Angela Merkel roza el cénit del poder | Alemania | DW | 23.09.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Angela Merkel roza el cénit del poder

El conteo preliminar oficial lo confirma: la Unión Cristianodemócrata (CDU) de la canciller Angela Merkel cosechó un éxito aplastante, cercano a la mayoría absoluta en las elecciones legislativas alemanas.

La canciller Angela Merkel no sólo tiene asegurado un tercer mandato hasta 2017, sino que llegó al cénit del poder. Según conteo preliminar oficial de todos los distritos electorales, su formación democristiana obtuvo un 41,5 por ciento de los votos –lo que representa 7,7 puntos más que en 2009, cuando quedó con el 33,8 por ciento. Y este es, además, el mejor resultado de los conservadores desde la reunificación alemana en 1990.

Como se esperaba, los socialdemócratas de Peer Steinbrück vieron frustrados los planes de desbancar a Merkel de la mano de Los Verdes. El SPD obtuvo un 25,7 por ciento, el segundo peor resultado desde la Segunda Guerra Mundial (después del mínimo histórico de 2009). Por su parte Los Verdes, con cerca del 8,4 por ciento, cedieron más de dos puntos.

"Hoy podemos celebrar un resultado extraordinario. Trabajaremos con responsabilidad para tener otros cuatro años exitosos en Alemania", celebró Merkel –la única jefa de gobierno europea que gana unas elecciones en tiempos de crisis– tras recibir un renovado voto de confianza de los electores, satisfechos con la bonanza económica que impera en Alemania y su gestión de la crisis.

Ver el video 02:04
Now live
02:04 minutos

SPD y Verdes: ¿coalición u oposición?

¿Gran coalición?

La CDU quedó a escasos escaños de la mayoría absoluta, por lo que se verá forzada a abrir una mesa de negociación en busca de un socio de coalición. Entre los socios posibles figuran los socialdemócratas del SPD y Los Verdes. "No quiero especular y prefiero esperar a que estén disponibles los resultados definitivos", matizó Merkel. La jefa de gobierno anunció que buscará "una mayoría estable" y descartó gobernar en minoría.

"La pelota está en el campo de la señora Merkel, es ella quien tiene que buscar mayoría", declaró el candidato socialdemócrata, que descartó nuevamente formar parte de un gobierno al mando de Merkel. Similares fueron las primeras declaraciones de la secretaria general del partido Andrea Nahles. Las experiencias de la anterior gran coalición “no fueron especialmente positivas”, reafirmó asimismo Hannelore Kraft, ministra-presidenta de Renania del Norte Westfalia, tradicional bastión socialdemócrata.

La rama bávara de la CDU, la Unión Socialcristiana (CSU), se ha negado de plano a negociar con Los Verdes, según trascendió desde círculos del partido, con lo que cobra más cuerpo la opción de una "gran coalición" con los socialdemócratas, como la que dirigió Merkel entre 2005 y 2009.

"Queríamos desalojar a Merkel y no lo logramos", admitió el candidato de los ecologistas Jürgen Trittin. Pero tanto socialdemócratas como verdes reiteraron que no están dispuestos a formar un tripartito de izquierda con el Partido La Izquierda, que reunió un 8,6 por ciento de los votos y perdió más de tres puntos respecto a 2009.

Liberales fuera, Verdes descepcionados

Perdedores: el candidato liberal Rainer Brüderle (i) y el líder del partido Philipp Rösler (d).

Perdedores: el candidato liberal Rainer Brüderle (i) y el líder del partido Philipp Rösler (d).

Los grandes perdedores de la jornada electoral fueron los liberales del FDP. Los socios menores de la coalición de centroderecha de Merkel sufrieron una debacle histórica: por primera vez en los 65 años de la República Federal de Alemania, los defensores del libre mercado quedaron fuera del Parlamento con el 4,8 por ciento de los votos, diez puntos por debajo de su resultado de 2009. "Es una hora muy dura para el FDP", dijo el candidato liberal, Rainer Brüderle.

La decepcionada cúpula del Partido de Los Verdes y la del Partido Liberal presentarán sus renuncias en el transcurso del día, según trascendió desde círculos de las agrupaciones.

Un gran éxito celebraron, en cambio, los euroescépticos de Alternativa para Alemania (AfD), que dieron voz al descontento con los rescates europeos y, a sus pocos meses de fundados, quedaron a escasas décimas del cinco por ciento necesario para obtener una representación parlamentaria. "Hemos enriquecido la democracia en Alemania", proclamó su presidente, el catedrático de economía Bernd Lucke. "La escena política alemana es inimaginable sin nosotros", festejó la vicepresidenta Frauke Petry.

Gracias a "Angie" o "Mutti" y su popularidad personal

Unos 61,8 millones de alemanes fueron llamados a votar, entre ellos tres millones de jóvenes convocados a las urnas por primera vez. La participación electoral fue de 71,5 por ciento. El instituto demoscópico Forschungsgruppe Wahlen atribuyó el éxito de la CDU a la gran popularidad personal de Merkel, la mayor desde 1990, cuando su mentor Helmut Kohl guió la reunificación de Alemania.

Angie para Alemania, celebran sus simpatizantes.

"Angie para Alemania", celebran sus simpatizantes.

La canciller goza del apoyo del electorado por encima de las fronteras partidistas: el 80 por ciento aseguró a Forschungsgruppe Wahlen que "Angie" o “Mutti” (alemán para “mami”) –como la llaman con cariño sus simpatizantes y con sorna sus detractores– hace un buen trabajo. Además, se ha beneficiado de que, a pesar de la eurocrisis, los alemanes crean que están mejor que en 2009.

rml (dpa, tageschau, dradio, Der Spiegel)

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema

Publicidad