Alemania tendrá una “universidad del fútbol” | Deportes | DW | 24.03.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

Alemania tendrá una “universidad del fútbol”

La Federación Alemana de Fútbol le ha dado luz verde a un ambicioso proyecto para asegurar la calidad del balompié teutón: la Academia DFB, una “universidad” que construirá en Fráncfort e inaugurará a finales del 2018.

La Academia DFB (siglas de la Federación Alemana de Fútbol) está llamada a ser el corazón y el cerebro del fútbol germano. Sus instalaciones serán consideradas el hogar de la selección nacional, y desde allí se trabajará básicamente en su beneficio, tanto en los aspectos deportivos, como administrativos, logísticos y estratégicos.

“Este es el proyecto del siglo, él nos ofrece la oportunidad de desarrollar nuestro fútbol, de renovarlo e innovarlo en las próximas décadas. Eso es lo que haremos con mucha convicción y decisión. ¡Vamos a construir el futuro!”, comentó entusiasmado Wolfgang Niersbach, presidente de la DFB, el nacimiento de la Academía, que se empezará a edificar en el 2017 en las 15 hectáreas que la ciudad de Fráncfort ha cedido para tal fin.

Un sueño hecho realidad

La idea de crear la Academia DFB ha estado en la cabeza de los más importantes funcionarios del fútbol alemán desde hace ya varios años. Poco antes del Mundial del 2006 el liderazgo del proyecto lo asumió el gerente de la selección nacional Oliver Bierhoff, quien ahora ve como se hace realidad el sueño de tener un lugar en el que es posible cumplir “nuestra meta: progresar continuamente”.

La Academia será una verdadera “universidad del fútbol”. Allí se capacitará a los entrenadores de la Bundesliga, se impartirán los cursos de formación y actualización a los árbitros, y se debatirán en seminarios y distintos eventos educativos las novedades tácticas y estratégicas del balompié internacional, y la forma de asimilar esas enseñanzas a nivel local.

Pero en el centro de todo este trabajo estará la selección alemana, que contará en la Academia DFB con una sede oficial propia. Pensando en ella se construirá, -por un valor de 50 millones de euros-, un centro de alto rendimiento con la más moderna dotación para mejorar la condición física de los jugadores. Cada uno de ellos tendrá allí la posibilidad de ser acompañado por profesionales de diferentes campos (médicos, masajistas, nutricionistas, etc) que velen por su bienestar.

Además, el equipo nacional absoluto no será el único que podrá disfrutar de las comodidades que ofrecerá la Academia DFB, entre las que se cuentan gimnasios, canchas y centros de rehabilitación. La sede está pensada para albergar a todas las selecciones alemanas sin importar las categorías de edad o genero. “Emocionalmente será nuestra casa, simbólicamente representará la unidad del fútbol alemán”, aseguró el entrenador alemán Joachim Löw.

Uno de los cambios más significativos que implica la creación de la Academia DFB, siguiendo el modelo francés del internado élite Clairefontaine en Yvelines, en las afueras de Paris, es la centralización en la búsqueda y educación de jóvenes talentos, algo que hasta ahora en Alemania se manejaba a nivel regional.

Aquí, donde hoy funciona el hipódromo de Fráncfort, será construida la Academia DFB.

Aquí, donde hoy funciona el hipódromo de Fráncfort, será construida la Academia DFB.

Fráncfort, centro del fútbol alemán

No fueron pocas las ciudades que postularon su nombre para convertirse en la sede de la Academia DFB. Colonia, Duisburg, Hamburgo, Múnich, y Essen fueron las más activas en la promoción de su candidatura. Al final el proyecto le fue otorgado a Fráncfort, donde la Federación Alemana de Fútbol tiene sus oficinas administrativas.

La capital financiera de Alemania ofreció las mejores condiciones a la DFB al cederle por 99 años uno de los terrenos más grandes y céntricos de su desarrollo urbano. La academia se construirá como vecina del estadio, a apenas un par de kilómetros de la sede actual de la Federación, y en un campo también lleno de mucha historia, pues allí se venían celebrando desde hace 150 años las carreras de caballo. El hipódromo tendrá que recoger sus trastos en el 2015, cuando definitivamente la equitación le entrega su espacio al fútbol.

El alcalde Peter Feldmann justificó la generosa oferta de Fráncfort diciendo: “Nuestra ciudad se siente como la casa del fútbol alemán, y queremos que eso siga siendo así por muchos años”. Por lo menos durante el próximo siglo va a ser así.

DW recomienda

Publicidad