Amenaza nuclear: Merkel y Putin buscan “solución pacífica” | El Mundo | DW | 11.09.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Amenaza nuclear: Merkel y Putin buscan “solución pacífica”

La canciller de Alemania, Angela Merkel, analizó con el presidente de Rusia, Vladímir Putin, el conflicto nuclear norcoreano y ambos coincidieron en que debe resolverse a través de "vías pacíficas".

Ambos líderes, según explicó el Ejecutivo en un comunicado, hablaron esta tarde por teléfono y la canciller mostró su apoyo a los esfuerzos del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para aprobar con urgencia nuevas sanciones para presionar al régimen de Pyongyang.

La conversación con Putin se une a las que ha mantenido la canciller alemana con los presidentes de EEUU, Donald Trump; Francia, Emmanuel Macron; y Corea del Sur, Moon Jae-in; y con el primer ministro japonés, Shinzo Abé, en defensa de una salida diplomática a la crisis que ha abierto el sexto test nuclear de Pyongyang.

La tensión volvió a dispararse después de que Corea del Norte amenazara hoy con infligir "el mayor dolor y sufrimiento" a Estados Unidos por impulsar nuevas sanciones, ante la reunión que celebra este lunes el Consejo de Seguridad de la ONU a petición de Washington.

Dalái Lama por "un mundo sin armas nucleares”

Por otra parte, el Dalái Lama abogó además por un mundo sin armas nucleares y advirtió de que el conflicto internacional con Corea del Norte no se resolverá "por medio de la fuerza". El líder religioso tibetano, de 82 años, efectuó esas declaraciones en la segunda jornada de una visita de dos días a la provincia británica de Irlanda del Norte, durante la que instó a los dirigentes mundiales a usar el "sentido común" y "el diálogo" para resolver sus diferencias.

"Debemos hacer serios esfuerzos para lograr, paso a paso, un mundo libre de armas nucleares", dijo el dalái lama en un acto organizado en la localidad de Derry, al oeste del Ulster, por la ONG "Children in Crossfire", de la que es miembro honorario.

En respuesta a la escalada de la tensión entre el régimen de Pyongyang, sus vecinos y Estados Unidos, el político tibetano en el exilio insistió en que todas las partes deben sentarse a negociar una solución pacífica. "Las muestras de fuerza, en mi opinión, no pueden resolver el problema. El uso de la fuerza provocará muchísimo sufrimiento, particularmente en Corea del Sur y después, creo, también en Japón", declaró.

Aunque calificó de "impensable" la posibilidad de que alguno de los actores de este conflicto recurra al uso de armas nucleares, consideró que la comunidad internacional debe trabajar para eliminar este tipo de armamento, hasta lograr un "mundo desmilitarizado". Esto no sucederá "durante mi vida", reconoció, pero propuso que la comunidad internacional se ponga manos a la obra e inicie un "siglo de diálogo" sobre esta cuestión.

El dalái lama también aprovechó su intervención para pedir al presidente estadounidense, Donald Trump, que desarrolle políticas respetuosas con el medioambiente, al tiempo que se declaró "entristecido" por la salida de Washington del acuerdo de París sobre el cambio climático. "América, la nación más industrializada y líder del mundo libre, debe asumir un papel más activo en temas de ecología", demandó el líder tibetano.

JOV (efe, n-tv)

DW recomienda

Publicidad