Aliados de Merkel obtienen gran triunfo en Baviera | Alemania | DW | 15.09.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Aliados de Merkel obtienen gran triunfo en Baviera

La Unión Social Cristiana, la rama bávara de la CDU, se alzó con la mayoría en las elecciones regionales. El FDP quedó fuera del Parlamento local.

Horst Seehofer celebra su holgado triunfo.

Horst Seehofer celebra su holgado triunfo.

Las elecciones regionales en Baviera podrían ser interpretadas como un adelanto de lo que sucederá el próximo domingo en Alemania, cuando las fuerzas políticas de la potencia europea se vean las caras en las elecciones generales que podrían terminar con Merkel fuera de la cancillería o, al contrario, dejarla otros cuatro años más en su actual oficina en el centro de Berlín.

Por eso los analistas miraban con tanto interés el proceso eleccionario bávaro realizado este domingo (15.09.2013), donde existía alguna posibilidad, aunque más bien remota, de que los socialdemócratas del SPD, junto a sus aliados Verdes, pudieran aguar la fiesta que preveían en la Unión Social Cristiana (CSU) del primer ministro Horst Seehofer, la rama bávara de los democratacristianos de la canciller Angela Merkel.

Las caras largas en el FDP eran evidentes.

Las caras largas en el FDP eran evidentes.

Y los resultados no pueden sino ser leídos como un espaldarazo poderoso para Merkel, aunque siempre teniendo en cuenta que el Estado del sur de Alemania es marcadamente católico y conservador, una suma de factores que no se replica en el resto del país. Asimismo, las cifras arrojadas por las votaciones también pueden entenderse como una dura derrota para los liberales del FDP, aliados de Merkel.

Una derrota para el FDP

Seehofer, un popular político bávaro, consiguió con su carisma y gestión obtener el 49 por ciento de los votos este domingo, y permitirá así que la CSU vuelva a gobernar en solitario el estado, tal como lo hizo entre 1962 y 2008. Ese año sufrieron una notoria pérdida de votos que los forzó a aliarse con el FDP, que en estas elecciones no superó el 3 por ciento, quedando lejos del 5 por ciento necesario para ingresar al Parlamento regional. La baja del FDP es casi catastrófica, pues perdió 5 de los 8 puntos que obtuvo en 2008.

Los datos, entregados por encuestas a boca de urna y replicados por distintos medios alemanes, muestran que los opositores del SPD mejoraron levemente respecto de 2008, cuando obtuvieron el 18,6 por ciento de los sufragios. Ahora se empinarían por sobre el 20 por ciento, de acuerdo a los sondeos. Los Verdes, en tanto, se habrían quedado con el 8,5 por ciento de las preferencias.

Por otro lado, los Electores Libres, una formación surgida de la participación ciudadana a nivel comunal, se quedó con el 8,5 por ciento, aunque perdieron terreno. Ni el Partido Pirata ni la Izquierda superaron la barrera exigida por la ley para obtener representación en el Parlamento, al quedarse con el 1,8 por ciento y el 2,1 por ciento, respectivamente. De los 180 asientos del Congreso bávaro, 102 serán ocupados por miembros de la CSU, asegurando un gobierno tranquilo para Seehofer.

DZC (dpa, Reuters, Bild, Der Spiegel)

DW recomienda

Publicidad