América Latina: en la senda del crecimiento | América Latina | DW | 18.04.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

América Latina: en la senda del crecimiento

EE UU y Europa no pueden impartir consejos económicos a América Latina, que capeó bien la crisis y sigue creciendo. No obstante, la región debe aprovechar el boom para invertir más en tecnología y educación.

default

Bienes industriales de Brasil: la región crece alentadoramente.

América Latina continuará en la senda del crecimiento. Así lo pronostican tanto el Banco Interamericano de Desarrollo, como el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional. El consenso no puede sorprender. Luego que la región se recuperara sorprendentemente bien de la crisis financiera de 2008/2009, el desarrollo económico prosiguió en 2011 y las perspectivas para 2012 también son positivas.

El Dresdner Bank, con sede central en Hamburgo, es aún más optimista aún y pronostica crecimiento para los próximos diez años. En su último informe sobre la economía de América Latina se lee: “Profundas y exitosas reformas estructurales políticas y económicas han creado una buena base para que la región pueda seguir creciendo durante la próxima década.” Además, “la privatización de empresas, la limitación de los gastos del Estado y las reformas impositivas han ayudado a consolidar los presupuestos públicos”.

Crecimiento y reducción de la pobreza

Buena parte del crecimiento se debe a un aumento de la exportación de materias primas. Las exportaciones de la región crecieron en 2011 un 23%, alcanzando en conjunto una cifra récord de más un billón de dólares. Cierta preocupación genera, no obstante, que los mayores ingresos se registran por las exportaciones de petróleo y gas, particularmente en Venezuela (+ 40%) y Bolivia (+ 31,5%). Preocupación en dos sentidos: se trata de un crecimiento coyuntural y las perspectivas a largo plazo para esos países dependerá de cuánto valor agregado puedan generar con ese boom de las exportaciones de crudo y gas, lo cual es por ahora un interrogante.

De un aumento de los precios se beneficiaron también los exportadores de maíz, trigo, soja y carne, particularmente Argentina, Paraguay y Uruguay. Pero también otros países exportaron más en 2011, sobre todo Brasil. Colombia y Perú. Ello se reflejó en un considerable aumento del ingreso per cápita. Las cifras más contundentes se registraron, según estadísticas de la CEPAL, en Panamá (+8,8%), Argentina (+ 8,0%), Ecuador (+ 6,8%), Perú (+ 5,8%), Chile (+ 5,3%) y Uruguay (+5,2%).

Ese positivo desarrollo económico llevó también a que se redujeran las cifras de pobreza, que alcanzaron en 2011 su nivel más bajo de los últimos 20 años. Entre 1990 y 2010, el porcentaje de pobres en la población de América Latina cayó, de acuerdo con cifras de CEPAL, de 48,4% a 31,4%. En 1990, el 22,6% de la población vivía en pobreza extrema; en 2010, el porcentaje había disminuido a 12,3, es decir, a casi la mitad.

A pesar de las buenas cifras, aún queda mucho por hacer. A fines del año pasado vivían, de acuerdo con CEPAL, 174 millones de latinoamericanos en la pobreza, de ellos 73 millones en pobreza absoluta. En 2011, mientras el número de pobres se redujo en tres millones, el número de personas que vive en extrema pobreza aumentó, si bien levemente. La causa debe buscarse en el aumento del precios de los alimentos como reflejo de la expansión de la demanda y los precios a nivel internacional, que afectó sobre todo a los más pobres.

Un desarrollo más allá del auge de las exportaciones

La CEPAL y la OCDE presentaron en octubre de 2011 en el marco de la XXVI Cumbre Iberoamericana un informe conjunto en el que se pronostican también buenas perspectivas para la región. Pero en el informe se resalta asimismo la necesidad de profundizar las reformas, con miras a un desarrollo que vaya más allá del auge de las exportaciones de materias primas.

Ver el video 02:32
Now live
02:32 minutos

Bildschalte Pablo Kummetz # kummetz14a # 16.04.2012 14 Uhr # Journal Spanisch

Decisivo será el aumento de la productividad, que solo se puede lograr con mayores inversiones en investigación y desarrollo y, particularmente, en educación y formación, es decir, en “capital humano”. Necesarias son también estrategias nacionales de innovación. Los principales aumentos de valor agregado no se generan con productos primarios, sino con bienes basados en tecnología y los conocimientos.

Del desarrollo tecnológico y la transferencia de know how internacional dependerá entonces en gran parte la continuidad del crecimiento de la región a largo plazo. Si políticas nacionalistas y proteccionistas, como las que impulsan particularmente Venezuela y últimamente también Argentina, con barreras al comercio, la administración de divisas y las nacionalizaciones, por ejemplo de YPF/REPSOL, pueden producir los efectos deseados, es por lo menos dudoso.

Autor: Pablo Kummetz

Editor: Emilia Rojas

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema