Alemania y Francia: claros puntos de disenso | Alemania | DW | 19.04.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Alemania y Francia: claros puntos de disenso

Este jueves visita Berlín el presidente de Francia, Emmanuel Macron, buscando el apoyo de Angela Merkel en materia de política europea. Pero las posiciones de ambos difieren.

Se dirigen a otro como "querido Emmanuel" ("lieber Emmanuel") o "querida Angela" ("chère Angela") y cultivan una amistad estrecha. Nos referimos al presidente de Francia y a la canciller alemana. Hay confianza mutua, pero tampoco pretenden esconder sus diferencias. Ambos saben que sin acuerdos entre Alemania y Francia Europa no avanzará. Merkel y Macron buscan coincidencias sobre todo en materia económica y financiera.

Merkel y Macron harán propuesta conjunta de reformas en junio

Macron (izq.) y Merkel: concordia en la superficie, diferencias de fondo

Macron (izq.) y Merkel: concordia en la superficie, diferencias de fondo

Reforma de la zona euro

Macron quiere blindar mejor a la zona euro contra las crisis, y para ello demanda una hoja de ruta para avanzar "gradualmente". El nuevo gobierno alemán también se ha pronunciado a favor de un "resurgimiento de Europa" y se ha declarado, en principio, dispuesto a incrementar sus contribuciones al presupuesto de la Unión Europea. Pero en algunos sectores del gobierno germano, el escepticismo aún es grande.

Los argumentos en contra: los planes de Macron no benefician a los intereses de Alemania y obligan al contribuyente alemán a pagar la cuenta por las finanzas de otros países. Una "unión de transferencias" como esa no está contemplada en la Constitución alemana, contradice la voluntad de los votantes, e incluso la voluntad de muchos países del norte de Europa.

Hay dos puntos que para Macron son de especial importancia y que en Alemania se enfrentan a resistencias:

Un presupuesto para la zona euro

Según el presidente francés, los países de la zona euro podrían contrarrestar los efectos de las crisis financieras y financiar inversiones a futuro si contaran con un presupuesto común. No está claro de dónde saldría el dinero para ello. Macron se ha referido a menudo también a la posibilidad de nombrar a un ministro de Finanzas para la zona euro.

Macron llega a Berlín en busca de apoyo

La reforma europea es una de las principales banderas políticas de Macron

La reforma europea es una de las principales banderas políticas de Macron

"Rechazamos esta figura", dijo Alexander Dobrindt, de la Unión Social Cristiana (CSU), socia de gobierno en la nueva coalición de Merkel. Antes de que se hable de un presupuesto común para la zona euro, debe haber un acuerdo acerca del presupuesto general de la Unión Europea. La salida de Reino Unido encarecerá las contribuciones a la UE.

Aval común para ahorros

Como respuesta a la crisis financiera, en 2014 se decidió establecer la Unión Bancaria Europea. Ésta debía constar de tres pilares, pero hasta ahora solo tiene dos: un organismo de vigilancia bancaria y un mecanismo para gestionar bancos en bancarrota. Macron impulsa el que falta: la garantía común de depósitos a fin de proteger el dinero de los ahorradores europeos.

Aquí, Alemania también titubea. En marzo, el nuevo ministro de Finanzas, Olaf Scholz, alabó los planes de Macron. Pero en abril también dejó entrever que las garantías de depósitos no llegará tan rápido. Primero, los bancos europeos deberían reducir sus riesgos y deshacerse de la cartera vencida. Esa misma era la posición del antecesor de Scholz, Wolfgang Schäuble.

Ver el video 05:09
Now live
05:09 minutos

Francia: prueba de fuego para Macron

 ¿Es posible lograr acuerdos?

Mientras Macron goza de una  fuerte posición y puede gobernar casi de manera autónoma, Merkel se ve obligada a considerar las posiciones de sus socios de gobierno. La resistencia viene, sobre todo, de su propio partido, la Unión Cristiana Demócrata (CSU), y de su socia de Baviera, la CSU. Su rechazo es justificado con el argumento de que las propuestas de Macron "no son acordes con los intereses de Alemania". Además, ambos partidos conservadores temen que al final la oposición resulte favorecida, pues en partidos como la AfD y el FDP el rechazo a las transferencias monetarias hacia el presupuesto europeo es aún mayor.

Otros países europeos como Holanda o Finlandia tampoco apoyan los planes de Macron: están en contra de fortalecer la unión monetaria y rechazan asumir mayor responsabilidad por las finanzas de los países del sur.

Merkel subrayó que la reforma de la Unión Europea es de un alcance mucho mayor que el de la reforma de la zona euro. "De aquí a junio encontraremos soluciones comunes con Francia", dijo Merkel con optimismo y habló de un "amplio paquete" de medidas que será presentado por ambos países.

Abrazo entre Adenauer (izq.) y de Gaulle: la enemistad quedó atrás.

Abrazo entre Adenauer (izq.) y de Gaulle: la enemistad quedó atrás.

¿Cuál es el futuro del eje París-Berlín?

Las relaciones entre Alemania y Francia son estrechas, pero deben profundizarse aún más. Un hito en la reconciliación de los otrora "archienemigos" fue el Tratado del Elíseo, que el presidente francés Charles de Gaulle firmó el 22 de enero de 1963 junto con el canciller alemán Konrad Adenauer. Ambos acordaron realizar consultas obligatorias entre sus gobiernos, así como un amplio intercambio bilateral para la juventud, en el cual han participado hasta la fecha más de ocho millones de jóvenes de Alemania y Francia.

55 años más tarde, la amistad franco-alemana debe remodelarse y ampliarse. Se planea, entre otras cosas, incrementar la cooperación en las zonas fronterizas, así como en el área educativa. Dicho de otra forma, intensificar el intercambio entre los ciudadanos de ambos países. El nuevo Tratado del Elíseo deberá quedar listo antes de que finalice 2018.

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema

Publicidad