Amenazas a periodistas en Colombia: ¿vuelve la guerra? | América Latina | DW | 18.07.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

América Latina

Amenazas a periodistas en Colombia: ¿vuelve la guerra?

La ola de asesinatos de líderes comunitarios, desatada tras la firma del Acuerdo de Paz, sucede al tiempo que crecen las amenazas a los periodistas. ¿Malos augurios del entrante gobierno de Iván Duque?

Jineth Bedoya, editora del diario El Tiempo, de Colombia, amenazada de muerte.

Jineth Bedoya, editora del diario El Tiempo, de Colombia, amenazada de muerte.

"¡Prepárense porque vuelve la guerra!”, es el grito de combate que el exgeneral Leonardo Barrero, perteneciente al equipo del electo presidente de Colombia, Iván Duque, ha clamado en diversas reuniones de coordinación de paso del poder al nuevo mandatario que asume el 7 de agosto.

Así lo revela la columnista colombiana María Jimena Duzán en la revista Semana este 15 de julio, en la que pregunta, ahora que las FARC han desaparecido "¿cuál va a ser el enemigo interno, blanco de esa nueva guerra que vaticina con tanta seguridad el retirado general Barrero?". Un interrogante dirigido también a Iván Duque para que exprese su postura frente a la temeraria amenaza. Y sobre lo que puede ser su gobierno.

Justo por esos días, un usuario de Twitter, instaba a atentar contra la periodista Duzán, al estilo de los paramilitares de otrora. Nada menor: la periodista Silvia Duzán, hermana de la ahora amenazada, fue asesinada en 1990 por paramilitares. Su familia tuvo que recuperar el cadáver en medio de las burlas de militares del Ejército de Colombia. 

En todo caso, Iván Duque rechazó, también a través de Twitter, las amenazas a los periodistas y expresó su solidaridad con los comunicadores: "En Colombia deben acabar las amenazas a periodistas, la prensa libre es garantía de gobiernos democráticos”. Y aunque en uno de los mensajes solo mencionaba a los periodistas amenazados de la cadena RCN, también se refería a las amenazas contra Duzán, de Semana, contra los periodistas del portal investigativo La Silla Vacía y contra Jineth Bedoya, editora del diario El Tiempo.

Reporteros sin Fronteras: Programas de protección en Colombia han fracasado

"Estas amenazas solo demuestran que el cumplimiento del Acuerdo de Paz es sumamente frágil”, dice a DW Christian Mihr, director de Reporteros sin Fronteras, desde su sede en Berlín. "Si bien", destaca Mihr, "los últimos periodistas amenazados son destacadas figuras nacionales, el acoso a la libertad de prensa no ha cesado”. No en vano Colombia figura el índice de libertad de prensa de  Reporteros sin Fronteras en el puesto 130, de 180. Mientras Nicaragua aparece aún en color naranja, Colombia aparece en rojo vivo.

Colombia, al rojo vivo

Colombia, al rojo vivo

"Colombia es el país de América Latina con más asesinatos de periodistas por razones del oficio en los últimos 30 años”, recuerda a DW el director de FLIP, la Fundación para la Libertad de Prensa, Pedro Vaca Villareal, quien concluye que "pese a la garantía constitucional, la situación de los periodistas colombianos sigue siendo vulnerable”.  Así lo confirma Mihr, quien ha trabajado en Colombia, Ecuador y Rusia, entre otros países, y agrega que "la mayoría de las violaciones a la libertad de prensa tienen lugar contra periodistas y medios no tan renombrados”.

En lo corrido de 2018, la FLIP ha registrado un aumento en el número de amenazas contra periodistas con respecto a años anteriores. "Mientras que en el año 2015 la FLIP documentó 59 casos de amenazas, en 2016 la cifra ascendió a 90 y en 2017 llegó a 129”, apunta Vaca. Esto sucede al tiempo que crece el número de asesinatos de líderes sociales, que son, a menudo, "crímenes contra la libertad de expresión”, apunta la FLIP.

Para la Policía y Fiscalía colombianas, desde la firma del Acuerdo de Paz el 24 de noviembre de 2016, los líderes asesinados son 178. La Defensoría del Pueblo reporta empero, 311 líderes comunitarios asesinados, ya sea por reclamar sus tierras usurpadas, por acogerse a los programas estatales de erradicación de coca o por oponerse a viejas y nuevas bandas criminales, que buscan llenar los espacios abandonados por la guerrilla de las FARC.

No se conoce aún "línea roja” de Duque

En medio de este ambiente de "guerra tras la paz”, en donde los periodistas buscan la verdad tras la persecución, la corrupción, el narcotráfico y las mismas amenazas a los defensores de derechos humanos, los comunicadores son visto como un riesgo. Ante la precaria situación de seguridad, Christian Mihr advierte que "los programas de protección de periodistas en Colombia no han funcionado como debieran”, e insta a la comunidad internacional a actuar ante la inminencia de las amenazas.

Hasta ahora, no se conocía una reacción del electo presidente Iván Duque a la amenaza del "regreso de la guerra”, proferida por el exmilitar en sus filas que se ufana de insultar a quienes hoy se alegran ante la realidad de que los hospitales militares de Colombia están vacíos y al borde de la bancarrota, por falta de heridos y muertos, desde la firma del Acuerdo de Paz.

José Ospina-Valencia (er)

DW recomienda