AMLO con COVID-19: “Todos están opacados por la figura de López Obrador” | Las noticias y análisis más importantes en América Latina | DW | 25.01.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

América Latina

AMLO con COVID-19: “Todos están opacados por la figura de López Obrador”

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, informó que dio positivo de COVID-19. Aunque recibe una atención médica privilegiada, no se puede garantizar un desenlace. El Ejecutivo acapara todas las decisiones.

Andrés Manuel Lopez Obrador, el presidente de México, tiene COVID-19.

Andrés Manuel Lopez Obrador, el presidente de México, tiene COVID-19.

La noticia anunciada en las redes sociales por el propio presidente, no sorprende. El mandatario, de 67 años, se rehusó desde el inicio de la pandemia a usar cubrebocas en actos públicos, y muchos consideraban que su contagio era una cuestión de tiempo. López Obrador dijo este lunes (25.01.2021) que seguirá atendiendo su agenda desde Palacio Nacional, en la Ciudad de México, y que será la titular de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, quien conducirá las conferencias de prensa matutinas. 

"Lamento informarles que estoy contagiado de COVID-19. Los síntomas son leves pero ya estoy en tratamiento médico. Como siempre, soy optimista. Saldremos adelante todos”, escribió López Obrador en su cuenta de Twitter.

Cuestionan capacidad de titular de Gobernación

Un equipo multidisciplinario de especialistas vigila atentamente al presidente, que se encuentra confinado en la residencia del Palacio Nacional con su esposa, que dio negativo a la prueba por COVID-19, así como con el menor de sus hijos. López Obrador realizó este fin de semana una gira por los estados de San Luis Potosí y Nuevo León, acompañado de siete miembros de su gabinete y dos mandatarios locales. Sánchez Cordero, que participó en la gira, informó este lunes que se hizo una prueba rápida que resultó negativa, y una PCR de laboratorio cuyos resultados tendrá entre lunes y martes. "Seguramente todos los que hemos estado con él nos hemos hecho pruebas: (Alfonso) Romo (jefe del Gabinete), (Marcelo) Ebrard, (Titular de Relaciones Exteriores) la intérprete y yo seguimos el protocolo”, señaló la titular de Gobernación. El gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, que se reunió con López Obrador el fin de semana, anunció que dio negativo de COVID-19.

El periodista Ángel Verdugo puso en tela de juicio la capacidad de Olga Sánchez Cordero para sustituir al presidente en caso de que la enfermedad avance o lo incapacite. La Constitución mexicana prevé que, en caso de enfermedad o muerte, sea el o la titular de Gobernación quien asuma provisionalmente las riendas del gobierno. "Quien ocuparía el cargo sería una de las funcionarias más ineptas en la historia de México ¿Se imagina usted el riesgo que estaría corriendo la estabilidad pública con una persona a la cual nadie respetaría, ni el Ejército, ni las fuerzas armadas en general?”, dijo Verdugo en su programa que transmite Excélsior TV.

Olga Sánchez Cordero, titula de la Gobernación de México.

Olga Sánchez Cordero, titula de la Gobernación de México.

El gobierno "quiere mostrar que el presidente está bien"

El analista de seguridad Raúl Benítez Manaut matiza las declaraciones de Verdugo. "Lo que necesita el gobierno es mostrar que el presidente está bien y está actuando. Mientras no se hospitalice, lo de Olga Sánchez Cordero es una formalidad. Mientras el presidente esté en condiciones de hablar por teléfono y dar órdenes, no le va a delegar el poder a Sánchez Cordero. Excepto que se hospitalice. Ahí cambiaría el panorama. Tampoco considero problemática la comunicación con el Ejército si es un período de 2 o 3 semanas, siempre y cuando no haya ningún escándalo como el que ocurrió la semana pasada”, advirtió en entrevista con DW.

Benítez Manaut se refirió a la filtración ocurrida la semana pasada, cuando un testigo protegido, supuesto líder del cartel Guerreros Unidos, aseguró que hubo militares involucrados en la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa en 2014, en el estado de Guerrero. Las declaraciones obligaron al titular de la Defensa, Luis Cresencio Sandoval, a prometer una amplia colaboración con las autoridades en la investigación. "Esta cuestión afecta directamente al presidente por el tema de los Derechos Humanos”, según Benítez Manaut, quien asegura que no se puede decir en este momento que Sánchez Cordero sea capaz o incapaz. "Esos son dichos de periodistas muy anti AMLO”.

Ver el video 01:45

El presidente de México da positivo por coronavirus

Sin embargo, si el desarrollo de la enfermedad se complica el panorama sería otro, según el analista. "El presidente concentra todas las decisiones, y si el desarrollo de la enfermedad es complicado, eso sí podría generar dudas sobre la capacidad de los miembros de su gabinete para tomar decisiones, en el sector Salud, en el tema militar y de seguridad. Efectivamente Olga Sánchez Cordero nunca ha actuado como una Secretaria de Gobernación, o coordinadora del Gabinete, siempre ha acompañado al presidente, pero no es una secretaria fuerte”, afirma. Según Benítez Manaut ningún Secretario ni miembro del Gabinete, salvo Marcelo Ebrard, ministro mexicano de Relaciones Exteriores, y Cresencio Sandoval, ministro de Defensa, han mostrado su propio carácter en el Gabinete: todos están opacados por la figura de López Obrador.

Andrés Manuel López Obrador se resistió a usar mascarilla en actos públicos.

Andrés Manuel López Obrador se resistió a usar mascarilla en actos públicos.

AMLO tiene enfermedades crónicas

"El mismo presidente dice que tiene síntomas leves. Aquí la noticia no es que sean leves, sino que tiene síntomas. Esto nos dice que no es el mero hallazgo de una prueba, incluso se dice que él mismo pidió que se le hiciera la prueba porque no se sentía bien. Esto habla de un cuadro de sintomatología”, afirma en conversación con DW, el médico cirujano y analista en cuestiones médicas Xavier Tello.

López Obrador es hipertenso, y sufrió un infarto en 2013. Por ello, un equipo encabezado por el mismo Secretario de Salud, el inmunólogo Jorge Alcocer, mantiene un monitoreo permanente de los niveles de oxigenación del mandatario. "Es público que es un paciente cardiópata, que ha sufrido ya una enfermedad coronaria, al que se le han puesto férulas para las coronarias. Ya ha sido atendido por cardiólogos y toma tratamientos, precisamente para evitar complicaciones cardiovasculares y para el tratamiento de la hipertensión. Todo eso lo coloca en uno de los estratos más elevados de riesgo por la enfermedad, por lo que hay que tener mucha vigilancia en su tratamiento, requiere oxigenación”, explica Tello.

El experto reitera que el mandatario recibe un tratamiento esmerado por parte de militares, ya que es el jefe supremo de las Fuerzas Armadas. Sin embargo, aclara que México, como el resto de los países del mundo, no cuenta con una pócima mágica. "Tenemos la misma limitante de tratamientos. Esperemos que la situación no se complique y que el presidente se reestablezca lo mejor posible. Porque un paciente puede sufrir complicaciones que aún no han sido completamente descritas. Puedes aliviarte de COVID-19 y seguir sufriendo complicaciones respiratorias, o tener un evento de coagulopatías”.

López Obrador, que se negó a usar cubrebocas en actos públicos, e incluso rechazó imponerla de forma obligatoria a nivel nacional, argumentando que el valor más importante era defender era la libertad, ha sido muy criticado por el efecto que ha provocado su ejemplo en la población.

Marcelo Ebrard, canciller mexicano.

Marcelo Ebrard, canciller mexicano.

México, entre los más afectados por la pandemia

México se encuentra entre los países más afectados por la pandemia. El país registra 1,7 millones de contagios y casi 150 mil fallecidos,  pero se considera que la cifra real es mucho mayor debido a que no se realizaron pruebas masivas entre la población por decisión del mismo presidente, que privilegió los recursos del país para realizar sus proyectos estrella, la construcción del Tren Maya, y de la refinería Dos Bocas, en detrimento del combate de la pandemia y de amortiguar sus efectos en la economía nacional. Este lunes, las funerarias en varias localidades del país anunciaban encontrarse al borde del colapso por fallecimientos a causa de COVID-19.

El dólar estadounidense subió este lunes como reacción a la noticia de la infección del presidente mexicano. El billete verde se vendía este lunes en $ 20,66 pesos mexicanos, el valor más alto en las últimas semanas. López Obrador utilizó como salvavidas la conversación que sostuvo con su homólogo ruso, Vladimir Putin, con el que acordó el envío a México de 24 millones de vacunas Sputnik V en los siguientes meses.

"Conversamos con el presidente de la Federación rusa, Vladimir Putin, y se mostró genuinamente afectuoso. Lo invité a visitar México y le agradecí por la decisión de enviarnos 24 millones de dosis de la vacuna Sputnik V para los próximos dos meses”, anunció AMLO en su cuenta de Twitter.

"Si no hubiéramos tenido la vacuna de Pfizer BioNTech, al día de hoy México no habría aplicado ninguna dosis de nada. Con el recorte de Pfizer y la gráfica que presentó la semana pasada el canciller Marcelo Ebrard, prácticamente nos quedamos sin vacunas hasta el 15 de febrero, cuando se prevé la recuperación de la producción de Pfizer. Por ello, el mensaje que están dando es que esta semana misma estaríamos cubiertos con 400.000 dosis de Sputnik, y la semana entrante, con más dosis de Sputnik y unas cuantas de CanSino (China). Para que eso sea posible necesitamos una autorización de emergencia, sin embargo, hasta este momento no tenemos estudios publicados sobre la eficacia de Sputnik V. No tenemos datos publicados, ellos tienen su información, que es la que le mostraron a Hugo López Gatell (Subsecretario de Salud) en Argentina”, afirma el experto.

Tello insiste en que las autorizaciones para la aplicación de una vacuna deben estar basadas en publicaciones científicas en revistas arbitradas. "De no ser así se está actuando con sesgo”, advierte. (cp).