Alemania: un Parlamento a la espera | Alemania decide | DW | 17.11.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Alemania: un Parlamento a la espera

Debido al largo período de negociaciones para formar un gobierno de coalición tripartita, el Bundestag está frenado, pero recurre a un truco para operar.

Bundestag, el Parlamento alemán, con sede en Berlín.

Bundestag, el Parlamento alemán, con sede en Berlín.

El Parlamento se ha reunido solo una vez desde las elecciones generales en septiembre pasado: con motivo de su reunión constitutiva del 24 de octubre. Ese día, los 709 diputados eligieron al veterano Wolfgang Schäuble como el nuevo Presidente del Parlamento. ¿Está el Parlamento conminado a la inactividad, aún cuando los diputados son elegidos directamente y no reciben órdenes ni dependen del Ejecutivo?

A pesar de ello, la lenta formación de un gobierno está impidiendo el pleno funcionamiento del Bundestag: la mayoría de los diputados quiere esperar y ver quién obtiene qué puesto ministerial y cómo el nuevo gobierno reorganiza los ministerios a cargo de los temas clave como inmigración, mundo digital o energía.

Un comité para emergencias

Por lo general, las más de 20 comisiones del Parlamento reflejan la distribución de personal acordada en las negociaciones para la formación de la coalición. He aquí la fuente del problema: mientras el nuevo gobierno no sea establecido, el Bundestag no tiene la guía de instrucciones para conformar las comisiones.

Por estos días tienen que ser prolongadas seis misiones de paz del Bundeswehr en el exterior. Operaciones que requieren de aprobación parlamentaria. Para estos casos se forman gremios que asumen el trabajo, recomiendan y dirigen el funcionamiento del Bundestag. El próximo martes, durante la segunda reunión del pleno desde su sesión inaugural, el Bundestag instalará por ello una especie de "super comité”, llamado "Comisión Principal", a la que pertenecerán 47 miembros de todos los partidos políticos y tendrán a cargo el asesoramiento de cosas urgentes como la extensión de las operaciones del Bundeswehr en el norte de Irak, Afganistán y en Mali.

"Aquí es donde palpita la democracia"

Tras las elecciones de 2013, el Bundestag estuvo en una situación similar: las negociaciones de la coalición CDU/CSU y SPD tomaron tanto tiempo que el Parlamento tuvo que elegir, por primera vez en su historia, un "super comité".

Mientras todas las demás fracciones han aceptado la situación, el partido La Izquierda exigió constituir los cuatro principales comités técnicos, como defensa y exteriores, de inmediato, toda vez que estos no tendrían nada que ver con la formación de la coalición. "Ya fuimos elegidos. Así que debemos empezar a trabajar", dijo Jan Korte, jefe de la fracción parlamentaria La Izquierda. Una petición que fracasó.

Y eso, a pesar de que el llamado del anterior presidente del Parlamento, Norbert Lammert, iba en esa dirección: "El Bundestag no debe tener ningún complejo de inferioridad frente al Ejecutivo, porque aquí es donde palpita el corazón de la democracia".

Nina Werkhäuser (jov/vt)

DW recomienda