Alemania refrenda su apoyo a Colombia. | El Mundo | DW | 28.05.2002
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Alemania refrenda su apoyo a Colombia.

El Ministerio del Exterior alemán reitera la disposición de Berlín a respaldar el proceso de pacificación en Colombia una vez que se conozca el plan de gobierno del presidente electo, Álvaro Uribe.

Álvaro Uribe saluda a sus seguidores tras ganar las elecciones presidenciales.

Álvaro Uribe saluda a sus seguidores tras ganar las elecciones presidenciales.

En entrevista exclusiva con DW-online, el comisionado para Latinoamérica del Ministerio del Exterior alemán, Georg Boomgaarden, subrayó la necesidad de un Estado fuerte en Colombia, que proteja a la población civil frente a grupos armados ilegales. "Vamos a respaldar todo esfuerzo para pacificar Colombia. Sabemos que es un proceso largo y complicado –dijo-, pero Alemania, en el marco de la Unión Europea, seguirá apoyando las negociaciones de paz, así como los esfuerzos por el desarrollo económico y social del país andino".

Desafíos para Uribe

El presidente electo, Álvaro Uribe, tomará las riendas de un país que atraviesa uno de los peores momentos de su historia. La crisis económica colombiana es una de las más graves del continente, la lucha contra el narcotráfico sigue sin dar resultados satisfactorios y la espiral de violencia dejó un saldo de casi 200 muertos durante las últimas tres semanas. Tan solo en la matanza de Bojayá a principios de mayo, murieron 117 civiles.

Los comicios se realizaron en medio de una gran presión sobre los distintos candidatos y rodeadas de un temor generalizado de la población a posibles ataques terroristas. Ante este panorama, el diplomático alemán se mostró complacido por que las elecciones hayan transcurrido como lo hicieron, en una atmósfera de relativa normalidad a pesar de algunos incidentes. "Han sido unas elecciones democráticas y se han desarrollado de una forma mejor de lo que esperábamos, dijo".

Mano dura

Álvaro Uribe prometió en su campaña electoral ‘mano dura’ frente a los grupos armados del país, particularmente la guerrilla, y poner así fin a 38 años de conflicto armado; un desafío de no poca envergadura si se considera que en Colombia coexisten tres ejércitos ilegales, las organizaciones guerrilleras Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC, y el Ejército de Liberación Nacional, ELN, así como el grupo paramilitar Autodefensas Unidas de Colombia.

En total son unos 40 mil hombres armados, que se financian principalmente del narcotráfico, una actividad que ha hecho de Colombia el primer país productor mundial de cocaína y el segundo exportador de heroína.

Derecho a combatir a la guerrilla

Boomgaarden adjudicó a la guerrilla el fracaso del proceso de paz. "Para nosotros hay una culpa muy clara, de un 100% de parte de las FARC, que buscan una victoria con o sin guerra. Esa es la causa de que el proceso de paz no haya tenido éxito.

Ante esta situación el diplomático alemán dijo que es totalmente legítimo para todo país "democrático" del mundo, el combatir a una guerrilla, por vías democráticas. "Esto es tarea del Estado, reiteró, y no de grupos ilegales armados (paramilitares)".

Dado el grave problema de impunidad existente en Colombia, Boomgaarden calificó de urgente una reforma al sistema de justicia, área en donde el gobierno alemán, así como Organizaciones No- Gubernamentales germanas participan con financiamiento y asesoría técnica a través de distintos proyectos.

DW recomienda