Alemania: un casi confinamiento para los no vacunados | Alemania | DW | 02.12.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Alemania

Alemania: un casi confinamiento para los no vacunados

La canciller federal en funciones, Angela Merkel, y los jefes de los Länder llegaron a un acuerdo: se aplicarán restricciones drásticas a las personas no vacunadas. La vacunación obligatoria es cada vez más probable.

Todos los participantes en la videoconferencia entre la canciller en funciones, Angela Merkel (CDU), y los jefes de los 16 estados federados, realizada este jueves, tenían claro que había que hacer algo, y rápido. Las cifras de contagio de coronavirus en Alemania son dramáticamente altas, aunque han descendido ligeramente por tercer día consecutivo. Según los expertos, eso se debe más a la sobrecarga de los responsables del registro que a un descenso real. En los hospitales, la situación es cada vez más precaria. Hace tiempo que los pacientes de las regiones sobrecargadas se trasladan a otros estados federados.

Merkel, visiblemente agotada

Visiblemente agotada, Merkel compareció ante la prensa con su sucesor designado, Olaf Scholz, del SPD, tras casi cuatro horas de negociaciones en Berlín. Probablemente por última vez, tras innumerables reuniones de este tipo con los jefes de los Länder. Habló de un necesario "acto de solidaridad nacional". Los pacientes, los médicos y las enfermeras de las clínicas debían ser relevados inmediatamente: "Pueden ver en las decisiones que hemos entendido que la situación es muy grave".

Esto se está convirtiendo en una norma en todo el país: admisión solo para los recuperados y vacunados.

Esto se está convirtiendo en una norma en todo el país: admisión solo para los recuperados y vacunados.

En concreto, las decisiones suponen restricciones drásticas para las personas que aún no se han vacunado contra el coronavirus: en futuro, solo las personas vacunadas y recuperadas tendrán acceso a los comercios minoristas, como los grandes almacenes o las boutiques. Los ciudadanos no vacunados solo podrán ir a comprar a las tiendas para las necesidades diarias, como supermercados, farmacias o droguerías. Incluso las visitas a las instalaciones culturales y de ocio solo serán posibles para los que se hayan recuperado y los que se hayan vacunado, incluidos los mercados navideños que todavía se celebran.

Asociación de médicos de cabecera: "Debería haber venido antes"

En las regiones con tasas de infección especialmente elevadas, las discotecas y los clubes pueden cerrarse por completo. Por el momento, se trata principalmente de regiones de los estados federados del este y de Baviera. Las reuniones privadas, incluso en público, a las que asistan personas no vacunadas, se limitarán a las personas de la propia casa y a máximo dos personas más. Medidas que, sin embargo, llegan al menos dos meses tarde, según Wolfgang Kreischer, presidente de la asociación de médicos de cabecera de Berlín y Brandeburgo. Kreischer declaró el jueves a DW: "Al final del verano, todo el mundo pensó que se había acabado. Todo el mundo volvió a acudir a los eventos, y el hecho de que se celebraran partidos de fútbol con 40.000 espectadores me resulta inexplicable. Eso dio a los ciudadanos una sensación de seguridad para la que no había ninguna base".

Pacientes de COVID son trasladados de Dresde a Bremen.

Pacientes de COVID son trasladados de Dresde a Bremen.

La vacunación obligatoria es cada vez más probable

Otro tema de debate fue la posible exigencia de vacunación general para todos los habitantes de Alemania, que Scholz también había defendido recientemente. El probable próximo canciller federal se había mostrado a favor de que el Bundestag votara sobre la cuestión y que cada diputado fuera libre de votar a conciencia. Según una encuesta del portal de noticias "watson", se perfila una mayoría favorable a tal medida. De los 229 diputados encuestados, 155 estaban a favor, 50 en contra de la vacunación obligatoria y 24 aún estaban indecisos. La resolución de la reunión de la canciller con los ministros presidentes establece que la vacunación obligatoria puede llegar "tan pronto como se garantice que todos los que van a ser vacunados también puedan serlo con prontitud, es decir, a partir de febrero de 2022 aproximadamente". Merkel, que lo había rechazado durante mucho tiempo, habla ahora también de que la vacunación obligatoria es "necesaria". Se espera que la semana que viene el Bundestag se pronuncie sobre la vacunación obligatoria del personal de las residencias de ancianos, por ejemplo. El intenso debate sobre este tema es, sin duda, también una razón por la que el número de vacunaciones aumenta cada día. El miércoles se vacunó a casi un millón de personas en Alemania.

(gg/ers)

Ver el video 04:50

Alemania: un país en pandemia

DW recomienda