Amor y nieve en Jena | Ciudades y Rutas | DW | 13.02.2007
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Ciudades y Rutas

Amor y nieve en Jena

No sólo se viaja a Alemania por el placer de conocer otro país. Guida nos cuenta sus motivos, y cuál es para ella el encanto especial de la ciudad de Jena, en el estado de Turingia, famosa por sus laboratorios de óptica.

Vista aérea de Jena.

Vista aérea de Jena.

Mi viaje a Alemania nada tiene que ver con el trabajo, los estudios ni el turismo. Viajé por primera vez a Alemania por amor. Sin saber ni una sola palabra de alemán, me planté, después de dos horas y media de avión hasta Frankfurt y cuatro más en tren hasta Jena, en casa de mi novio. Jamás pasé tanto frío. Jamás pensé que una ciudad tan aburrida -¿por qué la llaman ciudad cuando parece un pueblo?- podría ser tan hermosa. Sus casitas como de cuentos de hadas, la nieve, la decoración navideña en todas las ventanas. Eso sí, si no quieres perder tiempo inútilmente, es mejor alquilar un coche cuanto antes para conocer el lugar.

Me sorprendió considerablemente el carácter alemán tan callado y serio, el sentido ecológico y el reciclaje obsesivo, su manera de conducir, el frío horroroso que tienen que soportar. Y una experiencia no tan agradable es que no entiendes nada si no hablas alemán, o, por lo menos, inglés. Recomiendo de Jena y sus alrededores -Weimar, Erfurt, Naumburg, Bad Sulza, por citar algunas ciudades- sus balneario con música dentro del agua y saunas mixtas, sus ferias de Navidad, las mini-rosquillas, las frutas cubiertas con chocolate, las tiendas de ropa donde las españolas usamos la talla XS, los paseos en bicicleta, y la tranquilidad.