Alemania viaja a Brasil cargada de optimismo | Los campeones mundiales | DW | 07.06.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Los campeones mundiales

Alemania viaja a Brasil cargada de optimismo

La afición alemana despidió a su selección llena de optimismo. Un triunfo contundente sobre Armenia, y la exhibición de una rica variedad de recursos tácticos, alimentan las esperanzas de un gran Mundial en Brasil.

La victoria 6-1 de Alemania sobre Armenia en la ciudad de Maguncia satisfizo tanto a los hinchas como al cuerpo técnico del equipo germano. Ese partido fue la última ronda de preparación para los alemanes antes volar a Brasil para participar en el Mundial. La selección partirá del aeropuerto internacional de Fráncfort este sábado (7.6.2014).

Las sorpresas tácticas

Por tratarse de un evento benéfico, el partido en cuestión fue percibido por muchos más como un simpático juego de despedida que como una verdadera prueba deportiva. No obstante, el partido terminó siendo una demostración de toda la riqueza táctica de la que Alemania dispondrá en el Mundial.

El seleccionador Joachim Löw mandó a la cancha a un equipo con el que nadie contaba: una defensa conformada por cuatro defensores centrales, dos de ellos oficiando como laterales; Philipp Lahm por delante de ellos en el mediocampo, reapareciendo con una frescura que hizo olvidar completamente la lesión que lo marginó de la primera parte de la concentración del equipo; dos volantes mixtos (Sami Khedira y Toni Kroos); y tres “delanteros”, o medios ofensivos, desempeñando alternadamente el papel de “falso nueve” (Marco Reus, Thomas Müller y André Schürrle).

En el partido de este 6 de junio, Alemania se enfrentó a Armenia.

En el partido de este 6 de junio, Alemania se enfrentó a Armenia.

La mala noticia de la noche fue la lesión sufrida por Marco Reus, una ruptura parcial del ligamento del tobillo izquierdo. Pero en el segundo tiempo del partido, el entrenador Löw le mostró al público de Maguncia otra serie de variantes tácticas con las que ha enriquecido al equipo alemán que estará en Brasil.

El ingreso de Lukas Podolski le dio un nuevo impulso al ataque y se ganó en profundidad con el aire fresco de sustitutos como Bastian Schweinsteiger, Mesut Özil, Mario Götze y Miroslav Klose. Klose pasó a ser el nuevo máximo anotador en la historia de la selección (69 goles) superando el récord del legendario Gerd Müller.

Si en la primera parte del partido contra Armenia el juego alemán se caracterizó por la fluidez en la combinación y la seguridad en el trasporte del balón, en la segunda fueron la profundidad y la verticalidad los que le dieron un rostro al equipo.

Antes de abandonar el país y pisar tierras brasileñas la selección de Alemania entregó un abrebocas de lo que Joachim Löw ha definido como las coordenadas de su equipo en el Mundial: flexibilidad, variabilidad y un banco de suplentes que en cualquier momento puede elevar el nivel de cada partido y darle un giro a los planteamientos tácticos.

La prioridad en los entrenamientos de la selección alemana será mejorar su definición.

La prioridad en los entrenamientos de la selección alemana será mejorar su definición.

La alegría de los protagonistas

Aunque la preocupación de los alemanes por la lesión de su colega Marco Reus era evidente, también lo fue la alegría que les produjo poder dejar una buena impresión en su despedida de Alemania.

“Se siente bien poder irse a Brasil con una victoria que deja a los aficionados contentos y confiados en que podemos jugar un buen Mundial”, contó Lukas Podolski en Maguncia. Lo mismo expresó Matts Hummels, quien dijo “el orden del equipo fue muy bueno y es importante que lleguemos al Mundial sabiendo que nos podemos presentar así”.

Consultado por Deutsche Welle sobre la importancia de que Alemania pueda formar con cuatro defensores centrales en la línea de fondo, Hummels explicó: “es una de las variantes que tenemos, ofrece muchas cosas positivas, pero no podemos olvidar que es apenas uno de los muchos recursos con los que contamos. Es cierto que la apertura de juego se genera con más confianza, pero cuando hay laterales también se consiguen otras cosas positivas”.

Deutsche Welle también aprovechó para preguntarle a Thomas Müller sobre el ataque que ofrecerá Alemania en el Mundial, a lo que respondió: “como vimos contra Armenia, habrá tres jugadores ofensivos que irán rotando y llenando los espacios que se les ofrezcan en cada situación”. ¿Tres “falsos” nueve? “Esa discusión del ‘falso’ nueve no tiene sentido, uno ya ni sabe qué es eso. Lo que usa Alemania son futbolistas de ataque. Y a eso vamos a la cancha, a ser ofensivos”, acotó Müller.

En Maguncia también se pudo apreciar que Alemania tiene muchas posibilidades diferentes para manejar el partido según le entregue el volante a Mesut Özil o a Toni Kroos. Este último dijo “¡eso suena muy bien!” cuando Deutsche Welle le consultó si él sería el conductor de la selección alemana en Brasil. “Yo estoy dispuesto y preparado a asumir un papel importante, el resto depende del entrenador. Él decidirá cuándo dármelo y yo lo cumpliré en el Mundial de la mejor manera posible”, declaró Kroos.

Algo sobre lo que el enfrentamiento contra Armenia arrojó claridad fue la posición que ocupará Philipp Lahm en el Mundial. “Si juego en el mediocampo en el último partido de preparación antes de viajar a Brasil creo que no hay mucho que debatir acerca de dónde voy a estar en el Mundial. Pero eso es algo que le corresponde comunicar al seleccionador, y no a mí”, señaló Lahm.

El capitán de Alemania también se despidió revelando cuál será la prioridad en los entrenamientos que a partir del lunes (9.6.2014) tendrán lugar en Brasil con miras al debut en el Mundial contra Portugal, el 16 de junio. “Aunque aún tenemos que trabajar en muchas cosas, lo principal es mejorar nuestra definición. Hay que aprovechar las muchas oportunidades de gol que creamos porque en un Mundial es muy importante irse en ventaja en el marcador”, dijo Lahm.

Publicidad