Ampaire prueba el avión eléctrico más grande del mundo | Ecología | DW | 08.06.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Ecología

Ampaire prueba el avión eléctrico más grande del mundo

El fabricante de aviones estadounidense ha lanzado el Ampaire 337, el avión híbrido-eléctrico más grande jamás volado. La compañía proyecta emprender vuelos comerciales en 2021.

Ampaire, con sede en Los Ángeles, reveló su prototipo de avión con motor eléctrico, el Ampaire 337, en un vuelo de prueba sobre el aeropuerto de Camarillo en California este 6 de junio. Nunca antes ha despegado un avión híbrido-eléctrico de tales magnitudes. "Imagínese que en pocos años se podrán comprar boletos para vuelos que sean limpios, silenciosos y económicos", dice Kevin Noertker, el presidente ejecutivo de la empresa emergente fundada en marzo de 2016.

El avión bimotor podrá transportar de 7 a 9 pasajeros y cuenta con un alcance de hasta 160 kilómetros. Se basa en el Cessna 337 Skymaster de seis asientos, ahora modernizado con el sistema de propulsión eléctrica patentado por Ampaire, el cual es alimentado por un sistema de batería liviano.

La compañía dijo que esto es un "híbrido paralelo", es decir, un motor de combustión interna y un motor eléctrico que trabajan juntos para optimizar la potencia de salida a medida que el avión vuela.

Un gran paso ecológico

Reducir el impacto de la aviación en el medio ambiente es un objetivo de toda la industria. Al enfrentar la presión para reducir el impacto de las aeronaves en el medio ambiente, las aerolíneas y los fabricantes están buscando alternativas ecológicas: desde esquemas de compensación de carbono hasta objetivos de sostenibilidad de la industria y combustibles alternativos.

Las aerolíneas se han comprometido a lograr un crecimiento sin emisiones de carbono a partir de 2020 y a reducir las emisiones netas de la aviación en un 50 por ciento para 2050, en comparación con los niveles de 2005.

Según la Comisión Europea, las emisiones de los aviones representan actualmente alrededor del 3 por ciento de las emisiones totales de gases de efecto invernadero de la Unión Europea y alrededor del 4 por ciento de las emisiones globales de gases de efecto invernadero. Las emisiones por persona de un vuelo de Londres a Nueva York equivalen aproximadamente a las de una persona en la UE que calienta su casa durante todo un año.

En la configuración híbrida, la aeronave ve grandes ahorros de emisiones de gases de efecto invernadero y reducciones de costos operativos. Los aviones eléctricos también son más silenciosos.

"Dada la urgencia de la crisis climática, el vuelo histórico de hoy no solo representa un gran paso para la aviación, sino también un gran paso para el liderazgo de Los Ángeles en la electrificación del transporte", dijo Matt Petersen, director ejecutivo de Los Angeles Cleantech Incubator (LACI), dueña de Ampaire.

La empresa estadounidense proyecta empezar sus operaciones comerciales en 2021. Los vuelos de prueba verían a la aeronave volar varias veces por semana desde junio hasta agosto de 2019 y reunirían datos sobre las características de rendimiento de la propulsión eléctrica, dijo la compañía en un comunicado. Asimismo, anunció que comenzaría un proyecto piloto en una ruta comercial en la isla hawaiana de Maui a fines de 2019.

El objetivo de Ampaire es el suministro de aviones a las aerolíneas regionales, que suelen volar en distancias cortas, y que a menudo sirven a comunidades remotas y regiones insulares.

Asimismo, la compañía está en colaboración con Vieques Air Link, una aerolínea regional en Puerto Rico, para establecer un proyecto piloto en la región. Además, ha firmado cartas de interés con otras 14 aerolíneas en todo el mundo.

Otros aviones eléctricos

Por su parte, Airbus y SAS Scandinavian Airlines también están trabajando juntos para explorar el potencial de nuevas tecnologías, y han firmado un memorando de entendimiento este año para la investigación conjunta sobre un ecosistema híbrido y eléctrico de aeronaves. Además, el gigante aeroespacial europeo se ha asociado con su rival estadounidense Boeing para estudiar combustibles alternativos, sistemas de propulsión alternativos y diseñar aviones más eficientes.

Del mismo modo, Zunum Aero, una empresa emergente de tecnología de aviación de EE. UU., está trabajando con Boeing y JetBlue desde 2013 para desarrollar un avión eléctrico con una capacidad de hasta 50 pasajeros. La compañía comenzó a desarrollar en octubre de 2017 un avión de 12 asientos con el objetivo de volar en 2020.

Airbus Elektroflugzeug (picture-alliance/dpa)

Arnaud Montebourg, antiguo ministro de Economía de Francia, y Jean Botti, director técnico de Airbus Group, cerca del modelo del avión eléctrico E. Fan 2

Otras compañías de aviación que trabajan en aviones eléctricos incluyen la empresa británica Faradair, que espera certificar su avión de 18 asientos para 2025, y la empresa estadounidense Wright Electric, que planea diseñar un avión comercial capaz de volar distancias de hasta 480 kilómetros. Joby Aviation, otra empresa emergente estadounidense, ha pasado la última década desarrollando sus propios motores eléctricos y recientemente obtuvo 100 millones de dólares (88 millones de euros) en financiamiento para prepararse para la producción y la certificación.

En Alemania, una asociación entre el gigante de la ingeniería Siemens, el fabricante de motores Rolls-Royce y Airbus está desarrollando un avión llamado E-Fan X, otro ejemplo más de líneas aéreas híbridas.

(few/ms)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda