Altura y sorpresas, dos armas alemanas | Deportes | DW | 17.05.2008
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

Altura y sorpresas, dos armas alemanas

Con la publicación de la nómina para la Eurocopa 2008, la selección alemana demostró manejar a la perfección dos armas que le serán de gran utilidad en la lucha por el título: presentarse por lo alto y sorprender.

default

Los responsables: el entrenador de la selección alemana, Joachim Löw (dcha.), el coentrenador, Hans-Dieter Flick, el entrenador de porteros, Andreas Köpke y el manger del equipo, Oliver Bierhoff.

A 2962 metros sobre el nivel del mar, en la cima de la montaña más alta de Alemania, el monte Zugspitze, la Federación Alemana de Fútbol (DFB) montó un espectáculo de grandes dimensiones que le quitó el aliento a los invitados, en gran parte por la falta de oxigeno a esa altura, y, sin duda mayoritariamente, por la imponente escenografía natural ofrecida por la majestuosidad de los Alpes.

El monte Zugspitze se ajustó al evento, pues no en vano el fútbol alemán le ha dado al proyecto Eurocopa 2008 el nombre "Bergtour" (tour por las montañas). Empezar tan cerca del cielo el trayecto definitivo en dirección al tan ansiado titulo europeo, obtenido por última vez por los alemanes en 1996, era para el DFB un símbolo inequívoco de qué tan lejos se quiere llegar en el campeonato: arriba, a la cumbre.

Torwart Rene Adler Bayer Leverkusen

René Adler

Para lograrlo se necesita a los mejores futbolistas alemanes, y para saber quienes son, para conocer el nombre de los encargados de hacer la escalada y hacerse al trofeo, se había concertado la cita en el techo de Alemania.

Ases en la manga

Cuando uno tras otro los responsables del cuerpo técnico del equipo nacional alemán, el entrenador Joachim Löw, su asistente Hans-Dieter Flick, el entrenador de arqueros Andreas Köpke y el manager Oliver Bierhoff, subieron a la tribuna los espectadores estaban advertidos de que habría sorpresas en la lista de jugadores convocados.

Un par de ellas ya se habían filtrado: que la lista no sería definitiva, que Löw convocaría más jugadores de los 23 que llevará a la Eurocopa, y que por lo menos un futbolista de la segunda división conseguiría un cupo en la selección.

El entrenador alemán consiguió sin embargo sorprender más allá de lo esperado. Como un experto apostador, sin inmutarse, fue colocando sobre la mesa un as después del otro; los que estaban sentados al frente suyo no podían ocultar cuán atónitos estaban.

El primer suspiro de estupefacción en la audiencia se escuchó al ser llamado el tercer nombre en la lista de convocados: René Adler. El cupo otorgado al joven portero al servicio del Leverkusen significaba que su colega Timo Hildebrand, desde el 2004 constante integrante del seleccionado y tercer arquero durante la Eurocopa en Portugal y el Mundial 2006 en casa, no sería esta vez de la partida.

Länderspiel Deutschland - Rumänien 3:1 - Patrick Helmes

Patrick Helmes

La lectura de la convocatoria continuó con inesperados nombres, jugadores a quienes los expertos daban limitadas opciones de conseguir su tiquete a la Eurocopa: Tim Borowski, David Odonkor, Piotr Trochowski y Jermaine Jones.

La segunda división también cuenta

Cuando se anunció el nombre de Marko Marin el público volvió a reaccionar con gran sorpresa. 19 años, 1,69 metros de estatura, jugador de la segunda división con el Borussia Mönchengladbach nacido en Bosnia: prácticamente un desconocido.

Marco Marin von Borussia Mönchengladbach

Marko Marin

El entrenador Löw tomó nota del impacto de la noticia e hizo uso de la palabra: "es un jugador especial, muy atrevido, y si un Messi a pesar de ser tan joven ya es figura mundial, porque no darle la oportunidad a Marin en la selección" dijo.

Al conocerse la nómina de delanteros los grandes actos de la velada se completaron: Oliver Neuville y Patrick Helmes, dos atacantes que juegan en la segunda división, obtuvieron un lugar entre los 26 futbolistas que viajarán el próximo lunes a Mallorca, donde se concentrará la selección, y pelearán por 23 cupos definitivos que sólo se conocerán hasta el 28 de mayo, fecha limite para entregar la lista de manera oficial al comité organizador de la UEFA.

Lectura analítica

Al revisar sector por sector la convocatoria alemana a la Eurocopa se puede encontrar un hilo conductor que es fiel a los principales valores introducidos durante la era Jürgen Klinsmann, de quien Joachim Löw fue asistente y luego sucesor.

Uno de ellos es el apostar por la juventud y preparar el camino para un constante relevo generacional. 11 de los 26 jugadores tienen menos de 25 años: René Adler, Marcell Jansen, Philipp Lahm, Per Mertesacker, Heiko Westermann, Marko Marín, David Odonkor, Bastian Schweinsteiger, Piotr Trochowski, Mario Gómez, Patrick Helmes y Lukas Podolski.

Mario Gomez

Mario Gómez

Esta juventud revela también otro factor fundamental en el manejo de la selección alemana, el planeamiento a largo plazo. En Austria y Suiza se presentará un equipo para pelear el titulo de la Eurocopa, pero a la vez se formará y sentarán las bases de lo que será la eliminatoria al Mundial Sudáfrica 2010.

Otra señal importante enviada por el cuerpo técnico de la selección alemana estuvo dirigida a la segunda división. Con la nominación de 3 jugadores de esta categoría al equipo nacional se le dio a ella una relevancia que hasta ahora no tenía en esa dimensión y se motiva a los futbolistas allí activos a entregarlo todo, pues sus opciones de poder representar a Alemania son reales.

"Ustedes también cuenta, los estamos observando" es el mensaje del técnico Löw a los jugadores de la segunda división.

El entrenador también reafirma el valor que tiene para él el incentivar la competencia entre los jugadores como instrumento de motivación. Convocar a

26 futbolistas para luego reducir el grupo a 23 obliga a que todos los integrantes de la selección, desde este lunes cuando se reúnan para volar a Mallorca, den lo mejor de sí desde el primer minuto.

La lucha por los tres cupos en disputa en la selección se reducirá casi seguramente a seis jugadores: Marko Marin, David Odonkor, Piotr Trochowski, Jermaine Jones, Patrick Helmes y Oliver Neuville.

Sin embargo puede presentarse de otra forma ya que, y esta es tal vez la más importante característica de la filosofía con la cual se conduce el seleccionado alemán, el cuerpo técnico gusta de las sorpresas y evita amarrarse a nombres.

El mejor ejemplo de ello es la lista de porteros, Hildebrand se quedó fuera después de ser considerado inamovible, y el entrenador de arqueros Andreas Köpke reveló que aunque Jens Lehmann tiene una ventaja, no por ello es titular indiscutible, el arco está abierto para quien demuestre ser el mejor en esa posición.

Joachim Löw amplió esas declaraciones diciendo que "ello vale para todo el equipo, la lista final se hará pública el 28 de mayo y el plantel titular se conocerá el día del primer partido de la Eurocopa".

Lo único definitivo hoy es que Alemania planea jugar el torneo en Austria y Suiza de la misma forma en que presentó la nomina del seleccionado: con gran altura y muchas sorpresas.

DW recomienda

ADVERTISEMENT