primera ronda del Abierto de Francia, y en la segunda ronda de Wimbledon.

Su mejor partido hasta ahora fue en Melbourne, donde logró la cuarta ronda antes de ser derrotada por Danielle Collins, una estadounidense en el puesto 108 del ranking. "Claro que estoy decepcionada. Perdí partidos y confianza”, añadió Kerber. No es la primera vez que la alemana tiene problemas con la confianza. En 2017 tuvo un año difícil, después de ganar varios torneos y llegar a la cima del ranking mundial, en 2016.

Kerber en el Abierto de EE. UU. de 2019.

Kerber en el Abierto de EE. UU. de 2019.

Kerber despide a entrenadores

Hace dos años, Kerber separó de quien fuera su entrenador de muchos años, Torben Beltz, y empezó a trabajar con Wim Fissette, que ya había entrenado a tenistas como Simona Halep y Kim Clijsters. La relación parecía dar frutos, con el éxito de Wimbledon como el hito de un buen año. En octubre de 2018, Kerber terminó la colaboración con Fissette y anunció que quería participar en los finales de la Asociación de Tenis Femenino (WTA) sin entrenador. Poco después empezó a trabajar con Rainer Schüttler, hasta julio de 2019, cuando lo despidió.

Jugar sin entrenador en este nivel deportivo es algo inusual. Boris Becker, el famoso extenista alemán, dijo: "No puedo entender por qué ha jugado sin entrenador ese partido. Todos los jugadores de los top 10 tienen un entrenador a su lado.” La jefa de la Asociación Alemana de Tenis Femenino, Barbara Rittner, añadió: "No hubiera perdido ese partido con un entrenador.” Kerber reaccionó tercamente a los comentarios: "No acepto presiones de nadie. La razón por cual perdí no era que no tenía un entrenador.”

Angelique Kerber durante la final de la WTA en Singapur. (2018).

Angelique Kerber durante la final de la WTA en Singapur. (2018).

Jugadora defensiva

El éxito de Kerber está construido en base a hacer lo mejor con su talento. En los partidos muestra un estilo más pasivo y defensivo que activo. Muchas veces, Kerber confía demasiado en su oponente, y así pierde partidos. Pero la jugadora ya estuvo una vez en este punto en su carrera y se pudo recuperar. Pocos piensan que no volverá. Si embargo, la tenista ya tendrá 32 años cuando comience el próximo Grand Slam, el Abierto de Australia, en enero de 2020. En las últimas décadas, esa edad no era una condición muy prometedora para el éxito: solo Martina Navratilova (34) y Serena Williams (36) ganaron torneos con más de 32 años de edad. La situación entre los hombres es diferente: Novak Djokovic (32), Roger Federer (38) y Rafael Nadal (33), los tres tenistas más exitosos del momento, tienen más de 30 años. No hay ningún tenista menor de 30 años que haya ganado el Grand Slam hasta ahora.

Aparte de los talentos extraordinarios de Williams, Djokovic, Federer y Nadal, lo que prolonga una carrera profesional son factores como una alimentación correcta, conocimientos médicos, la participación selectiva en torneos y métodos de entrenamiento, sobre todo implementados por un entrenador. Cinco meses antes del próximo Slam, los chances de Kerber de participar en las finales de la WTA están disminuyendo. Ahora podría tomarse tiempo para relajarse y decidir si un entrenador nuevo sería útil para que pueda volver en 2020 tan fuerte como lo hizo en 2018.

(mm/cp)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda