Alemania, récord europeo de patentes | Economía | DW | 27.12.2004
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Economía

Alemania, récord europeo de patentes

Alemania fue el primer país de Europa y segundo en todo el mundo en cuanto al número de patentes en 2004. Las patentes europeas registradas alcanzaron este año un nuevo record.

Alemania a la cabeza de la ciencia y tecnología.

Alemania a la cabeza de la ciencia y tecnología.

Alemania lidera de lejos la lista europea de inscripciones en la Oficina de Patentes Europea. Fuera de las fronteras de la Unión, los germanos también pueden sentirse más que satisfechos. En todo el mundo sólo fueron superados por EE.UU.

En cuanto a las materias objeto de registro en la Oficina de Patentes, la química es la especialidad germana por excelencia, seguida por otras disciplinas como física, ingeniería, técnica de semiconductores o biotecnología.

Sobresaliente en investigación

Alain Pompidou, presidente de la oficina Europea de Patentes situó a Alemania a la cabeza en lo que a científicos e inventores se refiere. De las 7.079 entradas registradas como patentes en materia de biotecnología, 2.585 fueron fruto de la investigación estadounidense. Alemania fue la primera en

Europäisches Patentamt Logo

Logo de la oficina europea de patentes.

Europa con 1.369 seguida por Francia que ocupa el segundo lugar.

La investigación en Europa se mantiene al alza. En 2004, el número de registros aumentó más del 10%. Con este incremento, la cifra de patentes en Europa alcanzará un nuevo récord. Pompidou mencionó como causa de este aumento a la tendencia generalizada de las empresas que optan cada vez más por registrar su propiedad intelectual.

Sobre la comentada “fuga de cerebros” al extranjero en busca de mejores condiciones para la investigación, el presidente calificó las estadías fuera del país como una gran experiencia. Sin embargo, matizó que Alemania debería tomar medidas para recuperar a sus científicos con atractivas ofertas. Dentro del área europea, este problema pierde vigencia. Las fronteras comienzan a perder su importancia para la ciencia debido al auge de los centros internacionales de investigación.

Reformas necesarias

En comparación con los Estados Unidos, Pompidou matizó las diferencias entre ambos sistemas. Mientras que en EE.UU. las patentes son más baratas, el sistema no ofrece una protección legal tan grande como en Europa.

Greenpeace Demonstration vor Patentamt München

Protestas de Greenpeace contra las patentes de secuencias genéticas.

Por otra parte, Pompidou se mostró convencido de la necesidad de una reforma para agilizar el proceso. Los nuevos objetivos de la reforma serían abaratar los costes del proceso y reducir el periodo de espera hasta una media de 36 meses. Esta reforma no significaría disminuir la calidad. La reducción de las tarifas y plazos más pequeños ofrecería a pequeñas y medianas empresas la oportunidad de poder registrar sus nuevos descubrimientos.

Pompidou también aludió a la reciente controversia levantada por la posibilidad de patentar secuencias genéticas: “El que únicamente describe la existencia de un gen, no debe recibir derechos en exclusiva. Sólo quien descubra la función y las aplicaciones médicas posibles de esta secuencia podrá ser titular de este derecho, siempre que se cumplan los requisitos de aplicación industrial y novedad”.