Alemania: un sí ejemplar a la Constitución | Alemania | DW | 27.05.2005
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Alemania

Alemania: un sí ejemplar a la Constitución

En Alemania, el Tratado de la Constitución Europea fue ratificado. ¿Logrará esto dar una señal positiva y cambiar los vientos desfavorables que soplan en Francia?

El Bundesrat ratificó la Constitución europea.

El Bundesrat ratificó la Constitución europea.

"Alemania y Francia son los países fundadores de la Unión Europea y confío por tanto en que, con apenas unos días de diferencia, habrá una doble ratificación […] La Constitución es una consecuencia lógica de la construcción europea, mejora los instrumentos políticos de la Unión

y aporta a sus instituciones transparencia, eficiencia, estabilidad y más democracia", aseveró Valery Giscard d´Estaing en el pleno del Bundesrat, el Parlamento alemán de los Estados federados, que ratificó hoy casi por unanimidad el Tratado.

Giscard d´Estaing, uno de los redactores de la Constitución, fue invitado de honor en una sesión parlamentaria que revestía de importancia histórica. Que Alemania ratificara unánimemente el texto de la Constitución, a dos días del referendo francés, fue cobrando cada vez mayor importancia, a medida que aumentaba la intención del voto negativo en Francia.

El gobierno alemán, al mando del bastante magullado canciller Gerhard Schröder, ha hecho expresa su deseo de que el resultado alemán tenga el esperado efecto positivo el electorado francés, cuya mayoría según los datos de una docena de encuestas se encuentra reacio a aprobar el texto de la constitución.

Diga "no" a Chirac, pero "sí" a la Constitución

Y no es que los franceses estén, básicamente, en contra de la idea de una Carta Magna común. Se trata más bien de malinformación y de una malhadada mezcla de situaciones y niveles políticos. "Usted puede decir puede decir "no" a Chirac, y decir "sí" a la Constitución", con este lema el gobierno francés ha pretendido en el último tiempo corregir el curso del voto de castigo al gobierno francés y lograr evitar el duro golpe que esto supondría para la Unión Europea. A vísperas del referendo en Holanda, el 1 de junio, una victoria del "no" en Francia sentaría un pésimo precedente.

Mucho más que un gran mercado

Por su parte, el presidente del Bundesrat, el socialdemócrata Matthias Platzeck, calificó la Constitución europea como "un hito para el desarrollo futuro". No se trata sólo de un gran mercado común, sino de valores y derechos comunes vinculantes. El control democrático de la Unión Europea sería mejorado, las relaciones entre los miembros estarían mejor reguladas. La política exterior de la Unión estaría mejor representada con la designación del ministro de Exteriores y habría mayor estabilidad en la política europea, pues el presidente del Consejo estaría dos años y medio en funciones y no seis meses como hasta ahora.

El que hasta el momento el "no" lleve la delantera en Francia, tiene que ver con un miedo infundado a que ratificar la Constitución sea automáticamente una aceptación del ingreso de Turquía, por ejemplo. Por su parte, el conservador Edmund Stoiber, líder de la Unión Socialcristiana, se pronunció a favor de continuar con el proceso de ratificación de la Constitución, sea como sea el resultado de París.

Aunando esfuerzos

El canciller Schröder y el presidente español, José Luis Rodríguez Zapatero, apoyan con su presencia y el "sí" de ambas naciones hoy el cierre de campaña al norte de Francia. El ministro de Exteriores, Joschka Fischer, líder de los Verdes alemanes, hizo expresa su esperanza de que "la nación fundadora de Europa" acabe por decir "sí".

DW recomienda