Ana Frank vuelve a su ciudad natal | Cultura | DW | 28.02.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Cultura

Ana Frank vuelve a su ciudad natal

Antes de su odisea en la buhardilla de Ámsterdam, la familia de Ana Frank vivió en Fráncfort muchos años. Ahora, su legado vuelve para exponerse en un nuevo centro dedicado a su familia.

Se fue como refugiada, pero ahora regresa con reconocimiento mundial a su ciudad natal, Fráncfort del Meno. El legado de Ana Frank, la célebre autora del diario de vida más famoso del mundo, vuelve a la ciudad alemana ochenta años después de su huida del nazismo, para instalarse en el Museo Judío de Fráncfort. Cientos de objetos, muebles, documentos, pinturas, libros y recuerdos de la familia judía retornan ahora a una ciudad convertida en pujante capital financiera, pero huérfana por la guerra del urbanismo y la historia que fueron el paisaje de los Frank hasta su emigración.

Un acuerdo entre el Fondo Ana Frank, en Basilea -donde ya en su tiempo vivían la abuela y parientes de la niña-, y el Museo Judío de la capital del Meno ha permitido esta donación permanente para un nuevo "Familie Frank Zentrum" (Centro de la Familia Frank). El traslado del legado permitirá su adecuada exhibición, protección e investigación, aseguraron ambas instituciones. Con tal motivo, el edificio del museo será sometido a una ampliación, que tiene previsto finalizar en 2015.

Edith und Otto Frank mit den Kindern Anne und Margot

Edith y Otto Frank, paseando por Fráncfort del Meno con sus hijas Ana y Margot.

La historia de una vida

Ana Frank nació en Fráncfort en 1929 y murió de tifus en el campo de concentración de Bergen-Belsen en 1945, mes y medio antes del fin de la Segunda Guerra Mundial (1939-45) y después de haber sobrevivido a Auschwitz. El diario que escribió durante su exilio y escondite en Ámsterdam es uno de los relatos más famosos de esa guerra: un testimonio en vida del sufrimiento de una familia judía contado desde los ojos de una niña con una imaginación e inteligencia desbordante.

Lo que pocos saben es que Ana Frank vivió en Fráncfort hasta los seis años. Su padre trabajaba en una fábrica de mermeladas en la capital de Hesse. Su familia era abierta y reformista, y los hijos gozaron de una envidiable educación y una inmensa biblioteca en casa.

Haus der Familie Frank in Frankfurt

Casa de la familia Frank en Fráncfort.

Poco después de la llegada de Adolf Hitler al gobierno en Berlín, el partido nazi ganó las elecciones municipales en Fráncfort, y la familia Frank, intuyendo el peligro, se trasladó primero a la localidad fronteriza de Aquisgrán, y finalmente a Ámsterdam, donde obtuvieron permiso para abrir una nueva filial de la empresa de mermeladas Opetka.

La familia llegó en 1934 a su nueva casa en la calle Merwedeplein 37, pero tuvo que esconderse finalmente en la trastienda de Opetka en la Prinsengracht 263, donde fue sorprendida por la Gestapo el 5 de julio de 1942.

Dos museos, dos etapas, dos vidas

El Museo Ana Frank en Ámsterdam se centra en la persecución de la que fueron víctimas los Frank, y cuenta en su exposición con el famoso diario original, escrito desde la buhardilla donde se escondía la familia. El Museo de Fráncfort, por otra parte, estará más centrado en la historia familiar local.

Elkan Juda Cahn und seine Frau Betty Ur-Ur-Ur-Großeltern von Anne Frank

Elkan Juda Cahn y su mujer Betty, trastatarabuelos de Ana Frank.

Los familiares de Ana Frank estuvieron presentes en la inauguración. "Hoy logramos cerrar un círculo", dijo durante el evento Buddy Elias, de 86 años, que aún recuerda la visita de su prima Ana a la casa familiar de Basilea. Allí ha presidido hasta ahora el fondo familiar.

Tras barajarse varios destinos, se optó por Fráncfort "por buenas razones", explicó Elias. Entre otras, fue la editorial S. Fischer, de Fráncfort, la que lanzó al mundo el "Diario de Ana Frank", y las instituciones locales se esforzaron particularmente en el estudio y reparación del pasado totalitario.

El primer objeto de la futura exposición ya ha llegado al museo: se trata de un retrato de los trastatarabuelos de ambos, Ana y Buddy. Sin embargo la mayor parte de los objetos de la exposición sólo serán trasladados cuando el Museo haya sido reformado, de aquí a tres años, según las estimaciones de las autoridades.

Agencias

Editora: Emilia Rojas Sasse

DW recomienda