Alemania se enfrenta a cambios radicales | Alemania | DW | 02.06.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Opinión

Alemania se enfrenta a cambios radicales

Con la renuncia de la líder del Partido Socialdemócrata (SPD), las elecciones anticipadas son cada vez más probables y, por lo tanto, un final temprano de la era Merkel, opina la jefa de redacción de DW, Ines Pohl.

Los resultados de las elecciones europeas de hace una semana han provocado un terremoto en la política alemana y su efecto devastador es ahora visible. El anuncio de la líder del Partido Socialdemócrata (SPD), Andrea Nahles, de renunciar a sus cargos de líder parlamentaria y de partido es mucho más que un problema interno de los socialdemócratas alemanes. Es igualmente un símbolo del estado en el que se encuentran el SPD y el partido de Angela Merkel, la Unión Demócrata Cristiana (CDU). Desde la fundación de la República Federal de Alemania, los dos principales partidos han puesto a los cancilleres alternativamente y en diferentes coaliciones.

Ambos partidos carecen actualmente de personal y del aplomo programático necesario para poder asumir una verdadera responsabilidad de liderazgo.

Imagen débil de la nueva jefa de la CDU

Primero, la CDU: dado que Angela Merkel renunció a la presidencia del partido –forzada por el mal desempeño de su CDU en las elecciones estatales–, las luchas internas dentro del partido están fuera de control. La nueva líder del partido, y potencial sucesora de Merkel, Annegret Kramp-Karrenbauer, es una figura más que desafortunada. Su cercanía al ala derecha de la CDU durante la campaña electoral europea no benefició al partido, sino todo lo contrario.

Y aún más serio fueron los problemas que surgieron a raíz de sus críticas a un youtuber, quien, previo a las elecciones europeas, había arremetido contra los dirigentes conservadores alemanes. Del mismo modo, su intento de demostrar dureza al llamar a una regulación más estricta en la red fue contraproducente. Todo esto daña no solo la imagen de Kramp-Karrenbauer, sino la de todo el partido y lo hace parecer anticuado, gastado y no apto para el futuro.

Ines Pohl Kommentarbild App (DW/P. Böll)

Ines Pohl, jefa de redacción de DW

El SPD busca su lugar

Para el SPD, la situación es aún más complicada. Durante seis años ha sido el socio menor en la gran coalición, sin poder realmente desafiar las inteligentes acciones de la canciller. Ya sea el salario mínimo o el cuidado de los niños: en prácticamente todas las reformas impulsadas por el SPD, siempre fue Merkel quien pudo reclamar los créditos políticos. Sobre el problema fundamental de encontrar un lugar en el panorama político alemán –en el que una CDU liberal ocupó muchos temas clásicos del SPD–, los socialdemócratas no respondieron programáticamente, sino con debates entre los diferentes grupos y siempre con nuevos líderes.

Ahora, después del anuncio de la líder del SPD, todo es posible. El SPD ha alcanzado un punto tan bajo que hay muchas voces que solo quieren poner fin a este horror llamado gran coalición, sin importar lo que cueste.

Un futuro incierto

Y eso es peligroso. ¿Qué sucederá si realmente se convocan elecciones parlamentarias anticipadas este año? Ni el SPD ni los conservadores tienen actualmente personal sobresaliente convincente.

Ninguno de los partidos tiene un programa electoral que ofrezca respuestas a las preocupaciones actuales de los ciudadanos. El tema de la protección del clima es solo una de las preocupaciones, incluso si en este momento es el más fuerte.

Ahora, Alemania está asentada firmemente en terreno democrático. E incluso con nuevas elecciones no habría peligro de que los nacionalistas de derecha o los populistas ganaran las mayorías gubernamentales. Esas son las buenas noticias para Alemania en estos tiempos turbulentos.

Papel de Alemania en el mundo

En vista de la importancia que tiene Alemania en la situación mundial actual, no se debe permitir que ni las luchas internas ni las intrigas de los partidos políticos determinen qué ocurrirá en los próximos días. Tanto el SPD como la CDU deberían tomarse su tiempo ahora. No hay que tomar decisiones rápidas, hay que sacar las conclusiones correctas: este debe ser el lema. Solo si los que están a cargo piensan en las futuras consecuencias políticas y no en la preservación del poder hoy, Alemania puede mantenerse políticamente estable y como un socio confiable para sus aliados internacionales.

(few/rrr)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda