Alemania sale a la búsqueda de América Latina | América Latina | DW | 28.05.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

América Latina

Alemania sale a la búsqueda de América Latina

Alemania quiere volver a trabajar más estrechamente con América Latina. Pero la iniciativa también muestra que Alemania ha descuidado la región durante demasiado tiempo.

Andreas Renschler, gerente de VW y presidente del Comité de Negocios con América Latina del empresariado alemán, describe – sin pelos en la lengua – el estado de las relaciones económicas germano-latinoamericanas: "La economía alemana está perdiendo la conexión con América Latina”. Y se pregunta para dar él mismo la respuesta: "¿Es suficiente nuestro compromiso en la región? ¡No!” Dicho en cifras: solo el 2.6% de las exportaciones alemanas van a América Latina.

Alemania se ha dormido en los laureles y ha demostrado poco valor para innovar. La etiqueta "Hecho en Alemania" todavía tiene su peso, pero Alemania puede perder la competencia global, mientras el Lejano Oriente está cada vez más despierto.

"China ha invertido más de 75 mil millones de euros en América Latina durante los últimos diez años, a los que se suman préstamos por 150 mil millones de euros", indica Andreas Renschler. Mientras tanto, Alemania claramente no le presta la suficiente atención a América Latina. "Necesitamos urgentemente una estrategia a largo plazo en conjunto con la esfera politica. ¡Nada de flores de un día, por favor!", reclama el ejecutivo alemán.

"América Latina ha estado fuera de nuestro foco por mucho tiempo", admite el ministro alemán de Relaciones Exteriores. Hace un mes, Maas visitó Brasil, Colombia y México, y ahora quiere revivir en Berlín las relaciones largamente descuidadas con 20 cancilleres de la región.

"No creo ser el único que ha notado que tras el interés de China en América Latina de financiar de proyectos de infraestructura, está el plan de aumentar su influencia política, algo que no le gusta a todos". Algunos buscan alternativas y desean recibir más ofertas de Europa, dijo Maas a DW.

¿Es solo cuestión de que Alemania "recupere su lugar histórico en la región"?, como lo expresó el ministro argentino de Relaciones Exteriores, Jorge Faurie. ¿O se trata de que Alemania asuma, al fin, la pela por América Latina con China, como lo pide Joe Kaeser, gerente de Siemens?

Alemania quiere relanzar también las relaciones con América Latina. De ahí la decisión de "colocar a América Latina y el Caribe en un lugar más alto en la agenda de la política exterior alemana", explica Maas.

Maas apuesta por el multilateralismo

La idea del ministro de Relaciones Exteriores alemán es muy simple: juntos, Europa y América Latina suman 62 países con mil millones de personas. Ciertamente un factor en la política internacional, teniendo especialmente en cuenta que Alemania asumió en abril un escaño en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que ocupará por dos años. A  ese foro, Maas quiere llevar temas prioritarios como los derechos humanos, la migración y la protección del clima.

"En un mundo donde la ley de los más fuertes puede reemplazar la fuerza de la ley, Europa, América Latina y el Caribe solo pueden perder", señala Maas, refiriéndose a la agresiva política exterior de China, Estados Unidos y Rusia. Europa y América Latina no son superpoderes: "Así que, si queremos tomar parte en la toma de decisiones, necesitamos aliados".

Reservados empresarios alemanes

Los empresarios alemanes están seguros de que Heiko Maas encontrará puertas abiertas a su iniciativa. Pero Bodo Liesenfeld, director de la Asociación de América Latina e.V., critica también la falsa imagen que todavía existe de América Latina: "Muchos creen aún en Alemania que es un continente difícil y lleno de riesgos".

Presuntos riesgos que no han impedido que China avance, desde hace más de una década, en la construcción de refinerías, minas, e incluso centrales hidroeléctricas, especialmente en Venezuela, Brasil, Argentina y Ecuador. China ha expandido tan rápidamente su influencia que ahora es el socio comercial más importante en muchos países.

"Tampoco en China todo lo que brilla es oro”, destaca Reinhold Festge, presidente de la Iniciativa Latinoamericana de la Economía Alemana. Alemania puede ganar puntos con el cumplimiento de los estándares en derechos humanos y normas ambientales. "Además ofrecemos entrenamiento. Algo que los chinos no hacen”, enfatiza Festge.

América Latina debe unirse

Lo que queda claro es que Alemania y la Unión Europea deben pasar a los hechos: "Un acuerdo de libre comercio entre Mercosur y la Unión Europea sería una señal importante", dice Oliver Stuenkel, profesor de Relaciones Internacionales en la Universidad de Sao Paulo. Las hasta ahora fallidas negociaciones duran ya dos décadas.

La iniciativa de Alemania y la Unión Europea también le hace ver a América Latina la importancia de unirse, agrega Stuenkel. "El gran error en los últimos años siempre ha sido pensar a corto plazo y nunca pensar en los temas que le interesen a  toda la región". Solo si América Latina y el Caribe logran una unidad, van a ganar respeto geopolítico frente a Estados Unidos o China. El balance del experto en América Latina: "Entre 1995 y 2010 vimos que el crecimiento logró reducir la desigualdad. Las relaciones económicas con Europa pueden ayudar a estabilizar la región".

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

(jov/er)

 

DW recomienda