América Latina ante el desafío de Trump | América Latina | DW | 24.10.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

América Latina ante el desafío de Trump

Las políticas proteccionistas de Trump provocan preocupación en ámbitos académicos por la influencia en América Latina. México, el más vulnerable al lema "EE. UU. primero", según expertos.

La abrupta ruptura de las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN o NAFTA, según sus siglas en inglés) debido a la agresiva política proteccionista de Estados Unidos es el vivo ejemplo de la promesa electoral "EE. UU. primero", de Trump, que intenta cumplir a toda costa con miras a su reelección. Muchas de sus propuestas han fracasado gracias a los contrapesos de las instituciones estadounidenses. ¿Funcionarán esos contrapesos en las negociaciones del acuerdo? Un interrogante que provoca nerviosismo en México.

Trump se imagina un NAFTA con Canadá y sin México.

México no tiene 'Plan B' ante una salida de EE.UU. del TLCAN

"México debería mejorar los salarios"

La llegada de Trump a la Casa Blanca y los efectos de su política en América Latina fueron algunas de las cuestiones abordadas en un simposio en el Instituto Iberoamericano de Berlín, en el que participaron académicos convocados por el Grupo de Trabajo "Relaciones Internacionales" de la Asociación Alemana de Investigación sobre América Latina (ADLAF). 

La cuarta ronda de negociaciones sobre el TLCAN fue suspendida el martes pasado (17.10.2017) con el anuncio de que se abrirá una ventana de 30 días para la reflexión antes de comenzar la quinta ronda, el próximo 17 de noviembre, en la Ciudad de México. Se prevé alargar esa fase hasta el primer trimestre de 2018.

Kanada NAFTA-Verhandlungen in Ontario | ARCHIV

El secretario de Economía de México, Ildefonso Guajardo (izq.), el representante de comercio Robert Lighthizer (der.), y la ministra de Relaciones Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland, que aseguró que las propuestas que Estados Unidos puso sobre la mesa suponen un retroceso.

Negociaciones políticas, no técnicas

"Desde México, esta abrupta ruptura ha sido vista con la misma dosis de excepticismo que desde un inicio, pero con la certidumbre de que hay una decisión de politizar el asunto en Estados Unidos", afirma Arturo Magaña Duplancher, director de investigación del Centro de Estudios Internacionales Gilberto Bosques (Senado de la República).

Magaña Duplancher advierte que las negociaciones del NAFTA muy probablemente se extenderán hasta la segunda mitad del 2018, empalmándose con las elecciones presidenciales en México y convirtiéndose en tema electoral de cara a las elecciones en el Congreso en Estados Unidos (6 de noviembre), las llamadas elecciones de medio tiempo, en las que se renovará la totalidad de la Cámara de Representantes y 33 sillas en el Senado, que Trump intentará ganar, con miras a su reelección.

"El hecho de que no haya podido cumplir con tantas promesas electorales sólo lleva a esperar que quiera cumplir ésta. Sabemos que hay contrapesos y obstáculos importantes a nivel interno, que tendría que superar, no obstante la incertidumbre persiste".

El académico recuerda un documento que publicó el diario Washington Post en el momento de la ruptura de las negociaciones. Un documento interno de la Casa Blanca que vincula al NAFTA a más infertilidad, crimen, drogas y abortos, firmado por el consejero económico Peter Navarro. "Ha sido la confirmación de que la negociación no tiene un perfil técnico sino uno político, cultural e incluso moral".

El investigador subraya que es una batalla cultural sobre lo que significa la integración, y las relaciones internacionales. "Ellos están mucho más en el canal del conflicto y no en el de la cooperación".

Symposium im Iberoamerikanisches Institut Berlin

Arturo Magaña Duplancher, propone que el Estado mexicano incida en la reorientación de la economía de exportación mexicana hacia Asia Pacífico

America First, provocación para América Latina

El investigador Klaus Bodemer, investigador del Instituto GIGA de Estudios Latinoamericanos, señala que, aunque la política de América First de Trump ha sido una provocación para América Latina,  ha generado distintas reacciones. 

Bodemer cita el caso de Chile, cuyo gobierno habla de enfrentar la situación como una oportunidad para orientarse hacia otras regiones del mundo, privilegiando una estrategia de libre comercio sin restricciones, que no incluya temas que puedan ser un freno para la inserción internacional, como los derechos laborales o la proteccion al medio ambiente. "Esa sería una victoria de Trump en la región, y un golpe a los valores de la Unión Europea". 

Bodemer centró su análisis en la vieja rivalidad entre México y Brasil, las dos mayores economías de la región, con modelos de desarrollo muy diferentes.

"Mientras que México tiene un margen de maniobra limitado por su cercanía con Estados Unidos, Brasil tiene un margen de maniobra mayor, aunque ahora está sumido en una profunda crisis política y económica".  Por otro lado México tiene un gobierno que tiene un 15% de aceptación y que no sabe cuál será el desenlace de las negociaciones sobre el NAFTA, que también para la Unión Europea son muy importantes.

Symposium im Iberoamerikanisches Institut Berlin

Aspecto general del simposio en el Instituto Iberoamericano de Berlín.

Brasil, entre el BRICS y la OECD

La socióloga Adriana Abdenur, investigadora del BRICS Policy Center, explicó que Brasil vive un período de profunda incertidumbre con divisiones en el gobierno sobre el camino a seguir desde la llegada de Michel Temer al poder. "Mientras que con Lula había claridad de que el camino era la solidaridad con otros países en desarrollo y la cooperación sur-sur, desde que Michel Temer asumió la presidencia hay dos campos de lucha dentro del gobierno y dentro de los ministerios, unos quieren que Brasil sea miembro de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OECD), el campo contrario afirma que eso sería poner a Brasil en manos del grupo de países ricos.

La investigadora afirma sin embargo, que ningún gobierno brasileño osaría sacar a Brasil del grupo de los BRICS.

 Arturo Magaña Duplancher reitera que el camino de México con o sin NAFTA debiera tener la mira en Asia. La región Asia-Pacífico puede ser el motor de integración de América Latina, según el investigador.

"Es muy importante diversificar opciones tanto en materia comercial como en política exterior. El Estado mexicano podría hacer más para gestionar los flujos comerciales como lo han hecho otros países, establecer preferencias y facilidades para que el empresariado exporte hacia otras regiones del mundo en donde se está desarrollando el concepto de sustentabilidad".   

Autora: Eva Usi (CP)

DW recomienda